Actualizado 28/09/2015 07:30 CET

Cada vez más españoles estudian idiomas en el extranjero

Idiomas en londres
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Si hay un asunto determinante en la formación a la hora de buscar empleo, ese es el dominio de idiomas. Quizá por eso cada vez más españoles se toman en serio el aprendizaje de lenguas extranjeras, y quizá por ello se haya visto el primer aumento desde la crisis de españoles que se van fuera a aprender otras formas de expresión.

De este modo, la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce) asegura que el número de estudiantes que van a aprender idiomas al extranjero se ha incrementado por primera vez desde el inicio de la crisis. En concreto, esta asociación asegura que sólo en lo que va de año han sido más de 100.000 los españoles que han hecho algún curso de lengua extranjera en otro país.

Las cifras de Aseproce indican que los nacionales que cursan todo el año académico en otra lengua ha crecido un 25%, hasta superar los 3.100 estudiantes. Los datos se extrae de la propia información de la asociación, que engloba a 42 empresas del sector especializadas en cursos de idiomas fuera de España.

Cursos de idiomas fuera de España

Pese a que durante la crisis económica este sector de empresas no ha sufrido especialmente, gracias a que cada vez son más los que se dan cuenta de la importancia vital de aprender nuevas lenguas, sí que estos datos son muy positivos.

Academias como Mundo Idiomas, compañía especializada en cursos para españoles adultos en el extranjero, han detectado ciertas caídas en estos años pasados debidas especialmente l cambio en las becas de verano del ministerio (las conocidas como becas MEC), con las que los universitarios estudiaban tres semanas fuera durante el verano. Esta ayuda del Gobierno se cambió por cursos de idiomas dentro de España, lo que hizo que el sector se resintiera. Aunque ahora se está recuperando, "será complicado que lleguemos a las cifras del pasado", aseguran desde esta compañía.

Los estudiantes más viajeros

No en todas las comunidades autónomas los estudiantes son igual de viajeros. Según los datos de dichas compañías, Madrid es la región en la que más alumnos viajan al extranjero para aprender idiomas. De hecho, Aseproce dice que el 38 por ciento de sus clientes son madrileños. A los madrileños le siguen los catalanes (22%) y andaluces (10%) como la segunda y tercera de la lista, según Aseproce. De lejos se sitúan Comunidad Valenciana (7%) y País Vasco (5%).

Por edades, la mayoría de los estudiantes que van al extranjero a aprender otras lenguas son menores de edad: el 70 por ciento, según las cifras de esa asociación, que indica que por lo general los adultos se organizan por Internet.

Por otro lado, otras empresas ofrecen cursos en España para los españoles que quieren aprender inglés sin salir del país, con precios de 1.800 euros por una semana de estancia. El servicio ofrece una convivencia intensiva con nativos voluntarios que, tras el período de aprendizaje, exploran España una semana más asumiendo los costes por cuenta propia.

Tres semanas en otro país

Por lo general, la mayoría de los españoles que van fuera a cursos de idiomas pasan tres semanas en otro país, lo que supone un gasto medio de 3.000 euros por menor. En el caso de los adultos el precio es diferente: según Aseproce, los mayores destinan unos 1.700 euros para un aprendizaje de entre dos y tres semanas, aproximadamente, ya que los gastos suelen variar según la ciudad, el tiempo de estancia y los servicios que se contraten.

Ahora bien, ¿qué idiomas se estudian en el extranjero? La lengua universal, esto es, el inglés, es la que acapara más solicitudes: el 90 por ciento. Los españoles que quieren estudiar el idioma de Shakespeare optan en un 45 por ciento por Reino Unido, Irlanda (23 por ciento) y Estados Unidos (20 por ciento). A estos lugares les siguen, muy de lejos, Canadá (5 por ciento) y Francia y Alemania (2,5 por ciento).

Por otro lado, las academias de idiomas y organizadoras de cursos están observando un aumento en el aprendizaje de otras lenguas menos comunes pero con una gran proyección: el chino, el japonés y el ruso. De hecho, los más pequeños comienzan a visitar en grupo los países de estos idiomas.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Cinco beneficios de estudiar un año en el extranjero

- Curso escolar en el extranjero: un año fuera de casa

- Aprender idiomas: cómo fomentar la facilidad de los niños