Actualizado 22/06/2020 8:05:12 +00:00 CET

12 juegos y actividades para estimular su inteligencia científica

Juegos para estimular su inteligencia científica
Juegos para estimular su inteligencia científica - ISTOCK

Los niños de 3 a 6 años pueden desarrollar su inteigencia científica poco a poco, a modo de juego, observando, reuniendo información con nuestra ayuda, y utilizándola para hacer predicciones. Para lograrlo es importante dejar que se esfuercen por encontrar una solución, y no darles enseguida la respuesta correcta. Conviene recordar que no pretendemos ver lo rápida que la inteligencia científica puede llegar a ser, sino hasta donde puede llegar, y eso lleva tiempo.

¿Cómo lo hacemos? Podemos hacer preguntas antes de explicar lo que es correcto. Por ejemplo: si se derrama agua en el suelo, preguntaremos al niño: ¿qué es lo mejor que se puede utilizar para limpiarlo? Cuando nos hagan una pregunta, conviene, a veces, contestarles con otra pregunta, en vez de darles una solución, y no darles enseguida la respuesta correcta.

También podemos hacerles preguntas que sirvan de clave para encontrar una respuesta. Por ejemplo: ¿se te ha ocurrido mirar ahí? Ser tolerante con las respuestas equivocadas y ofrecerles siempre, con nuestra ayuda, la ocasión de recapacitar y dar otra respuesta es motivador para ellos. Elogiar a los niños cada vez que la respuesta sea correcta o tenga cierta lógica servirá también para valorar su esfuerzo al pensar.

Clasificar y seriar: activides para estidular su inteligencia científica

Una de las habilidades más importantes del pensamiento científico es la de clasificar, colocando los objetos, animales, etc. en categorías o clases y otra la de seriar o relacionar con otro según sus cualidades.

Clasificación: Significa agrupar o separar objetos. El niño clasifica según su criterio libre y es bueno dejarle que lo haga (objetos rojos, juguetes pequeños, objetos de la misma familia: piedrecitas...). Poco a poco irá descubriendo las diferentes cualidades de los objetos y diferenciará objetos de la misma cualidad: piedra más pesada de entre 4 ó 5.

Seriación: Es un proceso de ordenamiento, de colocar un objeto en relación con otro según una cualidad. Cuando los niños ya conocen las cualidades y son capaces de distinguir las diferencias grandes, están listos para analizar las pequeñas diferencias, es decir, ya pueden ordenar o seriar según aumente o disminuya la cualidad elegida.

Artículo relacionado:
- La inteligencia científica: cómo desarrollar la curiosidad en niños de 3 a 6 años

12 juegos y actividades para desarrollar la inteligencia científica

1. Veo veo

Para fomentar la curiosidad del niño sirven los juegos que desarrollen su capacidad visual: juego del veo-veo; descubrir semejanzas y diferencias en el color, forma y tamaño de diferentes objetos; mirar las cosas de cerca con una lupa; mirar de lejos con unos prismáticos; describir un objeto sin verlo o después de haberlo visto durante un tiempo...También se pueden observar objetos desde distintos puntos de vista (desde arriba, desde abajo, de lado, etc.).

2. Fruta poco fresca

Con los pequeños podremos hacer también "pequeños" experimentos. Para comenzar, podemos dejar una pieza de fruta fuera de la nevera durante dos semanas. Al cabo de ese tiempo se tratará de ver qué ha pasado, cómo se ha podrido y ha cambiado de color.También podemos dejar un trozo de pan durante días y observar con una lupa el moho que sale.

3. Derretir hielo

Otro experimento que puede servirnos con nuestros pequeños científicos consiste en derretir hielo. Para ello, pondremos tres cubitos de hielo: uno en agua fría, otro en agua templada, y otro en agua caliente. Y observaremos qué pasa, cuál se derrite antes, etc.Como ejercicio de estimulación podemos hacer también que toquen el agua para comprobar la diferencia de temperatura.

4. Qué flota más

Vamos a realizar otro experimento y en esta ocasión vamos a convertirnos en marineros durante un tiempo. Vamos a poner agua en un barreño e ir colocando diferentes objetos de los que tenemos por el hogar. Se trata de observar cuáles se hunden y cuáles flotan.Antes de ponerlos en el agua, podemos hacer que los coja de uno en uno para predecir cuál flotará y cuál no.

5. Pasteleros

Vamos a hacer de pasteleros, pues este juego consiste en hacer una tarta o bizcocho mezclando uno a uno todos los ingredientes, con la ayuda de los padres, por supuesto. Se trata de observar cómo va cambiando de consistencia y ver qué pasa a continuación.También se pueden ir probando los ingredientes y luego el bizcocho hecho.

6. A coleccionar tocan

A estas edades resulta muy interesante y entretenido hacer colecciones de objetos variados: aprovechando su instinto recolector se pueden coleccionar hojas, semillas, piedrecitas, conchas marinas, etc. El hecho de recogerlas, comprobar sus diferencias, despertará la inteligencia científica de nuestros hijos.Podemos clasificarlas y exponerlas en una caja o tablero y etiquetarlas.

7. A qué sabe

Como nos hemos convertido en pequeños científicos, ahora vamos a hacer distintas pruebas de tacto, olfato y gusto con diferentes sustancias. A qué sabe una zanahoria, qué textura tiene una zanahoria tamizada y licuada, a qué huele...Luego llegará el momento de comparar los diferentes sabores, olores y sensaciones táctiles entre sí, encontrando parecidos.

8. Electricidad estática

Ahora vamos a experimentar con la electricidad estática; para ello, vamos a frotar vigorosamente un bolígrafo "bic" contra la manga de un jersey. De este modo se cargará eléctricamente. A continuación, rasgaremos trocitos de papel y veremos como se pegan al boli.A veces, dependiendo del material del peine, también podemos experimentar la estática al peinarnos.

9. Pequeños naturalistas

El mundo de la naturaleza es algo que encanta y apasiona a los más pequeños. Podemos, como juego, observar el comportamiento de diferentes "bichos" y estudiar su forma, su color, cómo se mueven, dónde van, cómo son, etc.También podemos clasificarlos (los que vuelan, los que se arrastran, los que saltan...).

10. Juguetes

Los niños suelen mostrar curiosidad en lo referente a cómo están hechos y cómo funcionan los juguetes que tienen. Podemos hablar con ellos acerca de cómo se han montado, qué piezas tiene y qué es lo que les hace marchar.También es bueno enseñarles pequeños trucos de magia, actividad muy atrayente que les llena de satisfacción.

11. Mezclar y disolver

Otro de los experimentos científicos interesantes consiste en disolver diferentes sustancias en agua y observar cuáles se "mezclan" antes. Podemos utilizar, por ejemplo, azúcar, sal, aceite, harina, café, limón exprimido, etc.Es bueno comentar lo que ven y preguntarles por qué creen que se disuelve antes.

12. Constructores

Se trata de un juego muy divertido e interesante para los niños. Con las famosas piezas de construcción han de realizar torres, intentando mantener el equilibrio. Una vez construido, se puede probar a quitar alguna pieza y observar si se cae la torre (a veces no se caerá y otras sí). Además, pueden demostrar su ingenio artístico y creativo al formar torres con diversas formas.

 Montse López. Profesora de Educación Infantil del Colegio Guadalaviar

Te puede interesar:

- Descubre la ciencia: 6 experimentos con agua para niños

- ¿Qué es esa cosa de la ciencia?

- Niños científicos: alimenta su curiosidad

Enseñar a pensar, el pensamiento crítico de los niños