2 de cada 3 padres dicen no tener información del juguete que compran

Información sobre los juguetes que compramos
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Seguridad, relación de advertencias, instrucciones de uso, edad recomendada... son algunos de los detalles importantes en los que tenemos que fijarnos los padres a la hora de elegir el juguete adecuado para nuestros hijos. Cuando los receptores del juguete son los niños, a esta información debemos añadir también la trasmisión de valores y el estímulo de la imaginación. Pero, como padres ¿de qué forma podemos enterarnos de qué juguetes les convienen más a nuestros hijos?

Falta información sobre los juguetes que compramos

La primera edición del estudio Infopapás: Padres y Juguetes en España, elaborado por Mattel, revela que dos de cada tres padres consideran no tener acceso a información suficiente sobre los juguetes que compran, bien porque no saben dónde buscarla (un 51 por ciento) o porque no encuentran datos específicamente destinados a los padres (un 64 por ciento).

Los anuncios que vemos en la televisión tienen por objeto seducir a los pequeños y buscan que sean ellos mismos quienes formulen a sus padres la petición pertinente, sobre todo en estas fechas, cuando el día de Reyes está ya a la vuelta de la esquina. Quizá por eso, en muchas ocasiones, tenemos que conformarnos con leer esa letra minúscula que aparece en la parte inferior de la pantalla de nuestro televisor durante la emisión de un spot publicitario. Al menos así era hasta ahora porque, ante la inquietud de los padres, cada vez existen más portales en Internet que revelan las claves para escoger juguetes sin equivocarnos.

De hecho, según este estudio , Internet es precisamente la fuente de información de cabecera de este preocupado colectivo. La web de Infopapás es solo una de las muchas a las que podemos recurrir. Una buena opción es también visitar la web de la OCU Organización de Consumidores y Usuarios, porque con solo teclear en su buscador la palabra "juguete" encontraremos cantidad de artículos que nos serán de gran ayuda. Otras plataformas como AIJU Instituto Tecnológico del Juguete y AMEI Asociación Mundial de Educadores Infantil proporcionan también información muy valiosa sobre cada uno de los juguetes del mercado.

¿Qué me garantiza la seguridad del juguete?

La última modificación de la legislación sobre la seguridad del juguete se hizo en agosto de 2011 y en ella figuran todas las normas de seguridad y reglamentaciones técnicas que se pueden asociar al juguete en función de la edad del público menor al que este se dirija. Al documento se puede acceder vía online y podemos recurrir a él si consideramos que alguno de los juguetes que hemos comprado no cumple con los requisitos que se le suponen. Si todavía nos estamos pensando si comprarle o no a nuestro hijo el juguete que ha pedido en su carta a los Reyes Magos de Oriente, lo mejor es que tengamos en cuenta estos parámetros:

-   Tenemos que localizar en la caja las siglas CE. Todos los juguetes que compremos tienen que cumplir siempre las exigencias de seguridad de la Unión Europea. 

-   Es conveniente que en la caja figure también la dirección del fabricante.

-   La relación de advertencias tiene que ser visible sin necesidad de que tengamos que desechar el cartón.

-   Tiene que indicarse la edad mínima y máxima para el uso del juguete.

-   Las instrucciones de uso y seguridad tienen que hacerse explicitas. Mucho mejor si se resumen en el exterior del paquete y se detallan en su interior.

-   El juguete debe señalar si contiene o no piezas pequeñas. Recuerda que, según la ley, estas tienen un diámetro máximo de tres centímetros y un largo de seis.

-   Hay que tener especial cuidado con los juegos que contengan cuerdas porque estas no pueden traspasar los 30 centímetros de largo por riesgo de estrangulación del niño.

-   Son muy  peligrosos los juegos de agua, los que requieran electricidad para su funcionamiento y los definidos como magnéticos. Conviene que los niños los usen siempre en compañía de un adulto.

Juguetes que estimulan la imaginación de los niños

Pero todas estas cuestiones atañen únicamente a la seguridad del menor y, si bien esta es la preocupación mayor, existen también otras. De hecho, lo que más preocupa a un 84 por ciento de los padres encuestados es si el juguete contribuye o no a estimular la imaginación del niño.  Desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles AMEI señalan en este sentido que "el juego es un recurso creador tanto en el sentido físico como en el mental". El niño se mantiene activo y en movimiento mientras juega y además, a partir de su ineludible ingenio, va poco a poco incrementando su capacidad intelectiva. La plastilina y el dibujo son dos de las mejores vías de estímulo de la imaginación y la creatividad.

Juguetes con valores educativos

Si a la activación de la imaginación y a las condiciones de seguridad del juguete sumamos que este sea capaz de trasmitir al niño importantes valores estaremos ante el juguete perfecto. Por valores entendemos la preservación del medio ambiente o la solidaridad, por ejemplo. Así, conviene seguir los siguientes consejos:

-   Evitar seleccionar juguetes bélicos que puedan fomentar la violencia entre los niños.

-   Escoger juguetes que favorezcan la estabilidad del planeta y hacérselo saber.

-   Nos decantaremos por el juego en grupo frente al individual, así evitamos generar actitudes egoístas. La pelota y la comba son dos opciones que añaden a su valor tradicional, el despertar de un sentido estratégico en el niño, que además comprende las ventajas del trabajo en equipo.

-   No seleccionaremos juegos demasiado competitivos y trataremos de enseñar al niño a perder.

-   Cuando son bebés conviene decidirse por juguetes activos, que son aquellos que potencian su psicomotricidad y fortalecen sus pequeños músculos. A estas edades son igualmente estimulantes los juegos musicales.

-   No tenemos por qué esperar a que los niños sepan leer para regalarles un libro. Contarles uno antes de que se acuesten puede despertar en ellos un gusto por la lectura que después solo habrá que mantener.

-   Los dibujos de los cuentos les ayudarán a imaginar y siempre podemos proponerles pintar por su lado.

-   Los cuentos hinchables para la bañera son una buena opción, pero tendremos que tener al bebé vigilado.

-   Los juegos de construcción (con cuidado a las piezas pequeñas) también potencian su visión estratégica y habilidad manual.

-   Los juegos de manualidades y cocina son también especialmente educativos.

Es nuestro deber indicar a los niños que no pueden tener todos los juguetes del mundo. Debemos hacerles reflexionar acerca de qué es lo que realmente les hace falta y les parece divertido. Podemos limitar a tres los juguetes que pidan en su carta y añadir nosotros algún detalle didáctico. Así les enseñaremos a acotar y a decidir, estaremos provocando que diseñen poco a poco y por su cuenta una pirámide de valores mentalmente.

Te puede interesar:

- Pautas para comprar juguetes

- Educar con la carta a los Reyes Magos

- 10 valores que transmitir en familia

- La solidaridad, educar en valores

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.