Actualizado 10/08/2020 13:05 CET

Remedios y trucos desinfectantes contra el coronavirus

Descubre el poder protector de la clorexidrina y cómo hacer tu desinfectante de manos
Descubre el poder protector de la clorexidrina y cómo hacer tu desinfectante de manos - ISTOCK

¿Sabías que el coronavirus anida en la laringe entre 4-5 días, durante el periodo de incubación, antes de pasar al pulmón o los bronquios, o dar síntomas, siendo un virus muy sensible a los antisépticos? Algunos trucos desinfectantes contra el coronavirus pueden ayudarnos a poner remedio a la enfermedad.

Trucos desinfectantes contra el coronavirus

1. Utiliza un colutorio de clorexidina

Lo cierto es que ya desde 1918 se sabe que la higiene bucal es una importante medida de prevención en la crisis de la gripe española. Hoy sabemos que el colutorio de clorexidina usado cada 6 horas para hacer gargarismos, es un hábito sencillo que disminuye la concentración del virus, su proliferación y contagio. El odontólogo Ivan Malagón añade que "el uso del colutorio está indicado en esta situación concreta, no de manera crónica (no más de 6 meses). Por ello, siempre que sea durante 2, 3, 4 semanas si está indicado, no hay problema de su utilización. Este antiséptico favorece que el virus que se intenta implantar a nivel de la laringe muera y que no se vaya a los pulmones ni a los bronquios o incluso que ese mismo líquido favorezca la no implantación del virus en la laringe. Es una medida más, pero importante, para poder ayudar a reducir este problema que nos afecta a todos". 

2. Bebe influsiones de agua caliente

El coronavirus se desactiva con el agua caliente, "por lo que es muy importante beber infusiones o agua caliente. Además, en el caso de que lo hubiéramos inhalado y que se establezca en la laringe o las vías aéreas, bebiendo agua frecuentemente, hacemos que el virus se barra hacia el estómago y al llegar al estómago, muera por los ácidos del estómago", asegura el doctor Iván Malagón. Por lo que hay que beber mucha agua y si es agua caliente, mejor.

3. Toma suplementos de zinc

El zinc es un mineral clave para elevar las defensas del sistema inmunológico. Sus beneficios fueron ya descritos en la década de los 70 por el científico Ananda Prasar, quien observó que la ingesta de este mineral podía ayudar al organismo a reducir o incluso a acortar la severidad de los síntomas del resfriado. 

Un metaanálisis publicado en 2017 por científicos de la Universidad de Helsinki concluyó que quienes habían tomado pastillas de zinc redujeron la duración del resfriado entre dos y tres días.

4. Utiliza plantas con propiedades antivíricas para reforzar tu inmunidad

Además de estos hábitos, ciertos alimentos y plantas poseen probadas propiedades antivíricas, con las que estimular las defensas y activar el sistema inmunológico.

- La albahaca sagrada o tulsi potencia la inmunidad, lo que puede ayudar a combatir las infecciones virales. Según un estudio publicado en el Journal of Ethnopharmacology realizado durante 4 semanas en 24 adultos sanos, la suplementación con 300 mg de extracto de albahaca sagrada aumentó significativamente los niveles de células T helpers y killers que ayudan a proteger y defender su cuerpo de las infecciones virales. 

- El hinojo es una planta que tiene un compuesto, el transanetolcon,de  sabor dulce que ayuda a combatir ciertos virus. Se consumen las hojas y las flores frescas, que se pueden picar y añadir a ensaladas y salsas. Con una cucharadita de semillas secas (5 g) se puede preparar una infusión durante 10 minutos. No se recomienda a niños ni a embarazadas.

- El ajo es un alimento antivírico por excelencia. Su eficacia contra los virus se ha probado en estudios en probeta. Conviene consumirlo crudo para aprovechar sus cualidades. Si lo vas a cocinar, pícalo media hora antes para que interesactúen sus principios activos y enzimas. De esta manera, conservará buena parte de sus propiedades después de ser cocinado.

- La equinácea es una de las plantas más utilizadas en fitoterapia para estimular la inmunidad. Aunque se pueden tomar las flores o la raíz, lo más recomendable es recurrir a presentaciones como comprimidos y tinturas con contenido estandarizado.

- Las bayas de saúco son uno de los grandes remedios antivíricos de la medicina natural europea, que se han usado tradicionalmente para tratar resfriados y gripes. Una revisión de 4 estudios con un total de 180 participantes, publicado en Complementary Therapies Medicine, descubrió que los suplementos de saúco alivian los síntomas de las vías respiratorias superiores causados por infecciones víricas.

- El orégano incluye en su composición sustancias antivirales como el carvacrol. Puedes añadirlo a salsas, sofritos y ensaladas. Puedes preparar también un aceite aromatizado con orégano para tenerlo siempre a mano en tus recetas.

- La salvia es una planta aromática que se ha utilizado tradicionalmente para tratar infecciones virales. Las propiedades antivirales de la salvia se atribuyen principalmente a compuestos llamados safficinólido, que se encuentran en las hojas y el tallo de la planta.Puedes prepararte una infusión con 15 g de hojas secas por litro de agua. Una aplicación tradicional de las propiedades de la salvia es la purificación del aire del hogar.

5. Fabrica tu propio desinfectante de manos

La mayoría de las farmacias están sin suministros de gel antibacteriano. Como solución, puedes hacer tu propio gel desinfectante de manos con una sencilla receta que te permitirá ahorrar dinero y mantener protegida a toda la familia.

Ingredientes de la receta del gel desinfectante

- 1 de taza de alcohol de heridas (alcohol isopropílico al 99% o alcohol de 96%)
- 1 de taza de gel de aloe vera

Procedimiento

Combina ambos ingredientes en un recipiente limpio y coloca la mezcla en una botella limpia con dispensador o bomba.

Para que el desinfectante de manos casero será efectivo debe tener una concentración de al menos el 60% de alcohol isopropílico al 99% o, en su defecto, alcohol de 96%, y un tercio de gel. 

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Coronavirus, ¡crece la psicosis!

- Coronavirus: 10 razones para el optimismo

- Los virus causan el 90% de las infecciones infantiles y no necesitan antibióticos

- Cómo explicamos... el coronavirus a los niños