Embarazada en Navidad: consejos de alimentación

Embarazada en Navidad
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto
correo

La Navidad es un momento crítico para la alimentación en el embarazo, ya que es una época que se caracteriza por un sinfín de celebraciones culinarias, llenas de excesos y cambios en los alimentos. Por tanto, estar embarazada en Navidad requiere hacer gala de una gran fuerza de voluntad para evitar comer todo lo que nos apetece o nos ofrecen las fiestas navideñas.

Las copiosas comidas y cenas de Navidad están inevitablemente ligadas al pescado y al marisco, que se presentan marinados, ahumados o en vinagre, y al embutido, sobre todo, al jamón curado. Si durante el embarazo es importante cuidar la alimentación, es muy importante no descuidarla durante las fiestas navideñas para evitar, sobre todo, consumir alimentos crudos, concretamente pescados y embutidos, lácteos no pasteurizados, y lo más importante, no probar el alcohol.

La alimentación de la embarazada en Navidad

Estos son algunos cuidados específicos que debes tener en cuenta en cuanto a la alimentación en el embarazo durante las celebraciones y fiestas navideñas:

-   La dieta debe ser variada y equilibrada, incluyendo hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Si fuese necesario, tu médico te puede recetar algún suplemento vitamínico o de hierro.

-   Si no eres inmune a la toxoplasmosis, debes ser cuidadosa con la higiene de los alimentos que consumes. Lava bien frutas y hortalizas, come la carne y los pescados bien cocinados y no ingieras embutidos (salvo que estén previamente congelados). Evita el salmón ahumado, tan típico de Navidad, así como patés y embutidos curados.

-   Asegúrate de que los lácteos que consumes están pasteurizados. Los quesos tipo brie no se deben incluir en tu dieta durante el embarazo.

-   No bebas alcohol, mejor nada que sólo una copita para brindar, ya que afecta al desarrollo neuronal de tu bebé y puede causar malformaciones. 

-   Evita la cafeína: la dosis máxima es de 200 mg, que son dos refrescos de cola o un café.

-   No olvides tomar el suplemento de ácido fólico, incluso antes de quedarte embarazada, puesto que un déficit puede provocar defectos graves del tubo neuronal del bebé.

-   Consume una cantidad adecuada de yodo durante la gestación. El yodo es el responsable de la síntesis de hormonas del tiroides. La ingesta debe ser de unos 200 microgramos al día. Alimentos ricos en yodo son los mariscos, las algas, los pescados, y la sal yodada, que se emplea en la cocina. Los pescados con mayor cantidad de yodo son la lubina, el bacalao y la perca.

-   Evita "comer por dos": una dieta adecuada con un ligero aumento de calorías basta (se recomiendan unas 2.200 Kcal/día).

Myriam Viudes. Matrona del Hospital La Milagrosa de Madrid

Te puede interesar:

- Embarazo semana a semana

- Primer trimestre del embarazo

- Segundo trimestre del embarazo

- Tercer trimestre del embarazo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.