5 estrategias para evitar la sobreexposición infantil a las pantallas

ISTOCK

Las vacaciones están aquí. La mayoría de colegios han dado por concluido el año escolar el pasado 21 de junio y, para los padres, comienza la lucha de todos los veranos: cómo evitar que sus hijos se conviertan en esclavos de sus dispositivos.

Sin unas reglas claras, los niños jugarán a videojuegos, usarán Youtube, enviarán imágenes y videos, y estarán hasta altas horas de la noche en Instagram. Esta tentación digital, combinada con la falta de rutina durante los meses de verano, significa que los padres que quieran que sus hijos aprovechen las vacaciones deben tomar cartas en el asunto.

Enganchados a las pantallas

Independientemente de la edad de los niños, es vital enseñarles a tener una relación sana con la tecnología y adquirir habilidades y hábitos que los convertirán en ciudadanos digitales con experiencia.

Según un estudio de la Universidad de Illinois, demasiado tiempo online puede llevar a un aumento del ciberbullying, baja autoestima, depresión, aislamiento y ansiedad en niños y adolescentes. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recientemente clasificó el "desorden por gaming" como una nueva adicción, asociada a los jóvenes que pasan un número peligroso de horas jugando a videojuegos.

Artículo relacionado:
- Internet y niños en vacaciones: ¿barra libre de pantallas?

El peligroso tiempo de ocio de verano

5 señales de advertencia para detectar que los niños han estado demasiado tiempo expuestos a la tecnología:

1. Berrinches, resistencia a los límites del tiempo con sus dispositivos o negarse a permitir a los padres ver qué está haciendo con su dispositivo

2. Falta de sueño (que puede causar arrebatos de ira, mal humor, fatiga e incluso enfermedades)

3. Aislamiento y disminución del tiempo "cara a cara" con amigos y familiares

4. Quejarse sobre salidas familiares y rechazar invitaciones para participar en actividades

5. Perder interés en la actividad física

¿Cómo podemos evitar la sobreexposición infantil a las pantallas?

Cada familia tiene sus propios valores y estilos de crianza y, en consecuencia, cada una adoptará sus propias normas respecto al uso de la tecnología. Francisco Sancho, EMEA Partner Manager en McAfee, propone algunas estrategias sencillas para controlar el uso que los más pequeños hacen de las pantallas y empezar las vacaciones de verano con buen pie:

1. Dialoga y acuerda los límites. Considera cómo puede ser un día normal. ¿En qué momento se conectan los niños? Tal vez sea al recoger al niño del campamento, de la casa de un amigo, después de llegar a casa desde el trabajo o en los restaurantes. Acordar en familia cuándo se utilizan el móvil, la tablet o el ordenador puede ser una manera sencilla de evitar futuras peleas. Igualmente, establecer un toque de queda en los meses de verano puede ser muy útil, ya que, de lo contrario, es probable que los niños se lleven sus dispositivos a la cama y sigan navegando.

2. Presta atención al contenido. Establecer límites a los tiempos de uso de dispositivos no importa mucho si el contenido que ve tu hijo no es adecuado. Sería interesante preguntarse: ¿qué apps usa mi hijo o hija? ¿Son apropiadas para su edad? ¿Fomentan su interactividad? ¿Quién puede ver la actividad que realizan en estas plataformas?

3. Únete a su diversión. Una parte de enseñar a los niños a adquirir hábitos saludables de tecnología es tomarse el tiempo para entender su mundo digital. Cuando entienden que los límites no son para castigarlos y que la tecnología en sí misma no es mala, es más probable que comprendan los beneficios y se autocontrolen en el futuro. Coge un mando y deja que te enseñe a jugar a su videojuego favorito o muestra interés en sus filtros favoritos en Instagram.

4. Márcate unos objetivos de verdad. Si vas a limitar su tiempo con los dispositivos, usa el tiempo libre de las vacaciones para hacer cosas que os apetezcan a todos. Una buena idea es sentarse en familia y crear una lista de cosas que os gustaría hacer antes de que acabe el verano. ¿Más noches de cine? ¿Más tiempo en la playa? ¿Juegos de mesa? ¿Viajar? Sé realista y tómatelo en serio para aprovechar el tiempo al máximo.

5. De supervisar a enseñar. Las vacaciones te darán muchísimo tiempo libre con tu hijo o hija, con lo que no sólo es un buen momento para hacer un uso responsable de las tecnologías, sino también para enseñarle sobre asuntos más generales en materia de seguridad online. Es buen momento para hablar de la gestión de conflictos, la empatía, la resiliencia, la autoestima y la responsabilidad digital.

"Es fundamental que cada familia establezca sus propias reglas para hacer un uso sano de la tecnología, especialmente durante los meses de verano en los que todos disponemos de más tiempo de ocio. Sin embargo, no debemos olvidar que ésta nos ofrece una potente conexión de igual a igual y que, nos guste o no, es el canal principal de los niños para construir sus amistades, mantenerse al día y sentirse reafirmados," explica Francisco Sancho, EMEA Partner Manager en McAfee. 

Marina Berrio
Asesoramiento: Francisco Sancho, EMEA Partner Manager en McAfee

Te puede interesar:

- El uso de las nuevas tecnologías debería ser nulo hasta los 2 años

Cómo proteger a los hijos de los peligros de Internet

- Nativos digitales, una generación de hijos diferente

- El primer teléfono móvil de los niños: enséñales a usarlo

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.