Fenómeno Frozen: el nombre de 'Elsa', popular por primera vez en Estados Unidos

Elsa y Anna de Frozen
Foto: WALT DISNEY Ampliar foto

El fenómeno de la película 'Frozen' parece no tener fin. Del 'taquillazo' del largometraje al éxito indudable de su canción 'Let it go' pasamos, ahora, a la vida real: el nombre de 'Elsa' se ha vuelto popular por primera vez en la historia de Estados Unidos, un 'boom' de Elsas que se relaciona totalmente con la película de estas dos hermanas en el reino del hielo.

Miles de 'Elsas' en Estados Unidos después de 'Frozen'

En 2014 nacieron miles de Elsas, haciendo que este nombre se hiciera el 286 más común en el país norteamericano. ¿Que no parece mucho, pues hay 285 nombres que son más repetidos? Es posible, pero nos falta un dato por conocer: según explica el diario The New York Times, 'Elsa' no había entrado en el 'top 500' de nombres comunes desde 1917, y su aparición se debe, sin lugar a dudas, del éxito de 'Frozen' en 2013.

Es curioso, asimismo, que el nombre de 'Anna', la hermana de Elsa y verdadera heroína de la película, no ha visto resurgir su popularidad al mismo nivel. 'Anna' siempre ha sido un nombre popular en Estados Unidos, y tras la película su posición en la clasificación del país apenas ha variado un lugar: en la actualidad es el trigésimo cuarto nombre más común.

Estos datos han sido extraídos del registro de recién nacidos de la Seguridad Social estadounidense, que tiene datos actualizados hasta 2014, por lo que aún no es posible comprobar si el 'efecto Frozen' sigue haciéndose notar dos años después del estreno de la película.

Los nombres varones también se notan

Donde también se ha notado el 'efecto Frozen' ha sido en los nombres de los varones: según los mismos datos manejados por el diario neoyorquino, aunque los nombres de los hombres en la película eran inusuales ya de por sí, también se han vuelto más comunes desde su estreno.

'Olaf', el tierno muñeco de nieve que sueña con ir a la playa, ahora cuenta con 22 bebés con su mismo nombre, frente a los solo nueve que había en el año anterior. Lo mismo ha ocurrido con Kristoff: en 2013 había sólo siete niños llamados así, mientras que en 2014 han nacido 32.

Los datos curiosos no acaban aquí: Sven, el nombre del reno de Kristoff, también se ha vuelto más popular, superando incluso a su dueño: en 2014 nacieron 55 bebés a los que les pusieron este nombre, frente a los 33 del año anterior.

La influencia de las películas

Esta no es la primera vez que una película tiene tal influencia en la sociedad. También en este país, después del estreno del largometraje 'Brave' en 2012, más de 100 niñas recién nacidas fueron llamadas 'Mérida'.

Pero, puestos a hablar de la influencia de Disney en los nombres norteamericanos, conviene recordar el 'efecto Cenicienta'. Disney ha sacado este año una nueva versión del cuento de los años 50 y, aunque en la actualidad estadounidense puede sonar raro llamar a un bebé 'Cenicienta', lo cierto es que en 1950, cuando la primera película fue estrenada, nacieron más de un centenera de nuevas 'Cenicientas', que ahora deben rondar los 60 años.

Los motivos de estas influencias no están claros, pero es posible que tengan que ver con las "familias democráticas": cuando los padres dejan a los hermanos mayores elegir los nombres del nuevo bebé de la familia... y el pequeño (o la pequeña) se inspira en su película favorita.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Frozen. El reino del hielo

- Frozen, ¿mal ejemplo para los niños?

- Películas para ver en familia

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.