Alta del recién nacido, qué debes saber antes de llevar a tu pequeño a casa tras el parto

¿Qué Debes Saber De La Estancia Hospitalaria Junto A Tu Bebé?
ISTOCK

¿Primer embarazo en la pareja? ¡Enhorabuena! Un nuevo miembro llega a la familia para llenarla de amor y hacer que sintáis la experiencia de criar a un hijo hasta que se convierta en una persona adulta y capaz. Pero ser primerizo no es fácil, la falta de experiencia hace que las dudas se amontonen en la mente de los futuros padres y que parezca no haber una respuesta.

Un ejemplo es la estancia hospitalaria de la madre y del hijo tras el parto. ¿Cuánto tiempo es lo normal? ¿En qué momento se considera que se ha finalizado y que no existe riesgo para ninguno? ¿En qué situaciones hay que preocuparse? Sobre todo ello habla la Asociación Española de Pediatría, AEP, en su revista Anales de Pediatría.

Finalidad de la estancia y duración media

AEP señala que la estancia hospitalaria de la madre y el recién nacido tiene como finalidad identificar problemas tan en el bebé como en la mujer y garantizar que está recuperada y preparada para afrontar el cuidado del pequeño en su domicilio. La duración media de este ingreso suele ser de 48 horas ya que este es el tiempo determinado para detectar trastornos cardiopulmonares, ictericia, obstrucciones intestinales y otras afecciones.

En algunas ocasiones se puede requerir un tiempo más para poder realizar otras pruebas con el fin de determinar que no existe ningún riesgo. Pero lo habitual, como ya se ha dicho, es de 48 horas. Durante estos días se recomienda que el padre u otros familiares contribuyan a crear un espacio seguro para el bebé en casa mientras las madres terminan su recuperación en el centro hospitalario.

Antes del alta los médicos comprobarán el peso del recién nacido y compararán estos datos con los del momento del alumbramiento. De esta forma podrán detectar si ha habido algún problema en la alimentación, de esta forma será posible advertir variaciones que indiquen la presencia de algún trastorno digestivo u otros problemas que expliquen esta reducción de talla.

Si durante las 12 horas previas al alta los signos vitales son estables y la temperatura axilar está entre los 35,5-37,4ºC, se considerará que no hay riesgo en que el niño y la madre pueden volver a casa.

La ayuda del padre

Mientras la madre se recupera en el hospital, el padre puede colaborar de otras formas para ayudar a que la recuperación tras el parto en casa sea lo más llevadera posible. Aprovechando los momentos en los que la mujer está acompañada de familiares y amigos, el hombre puede terminar de realizar los ajustes necesarios en casa para que ésta sea un entorno seguro.

Preparar la cama para el descanso, crear un ambiente agradable para no causar más estrés en la madre. Al mismo tiempo, el hombre también tendrá que prestar todo el apoyo posible a la mujer durante su ingreso hospitalario, salvo que los especialistas recomienden dejar a la madre sola. En el caso de que se complique la situación, siempre puede dejarse una llave a un familiar cercano para que cuide del hogar mientras se permanece apoyando a la pareja.

Durante la estancia hospitalaria del bebé en el hospital, salvo recomendación contraria de los especialistas, los padres pueden iniciar el vínculo de apego con su bebé pasando tiempo con él y junto a la madre. Leyendo a ambos para relajarlos, controlando las visitas de familiares para evitar superar el aforo y causar el estrés en la mujer.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los grandes cambios del bebé de 0 a 12 meses

- Los principales problemas en la piel de los bebés

- Las curvas de crecimiento de peso y talla

Contador
Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.