Actualizado 07/03/2021 17:12 CET

Recoger juguetes, una buena idea para enseñar responsabilidad y orden

Recogiendo juguetes se aprende una valiosa lección de responsabilidad y orden.
Recogiendo juguetes se aprende una valiosa lección de responsabilidad y orden. - ISTOCK

Son muchos los valores que deben ir aprendiendo los más pequeños y varias las formas que los padres tienen para poder inculcar estas enseñanzas. Un ejemplo es la responsabilidad, que puede transmitirse a través de una actividad tan sencilla como el recoger los juguetes con los que tanto se disfruta. Tras pasar unas horas divertidas, hay que pensar en ponerlo todo en orden.

Tal y como indican desde el Centro Infantil Castalia, si bien el juego es un momento importante para los niños, ya que asegura diversión, imaginación y otros valores, también hay que asumir el punto de la recogida. Los más pequeños deben asumir esta responsabilidad y no transmitirla a los padres, quienes a su vez no deben tomar parte de algo que corresponde a sus hijos.

Importancia del orden

Ningún niño nace sabiendo la importancia de valores como el orden. En sus primeros contactos con el juego solo conocen el disfrute que les proporciona, dejándose llevar por la imaginación y el ocio, sin atender a las responsabilidades. Por ello es importante que los padres, desde estos inicios, recuerden a sus padres la importancia de recoger las cosas que han utilizado.

Si son los niños los que han desordenado para disfrutar, ellos deben ser quienes devuelvan todo a su sitio cuando no las utilicen. Una buena idea, como en otras enseñanzas, el elogio ante las actitudes positivas que denoten responsabilidad. "Si les enseñamos la importancia del orden y a hacerse responsables de sus cosas acabarán valorando el hecho de tener todo en su sitio y se convertirá en una costumbre que mantendrán el resto de su vida", concluye Estefanía López Merlos, técnico superior en
Educación Infantil.

Normas para juguetes

Los profesionales de este centro también recuerdan la importancia de establecer normas en lo que al uso de juguetes se refieren:

- Los niños deben tener lugares en los que depositar sus juguetes cuando terminen de usarse. Cestos, canastas, o muebles, que estén a su alcance tanto para comenzar con las actividades lúdicas como para cuando acaben estas.

- El momento de recoger puede ser una actividad familiar. Pero siempre hay que recordar que se trata de una responsabilidad de los hijos, si bien los padres pueden ayudar nunca deben terminar siendo ellos los encargados del orden.

- Hay que tener en cuenta que cuantos menos juguetes, más fácil es de recoger. Los padres deben hacer ver a sus hijos que cuantos menos de estos artículos usen, menos tiempo tendrán que invertir luego a la hora de asegurar el orden. ¿Es necesario todo para disfrutar?

- Los juguetes deben volver a donde salieron. Si se sacan de una habitación, deben volver a la misma, no podrán dejarse tirados por la casa.

- Recoger puede ser una actividad divertida. Cantar una canción, intentar ponerlo todo en orden en un tiempo determinado, son muchas las opciones que existen para sacar de estos momentos una lectura de ocio.

- Primero la obligación, después la devoción. Antes de permitir que los más pequeños comiencen otra actividad de ocio hay que asegurar de que hayan cumplido con estas responsabilidades.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Grandes en responsabilidad, pequeños en estatura

- El orden y su importancia en la educación infantil

- Educar en el orden: los encargos

La responsabilidad. Educar en valores

Los niños responsables no hacen solo lo que les apetece