La salud, un elemento presente en todos los ámbitos de la vida

La salud en la vida de todos
Foto: UNANCOR Ampliar foto

La salud es uno de los factores más importantes de las personas durante el día a día y a lo largo de la vida, pues esta condiciona de una manera o de otra todos los aspectos de la misma. Aunque muy presente en el siglo XXI, la preocupación por la salud y los buenos hábitos no es algo que haya estado siempre ahí, sino que se trata de una conciencia adquirida hace relativamente poco.

Esto se debe en parte gracias a los avances científicos y técnicos que han demostrado cuáles pueden ser las consecuencias de no tener una mínima consideración hacia el cuerpo en la rutina diaria y en aspectos ocasionales, poniendo en relevancia el cuidado tanto a nivel físico como mental para conseguir llevar una vida sana en términos generales. Desgraciadamente, la sociedad actual no invita a ello.

Las grandes cadenas de comida rápida invadiendo las ciudades o los televisores y ordenadores proporcionando un bucle infinito de entretenimiento que facilita estar más tiempo delante de la pantalla son sólo algunos ejemplos de cómo el cuerpo es ignorado por completo. ¿La consecuencia directa? Una mala salud y, por ende, una peor calidad de vida.

La dieta, lo más nombrado

Cuando se habla de hábitos saludables y de la salud en general, uno de los primeros términos en hacer aparición es la dieta y todo lo referido a la comida que se ingiere. Como se ha mencionado, tanto cadenas de comida rápida como productos pre-cocinados, alimentados con un alto procesado industrial, etc.., son cada vez más habituales en el mundo moderno. Aumenta así, por tanto, el riesgo de consumo de alimentos que no deberían entrar dentro de una dieta sana habitual.

Las dietas de carácter saludable se han convertido en una tendencia entre quienes ven en ellos un problema de salud derivado de la comida y buscan en Internet, por ejemplo, remedios para perder peso. Como bien es sabido, adelgazar no es algo que haya que llevar a cabo únicamente por el aspecto físico, sino también por todos los problemas cardiovasculares que puede traer consigo.

¿El truco? Ni dietas milagrosas ni dejar de comer. La clavé está en seguir una dieta equilibrada y evitar a toda costa productos altamente procesados y los locales donde la grasa parece ser el principal ingrediente de la comida que sirven. Y no, ¡esto no significa que comer bien sea aburrido! Los recursos para comer bien y de forma sabrosa son infinitos, únicamente hay que encontrar lo que mejor se adapte a cada situación personal.

Salud en lo profesional... y en lo personal

El ámbito de la salud abarca un enorme número de campos, que incluyen desde el nivel profesional del sector sanitario hasta los niveles más personales que se puedan imaginar. A lo largo del tiempo, solucionar los problemas del cuerpo y los ocasionados en él a través de otros factores externos ha ido en aumento hasta terminar en la situación de este momento, con todo un espectro de actividades, profesiones, patologías, soluciones y un largo etcétera exclusivamente en este campo.

Dedicarse de forma profesional al sector de la salud ha sido y sigue siendo una de las mejores opciones en términos de empleo por razones obvias (la humanidad siempre tendrá problemas de salud que resolver), siendo considerada por la población como un valor seguro. No es extraño encontrar así Cursos de salud fuera de las universidades que ofrezcan formación como auxiliar de enfermeria o auxiliar de farmacia, por ejemplo, para poder desempeñar una profesión en el terreno de la salud sin tener que pasar por una carrera costosa en tiempo y dinero.

Así mismo, también han aumentado las visitas a profesionales que no están directamente relacionados con aquellos en los que se tiende a relacionar o asociar con el término de 'salud'. Es el caso de los psicólogos o terapeutas, cada vez más consultados, en un momento donde gozan de una reputación a nivel social que es mejor que nunca antes en el pasado.

No son sólo aptos para acudir de forma individual, sino que la falta de confianza o los celos son causas desencadenantes de una mala salud en términos de pareja, lo cual hace necesario acudir a especialistas. Los lugares de terapia de pareja Málaga, así como en otras ciudades, son el lugar idóneo para acudir a aclarar las cosas con nuestra pareja y poner punto y final a cualquier malestar lógico de la convivencia continuada.

El día a día es el 'quid' de la cuestión

Hablar de salud no tiene sentido si no se hace mención al trabajo día a día y a los hábitos que se sigan de forma regular. Como se ha mencionado anteriormente, esto es algo que importa mucho en aspectos como el de la dieta, donde una buena alimentación permite librar al cuerpo de sustancias que no le reportan ningún bien a largo plazo. Lo mismo ocurre con otros hábitos en apariencia sencillos, pero no por ello menos importantes.

Un claro ejemplo es el de cepillarse los dientes tras la comida. Aun siendo algo que se da por hecho, hay una infinidad de ocasiones en las que no se cumple por pereza o vagancia ante la acción misma del cepillado. La consecuencia más inmediata son todo tipo de problemas bucales que pueden surgir por no dedicar unos minutos de nuestro día a esta sencilla tarea.

El cepillo de dientes eléctrico ha hecho mucho por hacer del cepillado algo más cómodo, aunque ir al baño y ponerlo en marcha es cosa de cada uno. En la actualidad es fácil encontrar cepillos de dientes eléctricos baratos en Internet, dando con uno que esté bien en poco tiempo y con la comodidad de poder hacer el pedido desde casa. Las excusas para no realizar un cepillado a fondo se van acabando.

Hacer de estas tareas algo rutinario -junto con una visita al dentista de vez en cuando, en este caso- es la mejor fórmula para evitar problemas mayores de los que uno se pueda arrepentir en un futuro no tan lejano. Por supuesto, el mejor momento para comenzar a aplicarlo es desde este mismo instante.

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.