La mayoría de los españoles se vuelve más prudente al volante cuando se convierte en padre

correo
Padre al volante
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Cuando una persona tiene su primer hijo, da igual que sea mujer u hombre: la responsabilidad llega de la mano con la paternidad. Así ocurre en muchos aspectos de la vida diaria, y uno de ellos es el de la conducción. Según un estudio elaborado por Direct Seguros, la mayoría de los españoles se vuelve más prudente al volante cuando tiene hijos.

En concreto, el 68 por ciento de los españoles admite que es mejor conductor cuando viaja con menores en el coche, lo que viene a ratificar una de las conclusiones del estudio: convertirse en padres y viajar con niños es uno de los motivos que más influye a la hora de conducir.

Madres y padres al volante

Las diferencias por sexos son notorias. En el caso de los hombres, el 58 por ciento de los encuestados admite modificar más sus hábitos al volante cuando utiliza el coche con sus hijos. El porcentaje es del 38 por ciento en el caso de las mujeres que admiten volverse más cautas cuando van sus hijos en el coche.

¿Qué es exactamente lo que cambia cuando va un niño en el coche? La encuesta de esta aseguradora revela que la mitad de los españoles (el 52 por ciento) asegura que conduce más despacio. Asimismo, en un 54 por ciento de los casos admiten reducir las maniobras de adelantamiento.

Otro de los principales cambios tiene también que ver con la responsabilidad: el 56 por ciento de los participantes en el estudio destaca que presta más atención a la carretera cuando viaja con sus hijos y un 54 por ciento dice que no se salta semáforos en ámbar o rojo.

Despistes al conducir

La utilización de dispositivos electrónicos y gadgets en el coche es uno de los motivos que más despistes y accidentes provoca en España. No es de extrañar por tanto que éste sea otro de los factores al volante que más cambian los conductores cuando llevan a los pequeños de la casa en el coche: El 52 por ciento de los encuestados utiliza menos dispositivos móviles, GPS o la radio.

Es llamativo además que el 40 por ciento reconozca que viajar con niños es más seguro que hacerlo con adultos, aunque uno de cada tres destaca que también puede resultar más peligroso por el estrés y los despistes que pueden generar los menores en según qué casos.

Por sexos también hay diferencias, pues los padres consideran en un 34 por ciento de los casos que conducir con sus hijos es más seguro porque aumentan la precaución mientras que para las madres el porcentaje desciende al 22 por ciento.

Otro de los factores al volante en los que influyen los niños es en el tipo de vehículo. Bien se sabe que el tipo de coche es muy importante a la hora de tener una conducción más responsable y confortable, lo que se relaciona con este dato: el 63 por ciento de los encuestados señala que ha cambiado o cambiaría su coche después de tener un hijo. De hecho, el 27 por ciento opta por un modelo más grande y el 21 por ciento por vehículos que incorporen prestaciones específicas para familias, como el sistema ISOFIX.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- 10 reglas de seguridad al volante

- Claves para evitar accidentes de tráfico

- Educación vial para niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.