Salvado de arroz contra la obesidad y la hipertensión

El salvado de arroz puede ayudar a combatir la hipertensión y la obesidad
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Los nuevos tiempos han traído un ritmo de vida que ha hecho que problemas de salud como la obesidad y la hipertensión se generalicen. Por un lado los agobios hacen que las personas vean afectada su tensión, por otro lado el número de personas que llevan una vida sedentaria también se han incrementado, lo cual se traduce en una población donde el sobrepeso está muy presente.

Ahora un grupo de científicos de la Universidad de Sevilla han encontrado una forma de ayudar a las personas que sufren estos problemas. En concreto han hallado una nueva propiedad en el salvado de arroz que ayuda a luchar contra la hipertensión y la obesidad. Y es que según este grupo de investigadores este producto cuenta con propiedades antidiabéticas por lo que se recomienda un consumo mínimo a diario para prevenir estos problemas de salud.

¿Qué es el salvado de arroz?

El salvado está formado por las capas más externas del grano, las cuales normalmente son eliminadas en el proceso de refinado del arroz blanco antes de ofrecerlo para el consumo humano. Poco a poco este producto se está introduciendo lentamente en el mercado español, especialmente para la alimentación de animales. Sin embargo desde hace años es muy empleado en países asiáticos y en Norteamérica para muchos fines que van desde la elaboración de aceite hasta la producción harinas.

¿Por qué ahora se vuelve tan interesante para la salud? Los investigadores de la Universidad de Sevilla han descubierto que en el salvado de arroz están presentes de forma natural una gran cantidad de sustancias funcionales con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, hipolipemiantes y antidiabéticas cuando son consumidas en pequeñas cantidades de forma frecuente.

Propiedades vasodilatadoras

Según este estudio el salvado de arroz cuenta con propiedades que ayudan a la vasodilatación y favorece la resistencia de las arterias. Esta investigación, que ha tenido a las profesoras María Dolores Herrera y María Álvarez de Sotomayor como líderes en investigación, ha trabajado con modelos genéticos de roedores con predisposición a la obesidad e hipertensión o a la aterosclerosis por la acumulación de colesterol en sangre.

En este estudio también se ha empleado un extracto enzimático de salvado de arroz, que mejora las propiedades del salvado tradicional ya que protege a este producto de la oxidación típica e incrementa la concentración de sus principios activos. Al añadir este alimento en la dieta de estos se consiguió prevenir la subida excesiva de peso y el desarrollo de la hipertensión.

Datos prometedores

Este estudio sólo cuenta con datos de investigaciones de este extracto enzimático de salvado de arroz en modelos animales. Aún queda tiempo hasta que se comprueben los efectos de este producto en humanos, sin embargo los investigadores creen que la cantidad que un humano tendría que consumir para conseguir prevenir la obesidad y la hipertensión debería ser entre 5 y 25 gramos al día.

Por ello, mientras se recogen datos del efecto del salvado en arroz en humanos, se recuerda las técnicas tradicionales para prevenir estas enfermedades como por ejemplo llevar una dieta equilibrada y saludable con la menor cantidad de grasas posible. Del mismo modo reducir el sedentarismo y tratar de apostar por un estilo de vida más activo siempre ayudarán a prevenir de la obesidad y la hipertensión mientras estos investigadores siguen buscando los beneficios del salvado de arroz en humanos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 consejos para prevenir la obesidad en adolescentes

- Cómo prevenir la obesidad infantil

- La importancia del sueño infantil

- Comer en familia previene la obesidad infantil

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.