El cuidado de la piel en el embarazo: 10 consejos prácticos

Cuidados de la piel en el embarazo
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Durante el embarazo, tu cuerpo experimentará múltiples cambios a nivel inmunológico, endocrino, vascular y metabólico. La piel es particularmente susceptible a estas alteraciones, por lo que debes concienciarte de la importancia de protegerla. La variación en los niveles hormonales es la causante de una amplia gama de cambios que van desde las estrías y el acné, hasta el oscurecimiento de la piel. Es importante prevenir con tips de belleza premamá porque la mayor parte de los cambios desaparecen al poco tiempo del parto.

Los cambios que se experimentan en el embarazo tienen un origen hormonal, fisiológico, anatómico y mecánico (como por el acné y las estrías). Así, a lo largo de estos meses observarás como se oscurecen ciertas zonas de tu cuerpo, es lo que conocemos como "hiperpigmentación" de la piel. Las partes que suelen verse más afectadas son la areola mamaria y la línea alba, que es la que se encuentra entre los dos músculos del abdomen.

Por otra parte, también puede darse un cloasma gravídico, que son manchas que aparecen en los pómulos y en el labio superior. Además, no te extrañes si vuelves a tener acné provocado por la revolución de las hormonas y si aparecen las temidas estrías, debido al estiramiento de la piel por el aumento de volumen.

Artículo relacionado:
- Viste tu embarazo: elige ropa premamá con estilo

La piel en el embarazo: factores que acentúan y medidas que atenúan 

El cuidado de la piel en el embarazo

1. La hiperpigmentación. Se puede acentuar con la exposición al sol excesiva o sin protección solar, ya que se produce un aumento de melanina que nos hace más propensos a las manchas o al oscurecimiento de la piel.

2. Las estrías se acentúan con el inevitable aumento de peso y por una mala hidratación.

3. El acné. También es conveniente evitar una alimentación excesivamente grasa que podría acentuar el acné.

Dormir las horas necesarias (mínimo entre ocho y diez horas diarias) es una buena medida preventiva para el cuidado de la piel en general, así como hidratarse todo el cuerpo cada día con leche corporal y crema específica antiestrías en las zonas más expuestas al estiramiento, como son el la parte inferior del vientre, los glúteos, los muslos y el pecho.

Por otro lado, también debes procurarte una hidratación interior bebiendo mucha agua y quizá evitar ciertos alimentos que puedan acentuar estos cambios, como el betacaroteno de la zanahoria que aumentan la pigmentación, y al ser las embarazadas más fotosensibles, éstos pueden fomentar la aparición de manchas.

Las estrías, ¿desaparecen con el parto?

Las estrías normalmente son para siempre, aunque pueden mejorarse con tratamientos específicos constantes. El cloasma gravídico (pigmentación de la piel) puede desaparecer así como desaparece la línea alba, la pigmentación de la areola mamaria y el acné.

A algunas embarazadas les salen unos puntitos rojos, denominados "arañitas vasculares", debidas a la mala circulación, que no desaparecen con el parto.

10 consejos prácticos para cuidar la piel en el embarazo

1. Procura no exponerte al sol.
2. No tomes bebidas alcohólicas.
3. No fumes.
4. Intenta tomar poco café.
5. Descansa de 8 a 10 horas diarias.
6. Procúrate una alimentación rica en vitaminas y sales minerales.
7. Usa jabones neutros, no agresivos para la piel.
8. Hidrata las zonas comprometidas, con cremas específicas.
9. Date baños de agua fría si tienes problemas de circulación, sobre todo en las piernas.
10. Bebe al menos un litro y medio de agua al día.

Precauciones para que el embarazo no deje huella en tu piel

- Antes y después del embarazo es muy importante la hidratación para cuidar la piel, puesto que la piel tiende a "romperse" y a agrietarse.

- Durante el embarazo es necesario descansar lo suficiente para tener una mejor oxigenación de la piel, beber mucha agua y protegerse del sol.

- Fumar, beber alcohol, o tomar café son de por sí perjudiciales para el buen desarrollo del bebé, pero además afectan negativamente a la piel, efectos que se incrementan en este período.

- El mejor remedio casero es hacer una rutina de estos hábitos para cuidar un poco tu piel durante el embarazo.

- La nutrición influye mucho en la piel durante el embarazo, puesto que si no se lleva una dieta sana y equilibrada, es decir, si se toman muchas grasas, la embarazada será más propensa al acné o a las impurezas de la piel. Ciertas enfermedades, como la anemia, pueden manifestarse por una palidez en la piel. Todo va muy ligado, una mala alimentación siempre se refleja en la piel, disparando los cambios que de por sí ya sufre una embarazada.

Ana Aznar
Asesora: Sara Tornel. Matrona y colaboradora del Método Lenoarmi.

Te puede interesar:

- 10 cambios que experimentará tu cuerpo después del embarazo

- Tips de belleza premamá

- Dieta inteligente en el embarazo

- Manchas en la cara, ¿cómo disimularlas?

- Cinco grandes errores en los cuidados de la piel de la mujer

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.