Actualizado 20/11/2020 14:31 CET

¿Cómo ser una influencia positiva para los adolescentes?

Aprende a ser un referente para tus hijos adolescentes.
Aprende a ser un referente para tus hijos adolescentes. - ISTOCK

Los padres son el espejo en el que se fijan los niños. Pero, ¿sigue siendo igual durante la adolescencia? Al llegar a esta etapa los hijos comienzan a dejarse llevar más por la opinión de sus amigos en lugar de por el punto de vista de sus progenitores. Sin embargo, nunca hay que olvidarse de este rol de referencia para los hijos y continuar siendo una buena influencia para los jóvenes.

Autoimagen del adolescente

La Asociación Española de Pediatría, AEP, señala que la adolescencia es una etapa de continuos cambios que transmiten inseguridad al adolescente y le hacen sentir que "no se conoce". Todo es nuevo en su universo. Comienzan a prestar mucha atención a la imagen corporal y valoran como algo muy importante la opinión que los demás tienen de ellos.

En estas edades todavía no tienen claro "cómo se ven a sí mismos" e intentan encontrar respuestas en las opiniones de sus semejantes. Cuando éstas son positivas, refuerzan el valor de la persona y contribuyen al logro de una buena autoestima. Es importante que la familia del adolescente no menosprecie sus nuevas preocupaciones e intereses para que pueda conseguir una autoestima sana, que le ayude a vivir de forma plena.

Los padres deben comprender que la preocupación de sus hijos por la imagen corporal es algo transitorio, que irá disminuyendo conforme crezcan, pero que puede provocarles conflictos durante esta etapa. También deben seguir siendo un espejo en el que reflejarse cuando no sepan cómo comportarse y del que tomar nota a la hora de desarrollar determinadas actitudes.

Artículo relacionado:
- Pensar y sentir, los imprescindibles en la adolescencia

Padres, referencia moral

AEP señala que las figuras de referencia moral para el adolescente deben encontrarse en su familia, por ello los padres deberían interesarse por estos temas antes de la adolescencia. Hablar de sus virtudes físicas de una forma constructiva hará que el adolescente esté preparado para la enorme presión social a la que va a ser sometido. Sería un buen momento para reforzar los hábitos de vida saludables, la dieta equilibrada y la práctica de ejercicio moderado de forma cotidiana.

Es inevitable que el adolescente se preocupe en exceso por su aspecto físico, así que podemos utilizarlo como un aliciente adicional para guiarle hacia una vida más sana. Si los adolescentes se sienten bien con su cuerpo, afrontaran estos años con más recursos para defenderse y lograr una mejor estima personal.

El adolescente necesita buscar nuevas emociones, probar diferentes estilos de vestuario, música y amistades. Todo ello resulta demasiado novedoso para los padres. Es recomendable actuar con tolerancia y respeto, puesto que la imposición va a generar más oposición en el adolescente.

Hay que recordar que están en la edad de experimentar y de sentir que son ellos quienes deciden. Comprender los matices de esta etapa ayuda a acompañarlos y guiarles hacia un desarrollo vital saludable y feliz. Todas estas inquietudes y turbulencias, que deben ser contenidas dentro de unos límites establecidos por los padres, son beneficiosas. Su conocimiento les ayudará a desarrollarse, a forjar su autoestima y su personalidad adulta.

Los profesionales de la Clínica Mayo señalan los siguientes consejos para acompañar a los adolescentes:

- Evitar los ultimátums. Los hijos adolescentes podrían interpretar un ultimátum como un desafío.

- Ser claro y conciso. En lugar de decirles que regresen temprano, establecer un horario de regreso específico. Establece reglas breves y directas. Las consecuencias deben ser inmediatas y deben estar relacionadas con las elecciones o acciones de los hijos.

- Explicarle las decisiones tomadas. Puede ser más probable que los hijos adolescentes cumplan con una regla si comprende qué objetivo tiene.

- Actuar razonablemente. Hay poner reglas que tu hijo adolescente que se puedan cumplir.

Damián Montero

Te puede interesar:

Contador