Nuevas pruebas que vinculan la obesidad con el desarrollo de cáncer

A los muchos motivos para evitar el sobrepreso se le une uno más
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Hoy en dia, ya podemos sumar un nuevo peligro a la lista de problemas que se derivan de la obesidad: aumenta seriamente el riesgo de padecer cáncer. Una teoría que ahora se ha visto apoyada por el estudio de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, IARC en sus siglas en inglés.

Para fundamentar esta tesis, los investigadores del IARC revisaron más de 100 estudios de casos y controles clínicos, ensayos con animales e investigaciones sobre los mecanismos que relacionan el exceso de grasa corporal y el posterior desarrollo de cáncer.

El peligro de la grasa corporal para la salud

Este estudio ha llegado a la conclusión de que la ausencia de un exceso de grasa en el cuerpo hace que se reduzca el riesgo de desarrollar cáncer de colon y recto, esófago, riñón (carcinoma de células renales). También las posibilidades de padecer tumor de mama en mujeres posmenopáusicas, y el endometrio en el útero disminuyen.

Este nuevo informe permite que gracias a la revisión de la literatura disponible quede claro que en adultos de mediana edad no se puede descartar la vinculación entre el exceso de grasa y ocho nuevos tipos de cáncer. Estos son los que más se han relacionado con la obesidad: tumores en el estómago, el hígado, vesícula, páncreas, ovario y tiroides, así como meningioma y mieloma múltiple.

 

Falta de evidencias en otros casos

Pese a que el IARC ha detectado esta relación entre el desarrollo de estos tipos de cáncer y el exceso de grasa corporal, este organismo determina que existe una evidencia limitada para otro tipo de casos. En concreto aún faltan pruebas que evidencien que la obesidad provoca tumores de próstata, cáncer de mama en hombres, y el linfoma de células B grandes.

En este trabajo los investigadores también quisieron reevaluar aquellos casos de obesidad en jóvenes de hasta 25 años y la posibilidad de desarrollar cáncer en la vida adulta. De este modo, comprobaron que en varios tipos de tumor, como el de colon e hígado, la relación entre sobrepeso en edades tempranas y cáncer fueron similares a los casos en adultos.

Una visión global para evitar la obesidad

Según los datos de 2014, se estima que hay 640 millones de adultos obesos en todo el mundo y que 110 millones de niños y adolescentes tenían sobrepeso 2013. En 2013, también se estima que 4,5 millones de muertes en el mundo son atribuibles al sobrepeso y la obesidad.

Trabajos como estos recuerdan a la población la importancia de llevar un estilo de vida saludable y evitar los excesos. "Esta evaluación integral de otros estudios refuerza los beneficios de mantener un peso corporal y un nivel de grasa saludable con el fin de reducir el riesgo de varios tipos diferentes de cáncer", concluye Béatrice Lauby-Secretan, autora principal de esta investigación.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 consejos para prevenir la obesidad en adolescentes

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- El cáncer infantil, motivos para la esperanza

Comer en familia previene la obesidad infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.