El efecto de las princesas Disney en la autoestima de las niñas

El efecto de las princesas Disney en la autoestima
ISTOCK

Cuando somos niños es imposible no tener ídolos a los que seguir y a los que uno se quiere parecer cuando se haga mayor. Son múltiples los personajes que aparecen como héroes en el mundo infantil, y luego son los medios de comunicación los que se encargan de convertir a esos personajes en ídolos. Pero, ¿qué influencia ejercen estos personajes en la psicología y en el desarrollo de nuestros hijos?

Precisamente esto es lo que ha querido investigar el estudio Pretty as Princess de la Universidad de Bringham Young. Este trabajo ha querido demostrar cómo la cultura de las princesas Disney influyen en la autoestima de las niñas que ven estas películas y se ven influenciadas por estos estereotipos presentes en las películas protagonizadas por estos personajes.

Estereotipos de género de los personajes infantiles

Sarah M. Coyne, autora de este estudio, explica el proceso mediante el cual una niña se enfrenta a estas películas con personajes de unas características tan claras: "Sabemos que aquellas niñas que se adhieren fuertemente a los estereotipos del sexo femenino terminan por sentir que no son capaces de hacer algunas cosas. No tienen mucha confianza en sí mismas y en que puedan ser buenas en matemáticas o ciencias. No les gusta ensuciarse, no les gusta mucho experimentar con las cosas".

Los estereotipos de las princesas Disney

En este estudio participaron un total de 200 niños en edad preescolar, de ambos sexos, para comprobar cómo estaban siendo afectados por el material que se encuentra en las películas de las princesas de Disney. Los datos que se recogieron en este estudio revelaron que los estereotipos de estos personajes afectaban más de lo que se creía hasta ahora a la autoestima de los menores.

Menos autoestima, más aprensión de estereotipos

Los resultados de este estudio demostraron que aquellas niñas que presentaban problemas de autoestima corporal son más propensas a estar "comprometidas con los estereotipos de las princesas Disney a través del tiempo". Según Coyne: "las princesas Disney son uno de los primeros ejemplos de un ideal de delgadez. Como mujeres, tenemos este ideal presente a lo largo de toda nuestras vidas, y realmente comienza en el nivel de las princesas, a la edad de 3 o 4 años".

En este estudio, Coyne expresa el caso de la película Brave, la cual fue objeto de críticas cuando en 2013 se pidió a Pixar rediseñar a la protagonista de esta película para hacerla distinta a las princesas que se habían visto hasta ahora. "Me encanta cuando se crea una princesa que no representa ningún estereotipo, como es el caso Merida en Brave", afirmó Coyne.

Sin embargo, pese a que en esta película la protagonista no entraba en los cánones de la típica princesa Disney, finalmente la promoción de esta cinta terminó por sexualizarla. Así lo recuerda la misma Coyne: "Llevé a mi hija a ver Brace y después del cine tuvimos una conversación acerca de lo fuerte, valiente e independiente que era Merida en la película. Y entonces después en la promoción la adelgazaron, la sexualizaron, le quitaron el arco y las flechas, le pusieron maquillaje".

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo potenciar la autoestima infantil

- Niños y niñas igualmente hábiles para las matemáticas

- La pubertad en las niñas

- 8 claves para mejorar la autoestima de tus hijos

- La autoestima infantil, técnicas para potenciarla

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.