Niños perdidos en la playa, el protocolo para que todo salga bien

¿Cómo Proceder Si El Niño Se Pierde En La Playa?
ISTOCK

Durante las vacaciones uno de los destinos más comunes entre las familias es la playa. Sus arenas y sus aguas aseguran horas y horas de diversión, a la par que agradables paseos en determinadas horas del día. Sin embargo, en ocasiones estos entornos acogen a tantas personas que un simple despiste termina por hacer que los más pequeños se extravíen, dando lugar a una de las situaciones más incómodas tanto para padres como para hijos.

Sin embargo, la buena noticia es que en estos casos existe un protocolo que debe seguirse a la perfección con el fin de que esta angustia quede en un susto. Dese el Instituto Balear de Emergencias se ofrece a los padres una lista con los pasos que se siguen en dichas situaciones, puntos que deben conocerse para mantener la calma y saber que en la búsqueda de los más pequeños trabaja un equipo de profesionales.

El niño se ha perdido, cómo proceder

Si el pequeño se ha extraviado y tras una breve búsqueda no aparece, los padres no deben perder ni un solo minuto y acudir a las torres de vigilancia. Lugares en los que solicitar ayuda a los profesionales del equipo de emergencias, estos pondrán en marcha el protocolo de actuación:

1. Recogida de información. En este primer punto el socorrista pedirá a los familiares los siguientes datos:

- Nombre del niño

- Edad

- Cuanto hace que se ha perdido

- Donde fue visto por última vez (algunos son visto por última vez en el agua y otros en la playa o paseo)

- Descripción física y de su vestimenta

- ¿Han hecho uso de las pulseras identificativas?

- Nombre del hotel donde se encuentran alojados

- Número de habitación

- Cuanto tiempo hace que llegaron

Todos estos datos quedan se transmiten a la base para que los socorristas tengan esta información y puedan comenzar la búsqueda.

2. Transmisión de información

Tras la comunicación a central de la pérdida del niño y teniendo todos los datos que los familiares han facilitado. Se recomienda que los familiares regresen a las toallas para que en caso de que el niño haya encontrado el camino de vuelta, o alguien lo haya llevado de regreso, puedan acudir a la torreta de vigilancia para confirmar este hecho. Se recomienda regresar en 30 minutos a la torre para poder encontrar nueva información

3. La base central solicita la atención de todas las torres y los socorristas en dinámica. La base vuelve transmite todos los datos recogidos del niño perdido y pide a los socorristas que comiencen el barrido con los prismáticos. Al mismo tiempo, se activa la cadena de aviso por teléfono a las playas fronterizas, teniendo en cuenta que es posible que el niño haya llegado a zonas contiguas mientras busca la toalla de sus padres.

4. Si en 60 minutos el niño no ha aparecido se activa siguiente paso en el protocolo de niño perdido. El cuerpo de socorristas hará una llamada al 112 informándole de lo sucedido, transmitiendo toda la información de la que disponen. Ellos activan protocolo de niño perdido en playa y avisarán a la policía.

5. Si se encuentra al niño el socorrista que encuentra al niño informa inmediatamente a base central y el coordinador le explicará cómo proceder dependiendo de si los padres están cerca del lugar en que ha sido localizado el pequeño, en ese caso, el menor se quedará en esa torre junto al socorrista esperando que sus padres lleguen, de lo contrario el pequeño es trasladado por un coordinador jefe hasta el punto más cercano al que se encuentran los padres.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Un adolescente en casa: la inseguridad

- La baja autoestima infantil y el refuerzo positivo

- Test de Educación vial para niños de Primaria

Para leer más

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.