Rumiación: cuando los pensamientos entran en un bucle

Pensamientos en bucle
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Los pensamientos aparecen en nuestra mente y pueden controlar nuestro estado de ánimo y nuestra conducta. A veces, algunos pensamientos se apoderan de nuestra mente y comienzan a dar vueltas y vueltas sin parar. Estos pensamientos recurrentes, suelen ser de tipo obsesivo, toman el control de nuestro cerebro y no nos dejan pensar con claridad las cosas, afectando a nuestras emociones y nuestros actos. Este tipo de pensamientos es lo que se conoce como rumiación.

El proceso de las rumiaciones del pensamiento

Seguramente todos en algún momento hemos tenido pensamientos en nuestra mente que han dado vueltas y vueltas sin parar. Por ejemplo, después de una discusión podemos estar horas pensando en lo que dijimos y en lo que nos dijeron. Estos pensamientos son algo normal, nuestra mente tiende a centrarse en aquello que considera un conflicto y trata de buscar el camino o la solución.

El problema es que a veces, en esa búsqueda del camino, damos vueltas y vueltas y entramos en un bucle. Después de dar tantas vueltas nos enredamos cada vez más, y nos perdemos en nuestros propios pensamientos. En estos casos no solo no encontramos la solución, sino que los pensamientos pueden hacerse fuertes y convertirse en creencias que convertimos en verdades absolutas. Estas creencias a menudo, generan emociones negativas, y pueden alterar nuestra conducta, además de tener efectos sobre nuestra salud, desde insomnio, ansiedad, depresión, etc. Este tipo de pensamiento recurrente, es un pensamiento de tipo obsesivo y se conoce como rumiaciones.

¿Qué son las rumiaciones?

Las rumiaciones son pensamientos nocivos, que se apoderan de nuestra mente, presentándose de manera recurrente. Son pensamientos que se aparecen una y otra vez en nuestro cerebro y nos desbordan, generando frustración.

¿Cómo aparecen las rumiaciones?

La rumiación del pensamiento

1. Las rumiaciones aparecen como respuesta a una situación nociva, a unos hechos que no hemos sabido procesar, como una discusión, una equivocación en el trabajo, un examen, etc.

2. La situación nos genera una incertidumbre que conlleva malestar, suelen ser situaciones no resueltas, ante las que nuestra mente se activa ya que anticipa una posible amenaza.

3. La mente se pone en marcha para dar respuesta a esa aparente amenaza (a veces ni siquiera ha llegado a ocurrir), y tiene la necesidad de encontrar una solución. Los pensamientos nocivos, aparecen como una búsqueda de solución, la mente no puede dejar sin solucionar la situación y la persona siente la necesidad de pensar en ello.

4. Aparece un sentimiento de frustración y de malestar, y a su vez un deseo de dejar de pensar en ello.

5. Ambas necesidades la de pensar en ello y la de no pensar en ello, se confrontan y entramos en un bucle de pensamientos nocivos del que no siempre es sencillo salir. Las rumiaciones pueden llegar a dominar nuestra mente, y por lo tanto nuestras emociones y nuestros actos.

¿Cómo podemos enfrentarnos a las rumiaciones?

Las rumiaciones solo consiguen atascarnos en nuestros pensamientos y generarnos malestar, y con ello se convierten en un obstáculo para la solución. Es muy importante hacer frente a estas rumiaciones antes de que se apoderen de nosotros.

- Se consciente de que las rumiaciones no nos ayudan, al contrario se convierten en nuestros enemigos.

- A veces las rumiaciones, hacen que tengamos una visión distorsionada de la realidad. Aprende a cuestionarte esos pensamientos y trata de desmontarlos.

- Practica la relajación. Se trata de aprender a dejar la mente en blanco y centrarnos en nuestras sensaciones corporales, y en nuestras emociones. Para alejarnos de los pensamientos nocivos, es muy bueno dejar la mente en blanco, sin pensamientos.

- Aprende a reconocer el inicio de los pensamientos nocivos y córtalos antes de que se conviertan en una rumiación.

- En algunos casos puede ser de gran ayuda consultar con un especialista para aprender a gestionar las rumiaciones.

Celia Rodríguez Ruiz. Psicóloga clínica sanitaria. Especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil. Directora de Educa y Aprende. Autora de la colección Estimular los Procesos de lectura y escritura.

Te puede interesar:

- Cómo hacer que los pensamientos negativos desaparezcan

- Enseñar a pensar, el pensamiento crítico de los niños

- 10 ejercicios de gimnasia cerebral para niños y adultos

- 5 trucos para vencer la ansiedad

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.