Cómo conseguir que un adolescente coma sano

Consejos para asegurarte de que tus hijos adolescentes comen bien
Foto: ISTOCK Ampliar foto

En casa comen lo que nosotros preparamos. Pero, ¿qué toman cuando tienen que comer fuera? La educación nutricional es parte clave de nuestra labor como padres y el mejor camino es el ejemplo. Si lo conseguimos, les habremos enseñado a diseñar sus propios menús evitando el exceso de grasas y azúcares.

La Asociación Española de Pediatría, AEP, recuerda a los padres la importancia de una buena alimentación en la adolescencia ya que es a esta edad cuando se producen grandes cambios en el cuerpo de los hijos. Unas alteraciones en donde la nutrición juega un destacados papel.

La influencia de los amigos en la dieta adolescente

En estas edades los adolescentes se suelen dejar influir por los amigos. Si no hemos enseñado a nuestros hijos a comer sano, posiblemente acaben consumiendo comida basura.

Otra de las mayores influencias que tienen los adolescentes es la publicidad. Constantemente en televisión e internet ven anuncios de comida rápida bastante atractivos, spots que se ven apoyados por el envío de ofertas al correo electrónico. Inculcar un criterio propio en donde la comida sana esté muy presente, ayudará a evitar el influjo de estos anuncios.

 

Empezar por el desayuno

Una de las mejores formas de enseñar a alimentarse bien a los adolescentes es el desayuno. Hay que asegurarse que en esta comida estén presentes los tres alimentos necesarios: cereales, fruta y lácteos. Un buen menú podría ser un vaso de leche con una tostada de aceite y tomate acompañada de una pieza de fruta.

Otro buen desayuno podría ser un tazón de muesli con cereales. Enseñar al adolescente la importancia de desayunar todos los días de forma sana supondrá que este aprenda una de las lecciones más valiosas en nutrición: "el desayuno es la comida más importante del día".

Comidas y almuerzos en el instituto

Muchos institutos cuentan con cafeterías en donde se vende bollería industrial y chucherías. En muchas ocasiones los adolescentes prefieren emplear su recreo para quedarse en esta zona y atiborrarse de estos productos llenos de grasa junto a sus amigos. Desde casa hay que asegurarse de que en este momento se decante por el bocadillo de media mañana.

Por supuesto no hay que impedirle socializar en el instituto, pero hay que enseñar al adolescente que en lugar de productos con tantas grasas puede pedir mejor un zumo de naranja natural. Esta comida del recreo también puede estar acompañada de unas piezas de fruta o de verduras como la zanahoria.

Adolescentes: cuidado con la comida a mediodía

A menudo cuando un adolescente regresa del instituto tiene mucha hambre. Hay que tener cuidado de no dejar que se atiborre de comida para saciar este apetito y enseñarle a comer con la cabeza y no con el ojo. Por supuesto el menú del almuerzo también ha de ser sano y contener verduras, cereales, legumbres y una pieza de fruta como postre.

Las bebidas carbonatadas y las patatas fritas se evitarán en el almuerzo. Siempre es mejor agua y una ensalada fresca para acompañar al plato principal. Las carnes que se sirvan deberán ser magras y se eliminará la grasa visible y la piel en las aves. La AEP también recomienda que el pescado esté muy presente en esta comida.

Cenas en familia y sin televisión

La AEP recuerda la importancia de las cenas para la vida familiar. Los horarios de los padres y las actividades extraescolares de los adolescentes hacen que en muchas ocasiones todos no se puedan sentar en la mesa. Esta comida es la que casi siempre asegura que todos se reúnan.

Por este motivo habrá que enseñar al adolescente que las cenas siempre, o casi siempre, deberán ser en familia. Precisamente para fomentar la socialización y el diálogo entre los miembros de la casa habrá que prescindir de elementos que distraigan como el televisor o el teléfono móvil.

En cuanto al menú, la AEP recomienda que esta comida sea más ligera que el resto. Un pescado, una ensalada acompañada de una carne blanca o una crema de verduras pueden ser buenas opciones. Los pediatras también afirman que de vez en cuando se puede optar por una pizza para celebrar algún acontecimiento especial, eso sí, recuerdan que hay que tener cuidado con los ingredientes que se elijan.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Bebidas para niños, ¿cuáles son las más sanas?

- Proponen reducir en un 40% el azúcar en los refrescos para frenar la obesidad

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- El poder quemagrasa de los zumos, batidos y smoothies verdes

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.