Actualizado 15/01/2022 17:53

Adiós al mal comportamiento, consejos para mejorar la conducta de tus hijos

Estos consejos te servirán para resolver el mal comportamiento de los hijos.
Estos consejos te servirán para resolver el mal comportamiento de los hijos. - ISTOCK

El comportamiento de los hijos es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los padres. Todo aquel que tenga niños en casa sabe que en ocasiones su conducta no es la que desearía. Rabietas, malas contestaciones, riñas entre hermanos, desobediencia de normas... estos son solo algunos de los ejemplos que se podrían poner, Pero, ¿qué se esconde detrás de estas conductas?

Y, lo más importante, qué pueden hacer los padres para cambiar el mal comportamiento de los sus hijos. Tal y como indican desde el Hospital Sant Joan de Déu, lo primero es entender cuál es el origen de estas conductas para saber el origen de las mismas. ¿Es la situación lo que desemboca en estas actitudes? ¿O lo que se esconde detrás de todo es un mal hábito sobre el que hay que trabajar?

Causas habituales del mal comportamiento en niños

Estas son algunas de las causas más comunes del mal comportamiento entre los más pequeños:

- Necesidades básicas. La mayoría de niños son activos por naturaleza y no se puede esperar el mismo comportamiento que el de un adulto. Necesitan realizar ejercicio físico y cuando no queman esta energía, empiezan a comportarse de manera nerviosa. También los cambios en la rutina de los pequeños pueden ocasionar una mala conducta, una comida muy atrasada o la alteración del ciclo del sueño pueden ser propiciadores perfectos de una rabieta.

- Causas médicas o farmacológicas. A veces, no es que el niño se porta mal sin motivo, sino que padece algún dolor. En lugar de transmitirlo con palabras, manifiesta su malestar con o irritabilidad.

- Adquisición de un mal hábito. En ocasiones el mal comportamiento responde a una falta de autoridad que ha desencadenado en un mal hábito. El ejemplo más claro es que consigue lo que quiere después de una rabieta.

Cómo empezar a corregir el mal comportamiento

La estimulación es una de las mejores herramientas para corregir malos comportamientos en niños. Estas son unas claves para trabajar en este sentido:

- Un ambiente demasiado cargado de estímulos puede superar la capacidad de tus hijos para afrontar estas situaciones. Esto puede crearles confusión, manifestándose en signos de sobreexcitación y ansiedad.

- Por el contrario, una estimulación baja puede generar aburrimiento. En estos casos, es normal que los hijos reaccionen de modos que se podrían calificar como "mal comportamiento".

También se puede recurrir al refuerzo positivo para instaurar nuevos comportamientos que sean más aceptables:

- Recompensar los buenos comportamientos. Los buenos comportamientos deben traducirse en algo que el niño disfrute y valore como premio, desde un elogio, una muestra de cariño. Es importante mostrar gratitud con los niños y mostrarles que sus padres están orgullosos de sus logros. De esta manera, no sólo aumentará la probabilidad de que el buen comportamiento se repita, sino que se cimentarán unas bases de autoestima más fuertes.

- Ignorar los malos comportamientos. Es importante aclarar que los niños necesitan y desean atención por parte de los adultos. Por eso, la atención siempre funcionará como un reforzador positivo, aún si es utilizada de manera negativa, como en un castigo o reprimenda.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los problemas de conducta de los niños

- La conducta de los niños: problemas y trastornos difíciles de gestionar

Las emociones negativas en los niños

¿Cómo afrontar los trastornos de conducta en niños y adolescentes?