Manualidades veraniegas con las que ocupar las calurosas tardes

Las manualidades son una genial opción de ocio para el verano.
ISTOCK

Termina el año escolar, llegan las vacaciones y con ellas tiempo libre. Si bien los más pequeños de la casa no dejan de lado las labores académicas, la cantidad de horas que antes dedicaban a estudios y otras tareas se reduce. ¿Qué hacer en estos momentos? ¿Cómo evitar que el aburrimiento domine las jornadas de niños y jóvenes durante el periodo estival?

Las calurosas tardes tampoco ayudan a encontrar respuesta a este tiempo libre. Para evitar esta situación hay que tirar de imaginación y buscar actividades que distraigan y que además tengan beneficios para todos. Un ejemplo son las manualidades que fomentan la creatividad de los hijos y potencian destrezas como la motricidad fina en los menores.

Manualidades para las tardes de verano

Estas son algunas ideas con las que poder ocupar las tardes del verano y evitar que el aburrimiento se apodere de las vacaciones de los hijos:

Marcos para fotografías.

En verano son muchos los viajes que se pueden hacer y de la mayoría de ellos quedan recuerdos en forma de fotografía. Seleccionar las mejores y exponerlas en un marco para decorar la casa es una fantástica idea. En lugar de comprar uno en una tienda, toda la familia se puede poner al lío y elaborar este artículo.

Cometa casera.

Volar una cometa es una actividad divertida y en la que pueden participar toda la familia. Apostar por esta manualidad no solo asegurará tardes de diversión mientras se realiza. También entretendrá a los niños mientras aprenden a manejarla.

Helado casero.

La repostería también es una manualidad que puede ocupar las tardes de los más pequeños. Además opciones como la del helado casero asegura un postre que gusta a todos y más nutritivo ya que será la familia quien elija los ingredientes. Una oportunidad de acercar a los más pequeños a la cocina y que comiencen a desenvolverse en este territorio.

Pulsera tobillera.

En el verano los pies andan con más libertad, ¿por qué no decorarlos un poco? Las pulseras tobilleras pueden ser la solución. Una tarde de trabajo en familia y los más pequeños, y también los más grandes, podrán presumir de este complemento hecho en casa durante sus visitas a piscinas o playas.

Molinillo de papel.

Una manualidad sencilla y que requiere de pocos materiales. Una buena idea que también puede servir para mejorar la motricidad fina de los más pequeños y que puede colocarse en las ventanas para dar un aire acorde con la época del año.

Batidos de frutas.

Como se ha dicho, la repostería puede servir para distraer a los más pequeños durante estos días. En este caso, toda la familia puede atarse el delantal y atreverse a hacer un batido de frutas para meriendas e incluso postres en algunas noches. Al igual que el helado, se tiene control total sobre los ingredientes, por lo que el resultado es más nutritivo que los que se pueden comprar en el supermercado.

Damián Montero

Te puede interesar:

La importancia del juego en el desarrollo del niño

Por qué es importante que jueguen los niños

El ajedrez en el colegio, beneficios para los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.