El aceite de oliva virgen extra contra el cáncer de mama

Mujer, ensalada, aceite de oliva
THINKSTOCK

Los beneficios de la dieta mediterránea son casi incalculables. En multitud de ocasiones se ha demostrado que este estilo de vida tiene repercusiones muy positivas en las personas. En este sentido, un nuevo estudio ha demostrado que seguir una dieta mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra puede reducir el riesgo de sufrir cáncer de mama.

En concreto, este estudio realizado por investigadores españoles estima en dos tercios la reducción de posibilidades de sufrir esta enfermedad. Así, indica que por cada cinco por ciento de caloría procedentes de este tipo de aceite se reduce un 28 por ciento el riesgo de padecer un tumor de mama, una de las causas de muerte más frecuentes en mujeres.

Uso preventivo de la dieta mediterránea

El trabajo ha sido coordinado por la Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn) y ha tenido como conclusión el descubrimiento del valor preventivo de la dieta mediterránea contra el cáncer de mama.

"Es un hallazgo muy fuerte", ha asegurado el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública, Miguel Angel Martínez-González, que ha confesado que en pocas ocasiones "tenemos una noticia tan agradable que dar a la sociedad", ha indicado el que es también coordinador del estudio y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IDISNA).

Para llegar a esta conclusión, el trabajo, que ha sido publicado en la revista JAMA Internal Medicine, se ha basado en un seguimiento a casi 4.300 mujeres españolas durante una media de 4,8 años. Ahora bien, el trabajo no queda ahí: el siguiente paso es constatar estos resultados con otros trabajos que utilicen muestras de poblaciones más elevadas.

Asimismo, las siguientes investigaciones en este campo deberán determinar si es la ingesta por sí sola de aceite de oliva virgen la que disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de mama o si, por el contrario, es el consumo de este tipo de aceite, pero enmarcado en una dieta sana como la mediterránea, el factor determinante en dicha reducción.

Estudio con aceite de oliva virgen extra

Para realizar este trabajo, entre 2003 a 2009 se reclutaron 4.282 mujeres de entre 60 y 80 años que tenían un alto riesgo de enfermedad cardiovascular. Las participantes fueron divididas en tres grupos según el tipo de dieta que iban a llevar: una mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, otra en el que además del aceite se incluían frutos secos, y una tercera dieta basada en recomendaciones de reducir la ingesta de grasas.

Los resultados pusieron de manifiesto que las integrantes de los dos primeros grupos presentaban un riesgo de tener cáncer de mama hasta dos terceras partes menor al que se vio en el tercer grupo analizado, lo que lleva a los autores de este estudio a afirmar que el aceite de oliva virgen extra "es el único de los aceites de oliva con efectos antitumorales".

Para llegar a esta conclusión también se sometió a las participantes a análisis bioquímicos que demostraron que, tal y como creían, las mujeres de los grupos uno y dos habían consumido más aceite de oliva virgen extra que sus compañeras del grupo tres.

Otro escalón que quiere superar este grupo de investigadores consiste en analizar la relación entre el consumo de aceite de oliva y otros tipos de cáncer, por lo que estos expertos analizan ya otros resultados relativos a la ingesta del aceite de oliva virgen extra y el tumor maligno colorrectal, el de pulmón, próstata y estómago.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Resonancia magnética de mama para el diagnóstico precoz

- Las diez caras del cáncer de mama

- Contra el cáncer de mama, reduce el colesterol

- Beneficios para la salud del aceite de oliva

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.