Actualizado 26/04/2022 12:54

Ideas para cocinar en familia, los secretos de una buena dieta

Las claves para inculcar una buena dieta en casa.
Las claves para inculcar una buena dieta en casa. - ISTOCK

La cocina puede ser uno de los lugares más divertidos de la casa. Y es que las artes culinarias son una gran idea para conectar entre todos los miembros de la familia. Preparar los platos que se ponen en la mesa supone una rutina en la que pueden participar todos, de mayores a pequeños, y con la que estos últimos pueden aprender lo que es una dieta saludable.

Por ello desde la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, se dan una serie de ideas para cocinar en familia. Propuestas con las que todos pueden compartir grandes, e inolvidables momentos, en esta habitación tan popular y que pueden servir para reforzar el vínculo.

La dieta de la familia

El primer paso, antes de ponerse a cocinar, es comprender cómo debe ser una dieta saludable para la familia. AEPap destaca los siguientes puntos como claves:

- Rica en verduras, hortalizas, legumbres, frutas, pescados.

- Rica en hidratos de carbono complejos como pasta, arroz, pan, cereales no azucarados, legumbres.

- Pobre en grasas "malas", tales como carnes rojas y derivados (salchichas, embutidos...), precocinados, grasas vegetales "hidrogenadas" (margarinas), o salsas.

- Rica en grasas "buenas": aceite de oliva virgen (extra), pescados "azules", frutos secos, grasas vegetales (aguacates, frutos secos), ....

- Nada de hidratos de carbono simples: azúcar, bollería, zumos envasados, batidos, refrescos, cacaos.

- Nada de alimentos procesados y precocinados. Tienen materia prima de mala calidad, azúcares y grasas no deseables (saturadas o hidrogenadas).

La despensa de la familia

¿Qué hay en la despensa de un hogar? Hay que tener en cuenta una serie de factores si se quiere tener un resto de materiales saludables:

- Despensa básica. Hay que tener en casa los ingredientes básicos, que hacen falta para muchas recetas. Y también en el caso de una comida improvisada y rápida. Esta es la mejor forma para no depender de los precocinados.

- Algunos elementos indispensables en la despensa son los siguientes: aceite de oliva, leche, pastas, arroz, latas de conservas de pescado o verduras.

- En el frigorífico: huevos, verduras básicas (ajos, cebollas, pimientos, tomates...), ensaladas, queso.

- En el congelador: verduras congeladas, algunos trozos de carne o de pescado limpios para poner a la plancha.

- Escribir el menú de la semana. De esta forma se podrá hacer la lista de la compra según el menú de la semana. Hay que diferenciar entre:

1. Compra del mes. Productos básicos de despensa.

2. Compra de la semana. Los productos frescos podemos adquirirlos un día (o dos) a la semana.

3. Compra del día. Si es posible, adquirir el pan fresco del día y evitar
el pan industrial.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Comer en la oficina: tupper y dieta sana

- 5 tips para mantener una alimentación saludable sin gastar de más

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- Obesidad infantil: la mayoría de los médicos responsabiliza a los padres

Más información