Actualizado 03/11/2021 13:28 CET

Cómo hacer que los días sin cole no sean una pesadilla para las familias separadas

Vivir separados: ideas para pasar buenos momentos juntos
Vivir separados: ideas para pasar buenos momentos juntos - ISTOCK

Los festivos y los puentes, las vacaciones de Navidad o Semana Santa, pueden convertirse en un problema desagradable para muchos niños cuando sus padres están separados o divorciados. Mientras que para la mayoría son un motivo de celebración importante, ellos lo viven de forma diferente, ¿qué podemos hacer?

Durante una separación o un divorcio o incluso después, las tensiones y las situaciones familiares pueden ser tan amargas que tanto a los padres como a los hijos les cuesta dejar esos sentimientos a un lado.

El ambiente tenso puede convertir un día o una temporada de vacaciones divertido y memorable en un día de conflictos paternales que los niños recordarán como algo desagradable el resto de su vida.

7 consejos para evitar que los días de vacaciones sean una pesadilla

1. Compartir las vacaciones: los adultos deben dejar de lado cualquier enfado u otros sentimientos para estar bien delante de los niños. Los niños son más felices si ven que sus padres mantienen las normas de cortesía entre sí y merece la pena hacerles ver que sois una familia civilizada por el bien común. De esta forma, los padres demuestran que aman a ese hijo por encima de toda circunstancia. No importa lo incómodo sea a nivel personal para la pareja que se ha roto, lo importante en esos momentos y ante la presencia de los hijos, es mostrar respeto y educación.

2. Estar preparado: es necesario que los padres hablen entre sí lo antes posible para organizarse. Evitad dejar las discusiones para el último minuto.

3. No colocar a los niños en el medio de una discusión. Intentar influir en los hijos para un fin diferente al común no les aporta nada. Los padres deben tomar las decisiones entre ellos.

4. Se flexible y tratad de llegar a un acuerdo mutuamente aceptable. Demuéstrales a tus hijos que puedes cooperar y elaborar un plan acordado para que ellos tengan unos días sin colegio felices con cada uno de sus padres.

5. Informar a los niños sobre el plan, hacerles saber lo que sucederá les hará sentir más seguros y orgullosos de saber que sus padres pueden entenderse a pesar de las diferencias con resiliencia y superación: ¿Qué llevarán? ¿Dónde irán? ¿Qué amigos o familiares vendrán con ellos? ¿Quién estará allí? y ¿Mamá y papá discutirán? Por supuesto que no.

6. Toma fotografías y compártelas con tu ex pareja, será un gesto de buena comunicación.

7. Compartir con amigos. Déjadlos estar con los amigos que quieran para sentirse más seguros y en un entorno más ameno.

En resumen, los días sin colegio son momentos de celebración para muchos niños y es importante que los disfruten. Y además son una buena oportunidad para que los padres demuestren a sus hijos que pueden vivir separados encontrando motivos para pasar pequeños buenos momentos juntos.

Gabriela García González. Autora del nuevo libro para niños El poder de ser tu mismo, El Poder de Tu Resiliencia y de La Mejor Coach para tus Hijos ¡eres tú! €s una referente del Coaching para Niños y el Empoderamiento infantil y Femenino. Educadora, Experta en Desarrollo Personal integral, Conferencista internacional y Formadora de Emprendimientos desde el Ser para mujeres.

Te puede interesar: 

Los divorcios aumentan el fracaso escolar

- Fiestas infantiles seguras dentro de la nueva normalidad

- La separación de los padres y su impacto en los hijos según su edad

- Celebraciones familiares: el sentido de celebrar para los niños

- Cumpleaños infantiles a medida

Para leer más