Actualizado 26/08/2020 11:19 CET

La felicidad de ser agradecido, un valor a transmitir a los adolescentes

La gratitud es una actitud positiva que asegura la felicidad y emociones con las que afrontar situaciones difíciles.
La gratitud es una actitud positiva que asegura la felicidad y emociones con las que afrontar situaciones difíciles. - ISTOCK

Ser feliz es un objetivo que todos perseguimos. Este estado de plenitud y de alegría garantiza un bienestar emocional. Pero, ¿cómo alcanzarlo? Desde luego que la educación juega un papel muy importante en este sentido ya que inculcar a los hijos las herramientas para poder alcanzar esta finalidad es vital dentro del hogar en el que se desarrollan los niños.

¿Cuáles son los valores que se deben transmitir a los más pequeños para poder enseñarles los secretos de la felicidad? Según el estudio de la Universidad de Hofstra la gratitud es uno de ellos. Un instrumento que hay que brindar a los hijos y, de este modo, enseñarles desde edades tempranas las mejores vías para enfrentar la vida y sus dificultades.

Gratitud y emociones positivas

Tal y como exponen los responsables de este trabajo la gratitud en adultos se relaciona con emociones positivas, entre las que por supuesto se encuentra la felicidad. Son varios los estudios anteriores hay una relación entre ambos elementos. Al mismo tiempo, esta actitud también ayuda a afrontar momentos difíciles y a reducir niveles de estrés, así como a mitigar el enfado.

En el caso de los adolescentes, otros trabajos hablan de una relación entre el perdón y la gratitud con un desarrollo más positivo y una mayor satisfacción con la vida. Al mismo tiempo, ambos comportamientos también se vinculan con una reducción de los efectos negativos en este grupo de edad. De esta forma, contribuye a disminuir los sentimientos depresivos y de soledad.

El desarrollo de los jóvenes es un paso importante. En especial, la adolescencia supone el último tránsito antes de llegar a la edad adulta, un cambio que abarca desde las esferas intelectuales hasta las físicas. Por tanto, un camino marcado por valores positivos ayudará a prevenir desórdenes mentales y a afrontar los reveses de la vida de un mejor modo.

Gratitud en el desarrollo

Para este estudio se tuvo en cuenta la situación de 1.098 adolescentes. Para conocer su percepción de los mismos se les invitó a escribir de manera breve qué significaba para ellos la gratitud. Al mismo tiempo, se realizó un seguimiento de sus emociones positivas y su desarrollo, de esta forma se pretendía analizar qué diferenciaba a los jóvenes plenos de aquellos que vivía una situación contraria.

Así se encontró que aquellos adolescentes con conciencia del significado de la gratitud mostraban un desarrollo positivo y una actitud de felicidad. Gracias a ello se apreciaba unas emociones que les permitían afrontar situaciones de mayor estrés. Al mismo tiempo, al preguntarle por su visión sobre esta palabra, se observó una reflexión que en algunos casos se tradujo en un cambio de prisma.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 valores para transmitir en familia

- Elogiar a los niños para educar en valores

- 10 películas con valores familiares para niños

- Educar en valores, la voluntad