Los idiomas en España, ¿por qué nos cuestan tanto?

correo
¿Por Qué Nos Cuesta Tanto Aprender Idiomas?
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

España sigue a la cola de los países europeos en cuanto al aprendizaje de idiomas se refiere. Las últimas estadísticas facilitadas por la agencia Eurostat, en España señalan que sólo el 45 por ciento de los estudiantes de ESO, que tienen entre 12 y 15 años, estudian dos o más lenguas extranjeras. Este porcentaje asciende al 60 por ciento cuando hablamos de la media de UE y sube al 80 porciento en países como Finlandia, Grecia, Dinamarca, Italia, Portugal, Polonia, Estonia o Rumanía.

Los datos estadisticos europeos revelan que el 98,8 por ciento de los alumnos en Europa estudian al menos una lengua extranjera y 6 de cada 10 estudiantes (unos once millones de niños) aprenden dos o más idiomas extranjeros.

Concretamente, Luxemburgo (el 100% de los alumnos del primer ciclo de secundaria), Finlandia (98,5%), Italia (98,4%), Estonia (96,3%) y Rumanía (95,6%) son países europeos que apuestan más firmemente por la enseñanza de idiomas. En la otra cara de la moneda se encuentra Hungría, Irlanda y Austria, donde los alumnos que aprenden más de dos lenguas extranjeras no llegan al 10%. En Alemania el porcentaje se sitúa en el 39 por ciento.

Idiomas más estudiados en Europa: inglés, francés y alemán

Por qué nos cuestan tanto los idiomas

El idioma inglés sigue a la cabeza del ranking de lenguas más estudiadas en Europa. Actualmente, estudian inglés más de 17 millones de jóvenes. El francés es el segundo más estudiado, la primera en Irlanda y Bégica. Actualmente, uno de cada tres alumnos de la Unión Europea aprenden francés y es el segundo idioma extranjero más elegido en siete estados miembros, entre ellos España, donde la aprenden cuatro de cada diez estudiantes de ESO.

El alemán es la tercera lengua más estudiada, entre los que se cuentan aproximadamente tres millones de alumnos de secundaria en Europa, y la cuarta el castellano con dos millones de estudiantes, lo que supone un 13 por ciento del total. Los estudiantes de Francia y Suecia son los más interesados en aprender castellano, mientras que el ruso es la segunda lengua extranjera más escogida en los tres estados bálticos -Lituania, Estonia y Letonia- y también en Bulgaria.

¿Por qué nos cuesta tanto a los españoles aprender idiomas?

Actualmente, casi todos los españoles tenemos un nivel medio de inglés, lo que en la práctica supone entender partes de textos, hablar de temas sencillos y entender conversaciones no muy complejas. Sin embargo, aunque la mayoría de los españoles domina la gramática, cuando se enfrentan a una entrevista de trabajo o como trabajadores debemos asistir a reuniones en inglés, la cosa se complica.

Según un estudio de la OCU, solo uno de cada diez españoles asegura tener un nivel avanzado de inglés, lo que se corrobora con otro estudio, realizado por el Cambridge University Press, que revela que únicamente el 13% de los españoles dice tener un nivel "alto" o "muy alto" de inglés. Además, el 71% se declara nada o poco satisfecho con su nivel de inglés. ¿Por qué nos cuesta tanto?

El doblaje y el miedo al ridídiculo: principales razones

Los expertos señalan los españoles vivimos en un estado de confort idiomático, que nos acomoda en nuestro idioma ya que lo tenemos todo traducido. Tener dobladas todas las películas es uno de los factores que contribuyen a este estado de confort idiomático. 

La falta de familiarización en otros idiomas es lo que contribuye al miedo al ridículo, otro factor que nos bloque al hablar en otro idioma. El 81% de los entrevistados por el Cambridge University Press reconoce que el miedo al ridículo es uno de nuestros principales problemas, mientras que nueve de cada diez afirman sentir vergüenza a la hora de comunicarse en este idioma cuando no lo dominamos bien, según la OCU.

El tipo de enseñanza, la clave de la cuestión

Otros expertos coinciden en afirmar que la enseñanza de idiomas en España no ha seguido el sistema más adecuado o motivador. La explicación sistemática de los conceptos gramaticales en las clases año tras año, sin poner estas palabras o frases en práctica, es lo que hay que cambiar. Además, los profesores deben hablar en inglés a sus alumnos desde el minuto uno, evitando usar el castellano como antiguamente.  Manuela Vázquez, responsable de St. Patrick International Language Courses, indica que " es mejor que los niños pequeños aprendan de forma lúdica y en familia que de manera formal, con profesor particular, etc. Plantear un seguimiento del aprendizaje del idioma de manera divertida o de manera estrictamente académica tiene una repercusión directa en la motivación del alumno".

Estos cambios ya se están implantando en todos los colegios donde impera una educación bilingüe, con profesionales y profesores suficientemente formados y experimentados para impartir la asignatura.

En este momento ,vamos viendo cómo las nuevas generaciones comienzan a dominar más el inglés, los niños escuchan más inglés y lo pronuncian mejor y en algunos casos han tenido incluso oportunidad de salir al extranjero sólos o con su familia. Rosalía Casares, profesora de inglés en la academia IML La Zubia (Granada), asegura que estudiar una lengua en un curso en el extranjero "facilita la asimilación de estructuras gramaticales, vocabulario y, sobre todo, aporta fluidez".

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- Aprender idiomas: cómo fomentar la facilidad de los niños

Cómo aprender dos idiomas desde bebé

- Motivos para hacer un curso intensivo de idiomas

El reto de aprender idiomas para los niños

Los idiomas y el desarrollo emocional de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.