Actualizado 23/07/2021 13:11 CET

Ideas para sacar el mayor partido a los cuentos infantiles

La ciencia de los cuentos infantiles
La ciencia de los cuentos infantiles - ISTOCK

Puede que os haya pasado: ir a buscar un cuento para vuestros hijos y pasar la tarde entera mirando libros sin saber cuál elegir. ¡Hay tal variedad! ¿Qué debemos tener en cuenta?

Estamos acostumbrados a que, si vamos acompañados de nuestros hijos a comprar libros, suelan dejarse influir por los dibujos de las portadas o anuncios publicitarios. Alguna vez puede estar bien, pero es importante guiarles un poco en su elección. Por eso, a la hora de elegir una lectura, hay varios factores a tener en cuenta:

- Los gustos del niño. Para animarle a la lectura es importante tener en cuenta los temas que le atraen más, aunque no debemos centrarnos solo en uno que le encante y llenar su biblioteca de cuentos de dinosaurios, por ejemplo. En la variedad está la riqueza.

- Si es un cuento para que lo lea él. Si es así, el texto debe estar bien redactado y adecuado. ¡Ojo! no todos lo están. Me ha tocado leer cuentos en clase o a mis hijos que no había por dónde cogerlos y los hemos tenido que redactar de nuevo en base a los dibujos que veíamos para encontrarle sentido a las frases.

- Las ilustraciones también cuentan. Hay padres que se quejan de que los niños solo miran los dibujos y no leen. Tranquilos, las ilustraciones le harán fijarse en los detalles, a concentrarse, también pueden ayudar a trabajar la expresión oral y a desarrollar el gusto por el arte, la pintura y la creatividad.

- Si queremos reforzar una emoción o un valor. A través de los cuentos se pueden trabajar muy bien valores como el compañerismo, la amistad o emociones como la tristeza, el enfado, etc. Podemos buscar libros especializados que nos ayuden.

Artículo relacionado:
- ¿Qué nos cuentan hoy los cuentos?

¿Cómo sacar mayor partido a un cuento?

1. Deja que tu hijo se familiarice con el cuento, que lo vea, lo ojee, lo toque...

2. Leedlo juntos: estrecha mucho los lazos afectivos y ayuda a conocer mejor a los hijos.

3. Deja que te cuente qué le ha parecido, que dialogue sobre su contenido, sus dibujos, etc. No le dirijas; deja que sea él quien saque sus propias ideas del cuento.

4. Deja que lo disfrute a solas durante un tiempo.

5. Extraed todo el potencial educativo del cuento. Poco a poco, sin prisas, sacad juntos todo el contenido educativo y formativo, exprimiendo al máximo la lectura y descubriendo el gran tesoro que es tener un cuento.

Un buen cuento puede tener tanto contenido educativo como una tableta. Lo que pasa es que a veces no lo sabemos valorar en toda su grandeza o encontrar todo su potencial. Estamos en una sociedad en la que prima la tecnología, pero en edades de 0 a 8 años deberían importar más el juego, la lectura, la observación del entorno, actividades físicas y alejarlos de las niñeras tecnológicas.

Un cuento, un tesoro

Un cuento no se reduce a unas hojas con un poco de texto y unos dibujos, un cuento es un "tesoro", pero esto lo descubrirán nuestros hijos si así se lo presentamos, si les ayudamos a sacar todo el jugo que pueden darnos los libros, si nos ven emocionados a la hora de contárselos o leérselos.

Como siempre, es importante el ejemplo que los padres les demos, si les decimos: "Ahora, un ratito de lectura" y ven que nos ponemos a mirar el móvil, estamos dando mal ejemplo y puede que no consigamos nuestro objetivo.Cuando era pequeña había un eslogan que decía "un libro es un tesoro", pero se quedó grabado en mi pensamiento, porque tenía toda la razón del mundo. Cada libro esconde un motón de aventuras y de enseñanzas que nos ayudan a ser felices, a soñar, a reír y a temer, a disfrutar, a saciar nuestra curiosidad, a madurar y a vivir.

Trucos para educar buenos lectores

1. Visita bibliotecas públicas donde podáis ojear y leer cuentos. Enséñales a respetar las normas.

2. Recuerda que las librerías no son espacios para pasar la tarde, para ello están las bibliotecas.

3. Enseña a tus hijos a tratar con cuidado los cuentos, no son juguetes.

4. Enseña a tus hijos a compartir sus cuentos con sus amigos, es una forma de trabajar la generosidad y ampliar su lectura.

5. Crea en tu hogar un rincón lector, con una biblioteca y enseña a tus hijos a ordenar los cuentos en un sitio fijo.6. Acostumbra a tu hijo a valorar un cuento como un gran regalo.

Cristina Gil Gil. Autora del libro La profe responde y del blog Ideas para crear y disfrutar

Te puede interesar:

- El poder de los cuentos para niños

- Cuentos infantiles, ¡cuéntame un cuento!

- 15 cuentos infantiles actuales y preciosos para tus hijos

- Érase una vez... un cuento: tradición y fantasía

Contador