Adopción: 6 problemas frecuentes de los niños adoptados

6 Problemas Frecuentes De Los Niños Adoptados
ISTOCK

En sus pocos años de vida, los niños adoptados han vivido abandonos y falta de afecto, pero su integración es posible. Los niños adoptados en el extranjero tienen un proceso específico de adaptación que sus padres deben conocer. Una correcta preparación previa de los padres ayudará a superar las dificultades de la adopción y será de gran ayuda para la correcta integración del menor.

Los niños adoptados deben ver en sus nuevos padres seguridad y entereza, pues ello les tranquilizará. Aunque la mayoría de los niños adoptados tienen una gran capacidad de adaptación, los padres deben tener en cuenta que emocionalmente se encuentran en una situación muy especial. 

Problemas frecuentes de los niños adoptados

1.  Adaptación: los niños adoptados tienen una gran capacidad de adaptación, pero siempre con un límite. Son capaces de aprender muchas cosas que les servirán de ayuda en su nueva vida, pero siempre necesitarán una atención especial para superar los problemas de adaptación que puedan sufrir.

Adopción: 6 problemas frecuentes

2.  Miedo al abandono: los deseos de ser aceptado desde el principio harán que el niño adoptado muestre una actitud agradable en un primer momento. Al mismo tiempo tendrá una cierta desconfianza ante el temor a ser abandonado otra vez. En el fondo, el niño está herido por el abandono, y una vez que tenga confianza con su nueva familia tendrá un comportamiento peor. Esta reacción es una llamada por su parte para que sus nuevos padres le ayuden a reparar el daño que se le ha hecho en el pasado.

3.  Oposición a todo: a medida que el niño adoptado se asienta en su nueva familia suele empeorar su comportamiento: se vuelve desobediente, agresivo, mentiroso y entra en un proceso de oposición a todo. Los padres pueden interpretan esto de forma negativa y dar por supuesto que algo han hecho mal o que el niño es un desagradecido. Sin embargo este cambio indica todo lo contrario. Es una fase más en el proceso de adaptación. Los padres han conseguido ganarse la confianza de su hijo y, como resultado, transmite a sus padres todo su daño para que le ayuden a superarlo. Es fundamental entenderlo así para comprenderle y poder ayudarle, de lo contrario se sentirá defraudado.

4.  Comportamiento infantil: puede ser que el niño muestre actitudes inmaduras. Esto se debe a una añoranza de la infancia no vivida. Es algo normal pero desconcertante. Los padres tienen que marcar los tiempos de estas regresiones pero sin crearle un trauma, pues es algo normal e indicativo de que su adaptación es positiva.

5.  El colegio: para que tenga un rendimiento escolar adecuado, hay que empezar por tener en cuenta la situación real del niño y dejar de un lado las expectativas de los adultos. Las dificultades de conducta (tanto en casa como en la escuela) y de aprendizaje son secuelas de los trastornos vinculares de etapas tempranas que han vivido los chicos por la falta de estimulación psicoafectiva en las familias de origen o en los centros de protección. La colaboración entre los padres y el colegio es esencial.

6.  Trastornos de vinculación: entre padres e hijo y vinculación del hijo a un solo progenitor. El tema de la trasmisión de los orígenes es un tema difícil de abordar por muchas familias. Si es así, hay que pedir ayuda profesional.

Consejos para padres de niños adoptados

1.  No siempre asumirán las normas de un modo inmediato, para ayudarles es recomendable explicarles las reglas de forma clara y concisa, sin "broncas" interminables.

2.  Hay que motivarles a sentirse a gusto tal y como son. Felicitándoles por sus pequeños y grandes logros, haciéndoles ver lo valiosos que pueden ser y enseñándoles a aceptar las cosas buenas y malas de sus vidas, les ayudará a evitar caer en el rechazo de sí mismos.

3.  Es bueno inculcarles la creatividad e iniciativa. Si son emprendedores podrán adaptarse más rápidamente a la vida en familia y superar antes sus traumas.

4.  Hay que prepararle e informarle cuando se vaya a producir una circunstancia que pueda afectar a aspectos vitales del niño. Se trata de evitar situaciones inesperadas que podrían crearle confusión y rechazo.

5.  Los padres adoptantes tienen que ser capaces de comprender los sentimientos de vergüenza y dolor que tiene un niño que ha sido abandonado. Sólo así podrán ayudarle a dominar esos sentimientos para que sea capaz de superar ese dolor y evitar mayores sufrimientos.

6.  Hay que tener paciencia y aceptar que el niño no ha sido formado desde el inicio por nosotros, nuestros valores y principios. No debemos sentir que los retos y desafíos son una conducta de provocación ejecutada a propósito para fastidiarnos. Tener un hijo implica muchos cambios y encontrar un nuevo equilibrio es algo que se consigue con el esfuerzo de todos.

Miguel Pérez Pichel
Algunas direcciones de interés: Adoptantis - Familias para la Acogida - Coordinadora de Asociaciones en Defensa de la Adopción y el Acogimiento (CORA)

Te puede interesar:

- Niños adoptados: cómo prepararse para su integración

- Mitos y falsas creencias sobre la adopción

- Cómo explicamos que... es adoptado

- Cómo mejorar el rendimiento escolar de los niños

- 5 consejos para no perder la paciencia con los hijos

7 consejos para controlar el mal genio de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.