Actualizado 30/08/2021 17:46 CET

Retrasar la paternidad, una mala idea según la ciencia

La edad del padre también tiene un papel muy importante en el parto.
La edad del padre también tiene un papel muy importante en el parto. - ISTOCK

En la actualidad la llegada del primer hijo en muchas familias se retrasa como resultado de los actuales cambios de vida y las dificultades para conciliar vida laboral y cuidado de niños. Sin embargo, posponer este momento no es una buena idea. Y no solo en el caso de la madre, y las posibles complicaciones para los pequeños. El hecho de que los padres también asuman la paternidad a edades más altas, tiene sus consecuencias.

Un estudio publicado en la revista Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica señala que los hombres no deberían posponer la paternidad ya que la edad de ellos también influye a la hora de tener un bebé. De hecho, es posible incluso encontrar complicaciones graves en el parto que pueden poner en jaque la seguridad del bebé. Un motivo más para animar a ambos progenitores a no posponer esta decisión.

Posibles complicaciones

En este estudio participaron un total de 4.271 hombres, quienes se encontraban en la búsqueda de un hijo. Los datos desvelaron que solo el 40,8% de los partos estuvieron libres de problemas. Al analizar la edad de ambos progenitores, se identificó que en aquellas parejas donde el futuro padre era mayor, la posibilidad de alumbramiento exitoso se había reducido, con independencia de la edad dela madre.

En cifras, la probabilidad de un nacimiento sin problemas fue un 33% menor para los hombres mayores de 50 años, en comparación con los hombres más jóvenes, La conclusión principal fue que la edad paterna, en especial "mayor de 50 años" afecta significativamente la posibilidad de conseguir un parto tranquilo. Por ello se recomienda, una vez más, no retrasar la paternidad por estos motivos.

De esta forma, queda demostrado que la edad del hombre sí que importa en el momento de buscar un bebé. Un factor a tener muy en cuenta en las familias que quieren tener hijos y formar una familia.

Motivos para posponer esta decisión

Como ya se ha dicho, el nuevo estilo de vida ha cambiado la concepción de la búsqueda de un hijo. Esta decisión se retrasa en la actualidad, y estos son algunos de los motivos que se aprecian para esta situación:

- Estabilidad en pareja. Tener un hijo se sigue considerando un proyecto en pareja, pero en la actualidad diversos motivos están haciendo que esta estabilidad marital tarde en consolidarse.

- Razones laborales y económicas. Sin una estabilidad financiera se hace difícil traer un niño a este mundo, dado la gran inversión que supone un hijo.

- Escasas políticas de conciliación. No solo se trata de traer a un niño, sino de contar con políticas de conciliación para facilitar su cuidado, sin detrimento de la seguridad laboral.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El papel del padre en la educación de los hijos

- El modo masculino de educar

- El papel del padre en el embarazo

- Padres y madres educan diferente, y eso es bueno

Contador

Para leer más