Actualizado 26/01/2022 13:34

Andrés Martín y Teresa Oller: "el medio interno de la madre se puede modificar para que el bebé se desarrolle más sano"

Archivo - Entrevista a Andrés Martín Asuero y  María Teresa Oller
Entrevista a Andrés Martín Asuero y María Teresa Oller - ANTONIO NAVARRO WIJKMARK 

En el embarazo, la actitud es muy importante: podemos hacer mucho para mejorar nuestro bienestar y el del bebé si resolvemos con serenidad nuestros miedos y exploramos la experiencia de forma abierta, calmada y amable. El mindfulness es una de las mejores herramientas para vivir un embarazo pleno, feliz y saludable.

Dos expertos, el doctor Andrés Martín Asuero y Mº Teresa Oller, son los autores de Maternalnente, un libro de mindfulness para un embarazo y crianza conscientes, y han desarrollado un exitoso programa de mindfulness para el embarazo en el Hospital Clínic de Barcelona, con el que podemos aprender a vivir esta etapa única con más presencia, salud y energía gracias a sencillas técnicas y ejercicios que también nos ayudarán a reducir el estrés, nos acompañarán durante el parto y el posparto, y fomentarán el vínculo con tu bebé.

Maternalmente: mindfullness para un embarazo más feliz

¿Cómo influye lo que pensamos, lo que sentimos y nuestra actitud en nuestro bienestar físico?
La mente está asociada al cerebro y es el órgano que regula la salud del organismo, ya que puede facilitar la sanación y puede generar enfermedades. Eso lo sabemos desde que conocemos el efecto placebo. La salud del cuerpo pasa por la salud de la mente y la salud de la mente pasa por desarrollar una serie de hábitos y estrategias tanto de palabra como de pensamiento y acción que ayuden a la salud y al bienestar.

¿Todo eso puede trasladarse al bebé en gestación a través de la experiencia de su madre?
El bebé en gestación vive en un medio que es el cuerpo de la madre, que le aporta los nutrientes necesarios para su desarrollo, pero también en el cuerpo de la madre están las hormonas y los efectos de los pensamientos de la madre. Si ésta tiene mucha ansiedad porque está en ciclos de rumiación y anticipación sobre las preocupaciones del embarazo u otros aspectos de la vida, esto va a llegarle al bebé y éste está sumergido en la ansiedad de la madre y va a vivir esta ansiedad como si fuera suya porque comparten el mismo medio interno. Por otra parte, si la madre desarrolla un buen descanso, bienestar y armonía interna, el bebé va a vivir en ese medio. Lo que hemos visto en el estudio que hicimos en el Hospital Clinic de Barcelona, de donde sale la experiencia de este libro: el medio interno de la madre se puede modificar para que el bebé se desarrolle más sano.

¿Cuáles son las claves que toda mujer que desea tener un bebé debería saber para vivir un embarazo con plenitud? ¿Cuáles son esos beneficios probados científicamente?
Hay dos claves: la primera sería la importancia del autocuidado, es decir, desarrollar estas rutinas o hábitos que te orienten hacia tu propio bienestar y el de tu bebé. Y la segunda es la conciencia de compartir ese cuerpo, donde uno se está desarrollando y el otro está creando las condiciones para que ese proceso natural se produzca y no haya problemas. Pero, también es importante crear el vínculo con el bebé, que favorece la naturaleza en el parto a nivel hormonal, aunque este vínculo se puede establecer durante el embarazo también.

¿Qué es el mindfulness? ¿Cómo nos puede ayudar?
El mindfulness ayuda a crear rutinas de salud en las personas y en las familias. Hasta ahora las intervenciones más conocidas de mindfulness estaban en personas que tienen estrés, con un programa MBSR de 8 semanas de reducción de estrés y ahora también se ha empezado a usar en los colegios con los programas de mindfulness para niños. Nosotros hemos ido al origen de las cosas, que es el embarazo, y gracias a una invitación del equipo de ginecología del Hospital Clinic de Barcelona, hemos estado 3 años en un programa de investigación viendo la aplicación del mindfulness en el embarazo para que una mujer desarrolle una rutina de autocuidado y empiece a generar un vínculo con su bebé sano para la madre y para él a partir de la semana 20.

Al principio del embarazo, sobre todo, es más fácil encontrar situaciones en las que el cuerpo va por un lado y la cabeza por otro. ¿Qué hacer reconectar y para poner en consonancia cuerpo y emociones en el embarazo?

Lo interesante de esta separación entre el cuerpo y la mente radica en la atención.

Una forma de unir mente y cuerpo es llevar la atención hacia el momento presente.

El embarazo es un momento extraordinario para poder hacerlo, porque cuando el bebé cuando se mueve es como una pequeña llamada para que lleves la atención hacia el momento presente y lo que está sucediendo en el cuerpo.

¿Cómo puede afectar el estrés a la mujer embarazada y a su futuro bebé durante la gestación?
Es importante conocer qué estrés tiene la persona antes del embarazo porque el embarazo es una circunstancia estresante de por sí, en el sentido de que cambia tu medio interno y además te lleva a una serie de expectativas de cómo será el proceso. Cuando las mujeres dan a luz más tarde, desarrollan más expectativas y sus vidas se van haciendo más complicadas, los niños son más deseados y eso aumenta el estrés. En el programa Maternalmente sacamos todo eso a la luz para que cada persona reflexione sobre cuáles son las causas de su estrés y si está reaccionando a ello o respondiendo, es decir, eliminando el estrés en parte.

¿Qué es lo que propone Maternalmente para reducirlo o mitigarlo en la medida de lo posible?
A veces, la causa del estrés no la puedes eliminar: puede ser una causa de salud, familiar o económicas. Pero siempre te puedes cuidar y prevenir el estrés y sobre todo evitar que el estrés genere un estado desgaste físico y psicológico y tenga un impacto en el proceso de gestación. En el programa trabajamos para que la mujer sepa que esto está en tus manos.

Estar más sensible, sentir ganas de llorar por cualquier cosa, estar de mal humor... son emociones que forman parte de esa montaña rusa del embarazo, ¿cómo nos puede ayudar el mindfulness a mejorar este vaivén hormonal?
Los altibajos emocionales del embarazo dependen por un lado del coctel hormonal, presidido por la progesterona que activa la amígdala y nos pone en alerta frente a los peligros, y por otro lado está el proceso de adaptación a los cambios que podemos vivir con miedo, con preocupaciones... o la adaptación en el contexto familiar donde aparecen las suegras, las madres... la redistribución de las tareas domésticas y del entorno laboral. Mindfulness nos puede ayudar a regular las emociones a través de ejercicios como las respiraciones, que nos ayudan a calmar el cuerpo y la mente y nos permiten recuperar el equilibrio, de forma que podamos vivir todo eso sin que nos desborde.

Maternalmente es un entrenamiento de adaptación profunda al embarazo.

Sabemos de la importancia de la alimentación materna en el embarazo, sin embargo, ¿en la práctica cómo podemos sobrellevar los ataques de hambre, los antojos y la predilección por ciertos alimentos que igual no deberíamos probar?
Hay que distinguir entre el hambre físico y el hambre causado por la ansiedad. En un caso, el hambre nace de una necesidad de energía y nutrientes, y en el otro como parte de un pensamiento rumiativo o catastrofista, y por otro lado una mayor conciencia de lo que comes y del efecto que va a tener en el desarrollo del bebé. Por eso proponemos unas pautas de alimentación que tienen que ver con una dieta sana.

El parto es el momento más esperado y genera mucha ansiedad. ¿Cómo pensar en el dolor como algo productivo para evitar que nos estrese?
Entender el dolor en el momento del parto te da una dimensión distinta. De hecho si nos acercamos al dolor en el contexto del parto desde el mindfulness vemos que es una sensación intensa que se produce en una parte del cuerpo cuando se estimulan unos nervios. Otra cosa es cómo tú vives ese dolor, si a esa sensación le añadimos una carga emocional, unos recuerdos… ahí es donde hay un potencial de sufrimiento muy grande y que se puede trabajar desde un punto de vista transformacional. Anticipar el dolor es la fuente del sufrimiento: quiero que me pongan la epidural, no lo quiero pasar… Con la atención plena pensando en que el dolor tiene un sentido natural necesario para alumbrar al bebé disminuye la carga de estrés en el parto.

En la vuelta a casa, establecer un vínculo con el bebé parece algo natural. Sin embargo, ¿cuál es la diferencia si lo hacemos con mindfulness?
Estamos midiendo si se puede prevenir la depresión posparto con mindfulness, pero los datos de este estudio están embargados todavía.

¿Cómo se puede aplicar el mindfulness a la educación de los hijos? ¿Cómo regularnos emocionalmente para crecer juntos?
Hay algunas estrategias que ya se están aplicando en los colegios como que los niños aprendan a regular sus emociones con las respiraciones o bien se están creando lugares donde los niños pueden acudir cuando están alterados hasta que puedan regularse. Tanto estas estrategias para practicar el mindfulness con los niños como poner nombre a las emociones para poder compartir lo que sienten les ayuda y en esto los padres deben ser un ejemplo. De esa forma, vamos enseñando a los niños a que los cambios que tienen en el medio interno pueden compartirse.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Coronavirus y embarazo: respuestas a todas tus dudas

- Mejora tus relaciones amorosas con 'mindfulness'

- Emociones desde el útero

- Mindfulness, los beneficios de la atención plena

Mindfulness: aquí y ahora

Para leer más