Actualizado 16/10/2021 21:52 CET

Más del 70% de las mujeres mantienen su deseo de ser madres

La maternidad sigue siendo un deseo de las mujeres en España.
La maternidad sigue siendo un deseo de las mujeres en España. - ISTOCK

El actual ritmo de vida y las dificultades económicas han provocado un descenso en la natalidad en muchos países occidentales. ¿Quiere decir esto que las nuevas generaciones han renunciado a la idea de formar una familia? Ni mucho menos, y así lo indica el estudio Infinity Women, realizado por Chicco, en el que se han querido acercar a la visión que tienen las mujeres sobre la maternidad y su situación en la actualidad.

La realidad es que si bien no pueden tener un hijo, mucho más de la mitad de las mujeres en España mantienen su dese de convertirse en madres y tener un hijo. Si bien motivos económicos o la responsabilidad a asumir con la maternidad, así como otros miedos relativos al embarazo y el parto, hacen que muchas mujeres se planteen esta decisión, no renuncian a la idea de formar una familia y temer niños.

¿Por qué se retrasa la maternidad?

Los datos del estudio Infinity Women señalan como principales motivos para retrasa la llegada de un hijo las causas económicas (54,9%). la responsabilidad que supone durante toda la vida (49,7%) y el miedo al parto (49,7%). Estas son las tres primeras explicaciones que dieron las 1.000 mujeres que participaron en esta investigación, que también señalaron otras razones como el temor a no saber cuidar o educar bien a los niños (28,2%) y la falta de tiempo para dedicar a estas tareas (21,/7%). Hay que destacar también la ausencia de ayuda en la crianza (20,8%) o la renuncia a la carrera profesional (18,4%).

Si se les pregunta por qué no se deciden a tener un segundo hijo, y ampliar la familia, de nuevo la primera causa es la falta de recursos económicos (45,2% de las participantes), o la falta de tiempo para dedicar a un nuevo miembro (17,4%). En este contexto, dolo el 6,2% achaca esta decisión al desarrollo profesional y el 1,2%. Solo un 29,8% de las encuestadas niegan que existan motivos que les impida la llegada de un nuevo niño.

Aun en esta situación, el 78,4% de las mujeres que participaron en este estudio indicaron que no quieren abandonar su deseo de ser madres para dedicarse a su carrera laboral. Sin embargo, el 54.2% de las encuestadas rechaza la idea de decir adiós a su vida profesional. Y es que casi el 20% de las participantes indica que uno de sus principales miedos relacionados con el embarazo es despedirse de sus proyectos y el 43% afirma haber retrasado, o pensado en hacerlo, traer un hijo por motivos profesionales.

Consejos para conciliar

Maternidad y vida profesional pueden ser compatibles, siempre y cuando se sepa conciliar. Si bien gran parte de esta misión recae sobre empresas y Administración, las familias también pueden apostar por ello a través de acciones como:

- Saber construir rutinas. El día y sus horas son limitadas, por ello hay que aprender a organizarse de manera que en cada momento de tiempo a todo, incluso a aquellas labores que ayuden a mejorar profesionalmente.

- Todos ayudan. La carrera profesional solo la puede desarrollar la persona 1ue la esté cursando, pero el resto de miembros del hogar sí que pueden asumir su parte del trabajo en las tareas domésticas para que todas ellas no recaigan sobre uno de los padres.

- Evaluar y corregir. ¿La estrategia planteada no funciona? Siempre hay tiempo para su reformulación y el planteamiento de nuevos planes.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Estos son los países de Europa con más niños

- Las mujeres españolas son las que más tarde tienen a su primer hijo