Actualizado 22/07/2020 8:40:26 +00:00 CET

Niños con bicicleta propia: montar en bici, ¿a partir de qué edad?

A partir de los 2 años, los niños pueden aprender a montar en bicileta
A partir de los 2 años, los niños pueden aprender a montar en bicileta - ISTOCK

Hay que conseguir que los niños vayan cómodos en su bicicleta. A cada edad (talla corporal), le corresponde un tamaño concreto: es muy habitual ver familias en las que se le compra una bicicleta "para cuando crezca", sin tener en cuenta que cuando crezca, esas bicis ya no estarán de moda y querrá otro modelo (y se lo compraremos...) o se olvidará de su bicicleta, comprobando que no se encuentra cómodo.

Es posible que así, de primeras, pueda parecer un sistema más caro, pero yo prefiero comprar bicicletas de segunda mano adaptadas a mis hijas, que gastarme un dineral en una bici que, dentro de tres o cuatro años "le vendrá bien", aunque quizá entonces ya no la quiera.

A los dos años, es muy recomendable el piñón fijo (muchas de las bicis para esa edad lo traen): les permite centrarse en pedalear y maniobrar, y a la vez no tiene que ocuparse de los frenos, ya que enseguida comprueban que haciendo contrapedal se frena.

Más adelante ya se les puede añadir frenos, y ¡procurar que aprendan a usarlos! Las bicicletas con cambio para menores de 7/9 años pueden ser una complicación, ya que realmente no los usan, y sí que, en cambio, les dan problemas (roturas, saltos intempestivos de marchas, etc.). Una bicicleta de crío ha de ser, ante todo, sencilla.

Para que no se (ni te) aburran en la bicicleta

- Cuando los niños van en la silla, y para que no se aburran tanto (y no haya que parar tan a menudo), podéis atar algún muñeco o juguete a ambos lados, con algún cordón que permita que el niño lo utilice, pero impida que llegue a tocar la rueda.

Se puede montar un portabidón para que los niños beban cuando lo necesiten, un timbre y hasta un molinillo de esos de esos de feria, que duró algunos días... Puedes decirle que te ayude cuesta arriba: apoyando sus manos en nuestra espalda/cadera y empujando en las cuestas. No sirve para nada, pero le mantiene entretenido y le hace sentirse colaborador...

- Si los niños van en remolque, podéis meter juguetes (¡generalmente no se les caen!), ropa de recambio, libros de cuentos, un radiocasete, muñecos, las gafas de sol y lo que se te ocurra para que se mantengan entretenidos. Nosotros también les dejábamos al alcance de la mano algo comestible (un paquete de patatas fritas, palomitas...) y un botellín con agua, para que hicieran uso del "sírvase usted mismo" en marcha.

- Cuando los niños ya son más mayores es útil contar con ellos a la hora de elegir el recorrido, buscando que tenga un punto atractivo para ellos, bien puede ser un baño en la playa o en un lago, o el parque infantil de un pueblo, o una comida en no-sé-qué restaurante, o una visita a... Se les puede hacer un croquis o darles un mapa con el recorrido, en el que vayan viendo algunas referencias conocidas para saber "cuanto falta para llegar", la típica pregunta que todos (todos-todos) los niños hacen tropecientas mil veces.· Cuando ya montan solos, suele ser una buena idea salir con otras familias con niños: se quejan menos, hablan entre ellos, juegan en las paradas...

- En cuanto empiezan a conocer los números, es muy buena idea montarles un velocímetro con distancia recorrida y velocidad (los hay por menos de 10 euros). Además de que ayuda a saciar su curiosidad y les anima a superarse ("¡hoy haremos más kilómetros que el domingo pasado!"), les ayuda a aprender matemáticas...

- Es bonito (y les gusta) que aprendan a cuidar de su "máquina". Pasarle un trapo por aquí, mirarle la presión, colaborar en la reparación de un pinchazo... Todo vale.

Artículo relacionado:
- Los niños en bicicleta y el uso del casco

El casco de los niños en la bicicleta: indispensable

Si hay algún elemento realmente importante en el equipamiento de un niño, ese es el casco. Para elegirlo, hemos de fijarnos en la talla, aunque ellos se fijarán más en el color y los dibujos... Un casco ha de quedar bien y cómodamente sujeto, por ello es importante probarlo a fondo antes de comprarlo. Es mejor fiarse de las marcas de cierto prestigio en el sector.

Legislación para las bicicletas

En principio, y según los Reglamentos, ni silla, ni remolque ni trailer-bici son legales en España para circular por carretera (aunque a nosotros nunca nos han dicho nada) pero... en Europa sí se puede, y esto es Europa, ¿verdad?

Cuando, hace ya cinco años consultamos en la DGT sobre el tema, se nos indicó, de manera extraoficial, que al existir una directiva europea que permitía su uso, y aunque la legislación española no lo permite, siendo la europea una ley de mayor rango (o algo así, los textos legales me son extraños) estaban obligados a adecuar la ley, algo que no se había hecho por falta de tiempo.

Años después, y tras las protestas y denuncias ante la UE por parte, entre otros, de la Coordinadora de Defensa de la Bicicleta (ConBici), la DGT ha elaborado una directiva para "no multar" a los que lleven sillitas de niño "homologadas". ¿Cuándo se adecuará el Reglamento a la nueva normativa vigente en Europa? Esperemos que a no mucho tardar.

Francisco Navarro

Te puede interesar: 

- Cuando seas padre... seguirás montando en bicicleta

- Ciclismo en familia: los beneficios de la bicicleta

- 5 deportes para practicar en familia

- Aprender a montar en bicicleta: 5 pasos para enseñar a los niños

- 5 consejos para practicar deporte y ejercicio en verano

Contador