El secreto de la felicidad: consigue que te pasen cosas buenas

El secreto de la felicidad
ISTOCK

La felicidad es cómo interpretamos lo que nos pasa. Todos queremos que nos pasen cosas buenas y Marian Rojas-Estapé nos descubre en su nuevo libro, Cómo hacer que te pasen cosas buenas, el poder que tiene nuestra mente y nuestra actitud para alejar el drama y atraer a la suerte.

Licenciada en Medicina, Cirugía, y especialista en Psiquiatría, Marian Rojas-Estapé trabaja en el Instituto Español de Investigaciones psiquiátricas, centrándose especialmente en aquellas personas con problemas de ansiedad, depresión y gestión de las emociones. De ahí que nos transmite el mensaje de que, la felicidad, depende del sentido que le demos a nuestra vida.

¿Qué actitudes son fundamentales para propiciar que nos pasen cosas buenas?

Para que nos pasen cosas buenas, lo primero, necesitamos desearlo desde lo más profundo. Hay que utilizar la pasión para enfocarnos en lo que más nos gusta. A todos en esta vida nos pueden suceder cosas maravillosas, pero tenemos que quererlo. Y tenemos que activar la zona en nuestro cerebro que nos permite ver esas cosas maravillosas que suceden.

¿Cuál es el primer paso para poder mejorar nuestra vida?
Con tan solo pequeños pasos, el estado de ánimo se activa y, cuando esto ocurre, mi interpretación de la realidad es mejor. Porque, como sabemos, la felicidad es claramente subjetiva y depende de cómo interpreto mi realidad. Y esa interpretación, esas gafas o mi manera de verlo, dependen de cómo se encuentra mi estado de ánimo y, si yo puedo modificarlo, transformo mi actitud.

¿Qué objetivos debemos perseguir para intentar ser felices? ¿Qué ahoga esa felicidad?
La felicidad depende del sentido que le damos a nuestra vida y, en una sociedad que ha perdido el sentido, que ha perdido el rumbo, tendemos a sustituir sentido por sensaciones. Sensaciones que, de por sí, no son malas, como son la comida, el vino, los masajes, la sexualidad. Pero que se convierten en algo negativo cuando sustituyen al verdadero sentido de la vida. Y la felicidad al final no es lo que nos pasa, sino cómo interpretamos lo que nos pasa. Depende de la capacidad que tiene cada uno de conectar, de observar y de analizar su realidad. La felicidad consiste en vivir instalado de forma sana y equilibrada en el presente, habiendo superado las heridas del pasado y mirando con ilusión al futuro.

Marisol Nuevo Espín

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.