Tiempo para la pareja con hijos: antes de ser padres hemos sido pareja

Tiempo para la pareja con hijos: antes de ser padres hemos sido pareja
ISTOCK

Los hijos son una fuente de felicidad para los padres, sin embargo, muchas veces es difícil encontrar tiempo para estar en pareja y es importante que esto suceda. No es ninguna novedad, que el nacimiento de los hijos, supone una reorganización en las parejas, los hijos necesitan mucho tiempo y cuidados y en la mayoría de los casos ese tiempo se le quita al "espacio de la pareja", lo que puede generar, sensaciones de soledad y aislamiento que separan y deterioran la relación.

Los hijos suponen un gran reto, hay que negociar y acordar diariamente muchos aspectos de su crianza, educación y cuidado; sumado al cansancio físico, la falta de sueño y los miedos a equivocarnos como padres, lo que suele producir situaciones de conflicto con la pareja.

Beneficios de cuidar a nuestra pareja 

Antes de ser padres, hemos sido pareja, y es importante brindar cuidado y atención a la misma, esto redundará en beneficios para toda la familia; porque:

- Nos sentiremos mejor y más acompañados en nuestra responsabilidad como padres.

- Tendremos a un igual con el que podemos compartir nuestra intimidad, miedos y emociones.

- Nuestros hijos verán un modelo de pareja positivo que les ayudará en el futuro a formar la suya propia.

- Cuidaremos una relación que es fuente de satisfacción para nosotros

- Es más fácil la crianza de los hijos si la pareja está bien.

Cómo encontrar tiempo cuando somos padres

Muchas veces es difícil encontrar este tiempo para la pareja, hay muchas razones para que así sea: alta carga de trabajo, demanda de los hijos, falta de apoyo familiar, dificultades económicas, cansancio y culpa entre otros. Sin embargo, hay pequeñas acciones que podemos incorporar en nuestro día a día y que favorecerán nuestra relación de pareja

¿Qué podemos hacer?

1. Reconocer que este tiempo es importante y buscar situaciones que permitan ese encuentro con nuestra pareja. La creatividad es un recurso muy importante para solventar esta y otras situaciones en la vida.

2. Ir de menos a más, seguramente sea difícil volver a la situación anterior a tener hijos, pero no debemos por ello abandonar la idea de pasar tiempo de intimidad juntos, no es el todo o nada, debemos ir poco a poco.

3. Hacer un esfuerzo por la pareja; no dejarnos vencer por el cansancio o las dificultades diarias.

4. Pedir ayuda si es necesario a familia, amigos o canguro para "cuidar a la pareja", es responsabilidad de ambos que la relación se mantenga.

5. Hablar de cómo nos sentimos y qué necesitamos para estar bien en la relación

6. Hablar de otros temas que no sean nuestros hijos

7. Compartir aquellas cosas que nos gustan y nos hacen sentir bien.

8. Dejar la culpa a un lado, siempre podemos pensar que nuestros hijos nos necesitan, pero también y sobre todo necesitan a padres felices.

Practicar estas recomendaciones de forma habitual e incorporarlas como una rutina dentro de nuestra vida, hará que seamos conscientes de que tenemos una pareja que necesita cuidados, a la vez, que nos los proporciona, lo que mejora el bienestar de todos los integrantes de la familia

Mónica Fraca Villar. Psicologa/Psicooncologa/Psicoterapéuta Familiar y experta en Terapia de Pareja. Coordinadora del departamento de adultos, pareja y familia de Psicólogos Pozuelo

Te puede interesar:

- Preparados para ser padres: miedos y dudas

- Cómo solucionar los 9 conflictos de pareja más habituales

- Diez consejos para fortalecer la relación de pareja

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.