Los niños ven los inhaladores como algo incómodo para su vida estudiantil

Los niños ven el inhalador como algo incómodo para su día a día
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El asma es un problema que puede hacer que la vida de los más jóvenes se vea alterada en gran media. Sin embargo, siguiendo el tratamiento adecuado, estos problemas se pueden subsanar rápidamente. Uno de estos puntos que se han de mantener es el uso de inhaladores, sin embargo, en muchas ocasiones es difícil mantener estas recomendaciones por múltiples problemas.

Uno de los principales problemas con los que se encuentran los especialistas en este punto es que los niños abandonan sus inhaladores porque los consideran como una carga en su vida estudiantil. Así lo explican desde la Queen's Mary University de Londres tras haber analizado los casos de 700 alumnos con asma en los colegios de Reino Unido.

Descontrol del asma

De todos estos alumnos, el 42% poseedor de un inhalador reconoció que no se sentían cómodos a la hora de usarlo en clase. De hecho, el 29% de los estudiantes asmáticos que debían usar este artículo afirmó que no recurrían a él ni siquiera cuando su respiración era dificultosa.

En el caso de productos específicos como los corticosteroides inhalados, el 56% de los alumnos reconocieron no usarlo de forma fiel a las indicaciones, mientras que un 42% afirmó no saber para qué sirven. Esta situación supone un grave descontrol del asma en los niños y se encuentren cada vez más ataques de esta enfermedad respiratoria en los colegios.

Las causas señaladas por los investigadores son el temor de los niños a ser vistos como alguien distintos en la escuela y por tanto ser víctimas de acoso. Por ello se anima a las escuelas a iniciar programas en los que se indique a los niños la importancia de controlar su medicación para evitarse estos problemas. De hacer entender a los niños que artículos como inhaladores o gafas son necesarios y que no son sinónimo de burla.

Reaccionar a una crisis de asma

El asma es una enfermedad que aunque controlable, puede dar lugar a serias crisis que hagan peligrar la integridad de los más pequeños. Lo más importante en estas situaciones es saber reaccionar y proceder de forma adecuada. Estos son los pasos concretos:

- Administrar rápidamente la medicación pertinente, en este caso los inhaladores.

- Tranquilizar al niño y tratar de que el nerviosismo no dificulte su respiración.

- Mantenerlo en un ambiente abierto en donde no le falte el aire y pueda respirar con tranquilidad.

- En caso de no responder, acudir rápidamente a urgencias para que los profesionales solucionen este problema.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Asma en niños: causas y sintomas

- La obesidad infantil aumenta el riesgo de asma

- Cuidados ante un resfriado

- Peligros de fumar en el coche con niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.