10 consejos para viajar con tus hijos en coche

10 Consejos Para Viajar Con Tus Hijos En Coche
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Llega el verano y las vacaciones... un momento ideal para realizar viajes en familia. Muchos son los destinos para cubrir el tiempo libre y el medio de transporte escogido por la mayoría de las familias para cubrir estos trayectos suele ser, en la mayoría de las ocasiones, el coche. Estos viajes no siempre resultan agradables debido a las pequeñas dimensiones del vehículo y a las largas horas de viaje, que pueden provocar que los más pequeños de la casa se sientan agobiados.

10 consejos para sobrevivir a un viaje con niños en el coche

Por este motivo, te vamos a proponer diez consejos, que te vendrán muy bien si eres de los que este verano elegirán el coche para moverse en sus viajes:

1.   Ideas para el copiloto. Para evitar el aburrimiento en el coche y que este se traduzca en el nerviosismo del niño, el copiloto puede proponer juegos para amenizar un viaje con niños como el "veo veo" o las 2palabras encadenadas", una distracción que puede hacer que al niño se le pasen las horas volando. Otra opción muy buena es ir destacándole algunos elementos del paisaje que puedan sorprenderle para que su atención no se centre en que está viajando.

2.   Remedios contra el mareo. Evitar que el niño lea durante el trayecto o haga uso de consolas portátiles. De este modo evitaremos muchos mareos ocasionados por fijar la vista en un punto tan pequeño mientras todo a su alrededor se mueve.

3.   Siempre a mano. Tener siempre a mano una bolsa por si el niño se marea y vomita puede ser una buena decisión para no manchar el coche. De este modo si se produce el vómito, evitaremos malos olores que puedan hacer del resto del viaje una verdadera pesadilla a nivel olfativo que ocasione más malestares.

4.   Escoger los olores en el coche. Una mala decisión en el ambientador puede significar que el resto del viaje los pasajeros tengan que soportar un olor demasiado pesado. En este sentido una fragancia suave es la mejor elección para que no haya que soportar un hedor cargante durante el trayecto. Por cierto, totalmente prohibido fumar antes, durante y después del trayecto; un vehículo con fragancia de tabaco no es nada recomendable para un viaje con niños.

5.   Evitar comidas pesadas momentos antes del viaje. Empezar este trayecto con un estómago sobrecargado de alimentos es una bomba de relojería, si ya de por si ciertas comidas hacen que pasemos mala digestión imagínate su efecto en el estómago de un niño que encima está en movimiento.

6.   Parar cada dos horas. Estar encerrado dentro del coche es una verdadera tortura, en especial para los niños. Se recomienda que pasadas las dos horas de viaje se detenga el trayecto para recargar pilas, estirar las piernas y volver al interior del vehículo con nuevos ánimos.

7.   Tranquilidad al volante. En ocasiones nos encontramos en la carretera con conductores algo negligentes que sacan nuestro lado más antipático. El niño al ver todo este nerviosismo puede ocasionar en él una tensión que desencadene en ansiedad. Si otro coche te molesta, déjalo pasar y problema resuelto.

8.   Llevar agua y bebidas azucaradas. Estar hidratado es algo importantísimo en especial durante el verano con las altas temperaturas, por ello hay que estar preparado por si nuestro hijo nos pide agua. También se recomienda portar bebidas azucaradas por si se producen mareos.

9.   Elegir bien los horarios. Hay familias que prefieren viajar de noche para cubrir los trayectos mientras duermen los más pequeños o madrugar para empezar pronto con el mismo fin. Lo recomendable es escoger horarios en los que el niño no se haya activado ya que meter dentro del coche a un pequeño que acaba viene de jugar es mal consejo en tanto que va a ser calmar a este niño.

10.   Tomar un tentempié. Si el viaje es largo y el hambre aprieta ten siempre a mano alguna comida como galletas o frutos secos para calmar al estómago sin necesidad de comer algo fuerte y difícil de digerir. También se puede optar por aprovechar una de las paradas para montar un picnic y comer bocadillos u otros alimentos no pesados para sosegar el apetito y no enfrentarnos a una larga digestión a la hora de volver al coche.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Consejos para viajar en coche en familia

- Juegos para disfrutar de tus hijos en los viajes

- 5 juegos para amenizar un viaje con niños

- Los preparativos de los viajes en familia

- Destinos europeos para vacaciones con niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.