Actualizado 22/02/2021 13:31 CET

¿Confundes los nombres de tus hijos? La ciencia te cuenta el porqué

¿Confundes El Nombre De Tus Hijos? No Te Preocupes No Eres El Único Y La Ciencia Te Cuenta El Motivo
¿Confundes el nombre de tus hijos? Dscubre por qué es tan habitual - ISTOCK

Una escena cómica a la par que común en los hogares con hijos es intentar llamar a uno de ellos y terminar pronunciando el nombre de otros. ¿A qué se debe esta confusión? ¿Falta de memoria, estrés o falta de atención? La ciencia tiene la respuesta tal y como indica el estudio publicado en la revista Memory and Cognition que destaca que todo se debe a la manera en la que nuestro cerebro almacena información.

De esta manera a la hora de guardar los nombres de las personas con las que nos relacionamos, nuestro cerebro las almacena por grupos. En uno quedaría, por ejemplo, nuestros amigos, en otro los compañeros de trabajo y en otro las personas con las que convivimos y otros seres queridos, e incluso las mascotas. De esta forma no es de extrañar que se produzca una confusión a la hora de extraer alguna de estas informaciones.

Mismo grupo social, posibilidad de confusión

Los datos de este trabajo revelan que la mayor confusión tiene lugar cuando una persona tiene que extraer los nombres de la misma "carpeta de información". Su cerebro considera todos estos datos de manera idéntica, dando como respuesta cognitiva, en ocasiones, el apelativo de otra persona. Es aquí cuando unos padres pueden decir el nombre de otro hijo sin darse cuenta.

Incluso, en el mismo grupo de amigos, puede darse esta situación ya que se pretende dar con una información enmarcada en el mismo grupo social que el resto. Los investigadores demostraron que dicha confusión tiene más posibilidad de suceder cuando los nombres pertenecen a la misma categoría de relación personal, confundiendo a esta persona con otra a la que se te tiene un trato idéntico.

David Rubin, profesor de psicología y neurociencias de la Universidad de Duke y uno de los autores de este estudio, indica que la confusión de los nombres es un error que se comete a menudo y que revela quiénes consideramos que forman parte de cada grupo de personas. Un resultado que difiere de aquellas posturas que afirman que este error procede de la similitud en la apariencia física.

El proceso de la 'confusión'

¿Y cómo llega nuestro cerebro a confundir un nombre por el de otra persona? Este es el proceso advertido:

- Se suelen confundir los nombres que están en la misma categoría, como en este caso podría pasar con los hijos.

- Se puede confundir el nombre de un familiar con el de una mascota, en general con el de un perro, porque estos animales están integrados en el hogar.

- No hay segundas intenciones en estos lapsus, ocurren en conversaciones cotidianas y sencillas.

- Los parecidos fonéticos en los nombres colaboran en la confusión.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Las 10 peores frases que los padres podemos decir a los hijos

Contador