8 claves para mejorar la autoestima de tus hijos

8 Claves Para Mejorar La Autoestima De Tus Hijos
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Fortalecer la autoestima de los hijos es una de las responsabilidades que todo padre tiene que tener, pues juega un papel crucial en el desarrollo de los niños para la configuración de su personalidad. Los niños que crecen en un ambiente optimista y alegre tienen más posibilidad de éxito en distintos ambientes tanto durante su infancia y adolescencia, como cuando llegan a la edad adulta. Por eso, te ofrecemos 8 claves para mejorar la autoestima de tus hijos.

Los padres tienen que ser los encargados de desterrar de la cabeza de los más pequeños pensamientos del tipo "he suspendido un examen, no sirvo para nada", "mi amigo se ha enfadado conmigo, voy a estar solo siempre" o el típico "nadie me quiere". El psicopedagogo y orientador escolar Julio Gallego Codes en su libro En busca de la excelencia, recientemente publicado, señala que al igual que los pensamientos negativos nos crean problemas, los pensamientos positivos generan alegría, ilusión y entusiasmo. De ahí la importancia de que los padres sean los encargados de dar ese empujón de entusiasmo y optimismo a sus hijos, empezando por su propio ejemplo.

"No debe olvidarse que los optimistas son creativos, superan dificultades en el trabajo y obtienen buenos resultados en sus estudios. La persona con entusiasmo e ilusión, normalmente, suele alcanzar con frecuencia logros en lo que hace, sea el trabajo, la convivencia, el deporte o el estudio", explica Gallego Codes.

La terapeuta familiar, Jane Nelsen, es consciente de la importancia que supone educar a los hijos en la autoestima y que esta "proviene de sentir que uno es aceptado, que es capaz, y de saber que nuestras contribuciones son valiosas y valen la pena". El sentirse reconocido y aceptado por las personas que nos rodean resulta fundamental y más, durante las primeras etapas de la vida.

8 trucos para fomentar la autoestima

1. Felicítales por lo positivo y háblales de sus virtudes
Intenta decirle todos los días las cosas que ha hecho bien. Por ejemplo, en el momento de la cena puedes decirle a su padre lo bien que ha hecho los deberes ese día. El elogio es un estímulo para mejorar la autoestima de los más pequeños. Además, conviene especificar qué es lo que se está elogiando.

2. Bríndales un amor incondicional
La autoestima de los niños se desarrolla mucho más si estos notan que se les quiere tal cual son, sin importar su carácter, sus destrezas, puntos fuertes o debilidades. Muéstrale tu cariño con besos, abrazos y diciendo cuánto le quieres y cuando tengas que regañarle hazle saber que es su comportamiento lo que resulta inaceptable y no él.

3. No le compares con otros
El abordar a tus hijos con preguntas como ¿por qué no eres como tu hermana? ¿has visto que bien se porta tu primo? únicamente lograrán que el niño se fije en sus defectos y que sienta envidia y presión por competir. Pero, incluso las comparaciones positivas del tipo "Eres el mejor estudiante" pueden ser perjudiciales, pues al niño le será difícil conseguir el nivel de exigencia que se le pide. Es importante que tu hijo sienta que le aprecias tal cual es.

4. Préstales atención y escúchales
Dedica tiempo de tu día a estar con tu hijo. Eso le ayudará a sentir que tienes tiempo para él y le hará sentirse valioso e importante. Escúchale y ofrécele confianza para que te cuente que deja que te abran el corazón, que sientan que sus sentimientos y opiniones importan.

5. Proponles nuevas aventuras saludables
Anima a tu hijo a hacer un nuevo amigo, a probar una comida diferente o practicar un deporte distinto. Existe la posibilidad de fracasar, pero supone una oportunidad para que el niño se desarrolle y experimente nuevas cosas. Como padre intenta no intervenir en sus tareas y deja que sea él que lo haga, en caso contrario, se puede fomentar la dependencia en los niños.

6. Ofréceles ánimo
Es importante para el niño sentirse apoyado por aquellos que le rodean. Pero no se trata únicamente de reconocerle sus triunfos, sino de felicitarle por el progreso conseguido. Es decir, el niño tiene que sentir que, ante todo, lo que se valora es el esfuerzo y el empeño que ha puesto en la realización de una tarea.

7. Muestra empatía con ellos
En ocasiones, tu hijo puede compararse desfavorablemente con sus hermanos: "María juega muy bien a la pelota". Ante situaciones como esta, muéstrale empatía y comprensión, pero recalca sus puntos fuertes y sus virtudes: "Sí, tienes razón. María juega muy bien a la pelota, pero tú dibujas muy bien".

8. Deja a tus hijos que se equivoquen
Es frecuente que cuando los niños se enfrentan a nuevas experiencias se equivoquen con facilidad. Si esto sucede, no le des importancia. El niño aprende de las situaciones que se le presentan en su día a día, pero también de sus errores. Por ello, no te enfades con él y le critiques cuando caiga en un error. Muéstrale el error cometido con tacto y delicadeza para que aprenda.

María Redondo

Te puede interesar: 

- Cómo potenciar la autoestima infantil

- La autoestima infantil, técnicas para potenciarla

- 10 maneras sencillas de mejorar la autoestima de nuestros hijos

- La frustración, cómo afrontarla

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.