5 características de una relación de pareja equilibrada

5 Características De Una Relación De Pareja Equilibrada
ISTOCK

Para nadie es un secreto que las relaciones de pareja son un asunto mucho más complejo que lo que nos muestran los libros, series, películas o programas de televisión. Lo cierto que es que la realidad siempre supera a la ficción y las relaciones de pareja van más allá de ese lado romántico y de apariencia de cuento de hadas.

Si ya has vivido una relación de pareja has de saber que el buen funcionamiento de esta es fundamental para que haya una continuidad y armonía entre los dos; de lo contrario, la balanza se inclinará hacia un lado trayendo consigo el desequilibrio y posible fracaso.

Si no lo has experimentado aún, no te preocupes, este tipo de aprendizaje nunca llega temprano o tarde en nuestras vidas, simplemente llega en el momento correcto; lo importante, ante todo, es acogerlo y aplicarlo de modo que nos beneficie en nuestras relaciones.

Una relación de pareja saludable y equitativa requiere la cooperación de ambos; el esfuerzo mutuo y la aplicación de la asertividad hacen la diferencia; pero, ¿en realidad qué determina el equilibrio o qué señales demuestran que la relación va viento en popa?

5 rasgos que definen una relación equilibrada

Para saber si tu relación es equilibrada, existen 5 elementos que te pueden ayudar a identificar si te encuentras en una buena relación.

1. Comunicación satisfactoria
Como primer, elemento tenemos la comunicación satisfactoria cuya base es la asertividad para entablar buenas relaciones; sin esta, es muy probable que se den frecuentes peleas y la intolerancia ronde nuestro diario vivir. Por esto, es esencial identificar y trabajar en esas conductas tóxicas, de lo contrario tarde o temprano afectaran tu vida.

Ahora bien, cuando la comunicación asertiva se da en la relación de pareja, esto contribuye notoriamente en el equilibrio amoroso. El hecho de saber decir las cosas, escuchar de buena manera, tener una actitud atenta, etc., hacen que la empatía dé buenos frutos para las dos personas involucradas.

Recuerda que saber cómo decir las cosas hace la diferencia en la interacción con los demás; así que no dejes pasar de largo este elemento porque puede ser el factor clave del éxito o fracaso de la comunicación sana en pareja y, por ende, de tu relación amorosa.

2. Respeto
El respeto, ese valor tan esencial en la convivencia entre las personas es otra de las características que representan una relación equilibrada; y es que, al ser fundamental en las cuestiones comunicativas y el mantenimiento de los lazos y vínculos entre las personas, este valor adquiere protagonismo en todos los compromisos amorosos.

Debido a su gran trascendencia en nuestras vidas, este valor ocupa un buen lugar en las relaciones sanas; es decir, si tú eres respetuoso y al tiempo tu pareja lo es contigo, temas como la convivencia, el buen vivir y el entendimiento se harán notar en tu relación, dando como resultado el equilibrio y durabilidad del vínculo.

3. Igualdad de compromiso
Otro elemento que caracteriza una relación armónica es la igualdad de compromiso, esa donde la balanza se inclina hacia ambos lados y los dos están lo suficientemente comprometidos para que las cosas fluyan y se mantenga la calidez del amor.

No sirve de nada que solo una de las dos personas esté esforzándose dado que, tarde o temprano, se presentarán inconformidades o desencuentros a raíz del desequilibrio en el dar y recibir.

4. Entendimiento íntimo
El cuarto factor que refleja el buen balance entre una relación de pareja es el entendimiento íntimo, ese que se logra a través del acercamiento como pareja; sin embargo, te preguntarás cuál es ese perfecto estado íntimo que puedes conseguir con tu pareja, pues bien, para identificarlo solo tienes que reflexionar en cómo interactúan entre los dos y qué tan satisfactorios son los encuentros. Además, es esencial la comprensión y la confianza, de modo que se genere una complicidad que solo logren mutuamente.

Si tienen esto a su favor, seguramente, su relación se basa en la armonía y rara vez se ven afectados por asuntos como la monotonía o la pérdida del romance; no obstante, para que esto sea más notorio y efectivo, debe complementarse con las otras 4 características mencionadas en este artículo.

5. Amor sano
Querer bonito, querer saludable, tener pensamientos de amor en pareja, así es el amor sano, ese que damos a consciencia y de una manera benévola; ese amor que en pareja trae cada día el crecimiento mutuo y el aprendizaje, ese que refuerza cada vez más los lazos y hace que, en últimas, la relación sea más equilibrada.

Así que, en el último lugar, pero no menos importante, está el amor sano; si logras identificar fácilmente en tu relación de pareja este tipo de amor, es un buen indicio de lo que han creado juntos, por eso es importante no dejarlo escapar ya que de esto no se encuentra a la vuelta de la esquina.

Ahora que sabes los elementos principales de las relaciones equilibradas, puedes evaluar si la tuya es una de estas o si, por el contrario, requiere del trabajo mutuo para lograr la deseada armonía.

Francisco Martins. Coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor.

Te puede interesar:

- La importancia de la comunicación en pareja

- Diez consejos para fortalecer la relación en pareja

- Cómo cultivar y mantener el amor en pareja

- Diez consejos para fortalecer la relación de pareja

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.