Actualizado 19/11/2021 11:04 CET

Seguros de vida: la elección de proteger a tu familia

La relación entre el seguro de vida y la familia es directa
La relación entre el seguro de vida y la familia es directa - ISTOCK

Si hay algo que está por encima de la carrera profesional y de otras aspiraciones en la vida es la protección de la familia. La familia es algo "sagrado" para la mayoría de la población y todo lo que contribuya a su cuidado y a su protección es siempre bienvenido. Por ello, cada vez más personas deciden contratar un seguro de vida para proteger a los suyos en casos de que les ocurra algo.

La relación entre el seguro de vida y la familia es directa, pues los beneficiarios de estos seguros suelen ser los familiares directos en la gran mayoría de circunstancias. Detrás de la contratación de un seguro de vida siempre se encuentra la motivación de asegurar un futuro a la familia y a los seres queridos.

Una protección completa que aporta tranquilidad

Las coberturas de los seguros de vida aportan una gran tranquilidad a los asegurados, pues logran que su familia reciba interesantes beneficios e indemnizaciones en caso de que les llegara a pasar algo. Hablamos de indemnizaciones que garantizan el futuro a los hijos en caso de que los padres les llegara a pasar algo, fundamental para dejarles unas garantías mínimas de bienestar.

Este tipo de seguros de vida también suelen incluir otras coberturas que benefician directamente a la familia, como puede ser la indemnización por enfermedades o accidentes graves. Esto es muy importante cuando es el sostén económico de la familia el que tiene que dejar de trabajar porque ha sufrido una enfermedad de gravedad o un accidente que le impide trabajar.

Normalmente los seguros de vida también ofrecen otros servicios como el asesoramiento en materia legal a los familiares, atención psicológica personalizada si fuera necesario o coberturas adicionales por incapacidad permanente o absoluta, entre otras muchas. Los familiares reciben el 100% del capital asegurado en la póliza, además de otros beneficios como puede ser el anticipo de los gastos del sepelio si así lo necesitan los familiares o asistencia en materia notarial y vital.

También es posible ampliar la póliza en caso de que el asegurado sea diagnosticado con diversos tipos de cáncer, como el de cérvix uterino en las mujeres o el de próstata en los hombres. También muertes repentinas por infartos de miocardio y otros accidentes cerebrovasculares. Algunos seguros de vida también incluyen asesoramiento médico para resolver dudas o realizar consultas de salud tanto a los asegurados como a su familia.

Unas coberturas a veces desconocidas

Los beneficios de contratar un seguro de vida son evidentes pero existe una parte importante de la población que desconoce el buen número de coberturas que estos seguros incluyen. Las aseguradoras realizan grandes esfuerzos por dar a conocer sus seguros de vida y diseñan seguros de vida casi a la carta para que cada asegurado elija qué coberturas desea incluir y qué capital quiere asegurar en caso de que le ocurriese algo.

Según los últimos datos ofrecidos por el Estudio sobre el Sector Asegurador en España, hasta un 58% de los ciudadanos españoles carece de seguro de vida. Esto nos sitúa entre los países europeos con menos población asegurada con un seguro de vida, por detrás de países de nuestro entorno como Francia, Países Bajos o Alemania. Todo ello a pesar de que en la última década los seguros de vida han crecido en torno a un 30%.

Dar a conocer las coberturas de los seguros de vida y los beneficios para las familias es algo prioritario en la industria de los seguros. Las familias que disfrutan de un seguro de vida están más tranquilas de tener cubiertas sus necesidades y sus pagos en caso de que los sustentadores principales se vieran afectados por un fallecimiento repentino, un accidente o una enfermedad.

Gracias a los seguros de vida muchas familias han podido salir adelante después de accidentes traumáticos, de enfermedades inesperadas que surgen de un día para otro o de familiares que terminan con una incapacidad permanente y que ya no pueden trabajar y necesitan cuidados constantes en el hogar.

Los seguros de vida y las familias están estrechamente relacionados. Y es que es un tipo de seguro que se contrata pensando siempre en los demás y en dejarles ciertas garantías y un capital en caso de que ocurriera algo de forma repentina.

Marina Berrio

Te puede interesar:

- El drama del coronavirus, ¿y si el siguiente soy yo?

- 6 consejos para afrontar la enfermedad de un familiar

- Cómo explicamos que... mamá está enferma

Contador