Actualizado 21/10/2016 7:28:54 +00:00 CET

España, entre los países que más retrasan la maternidad

España cada vez pospone más la maternidad
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El crecimiento de la natalidad es una de las asignaturas pendientes en España. La decisión de traer un niño al mundo se retrasa cada vez más. De hecho, España está entre los países que más retrasan la maternidad, es decir, es de las naciones que más posponen tener un hijo y únicamente Italia está por delante.

El retraso de la maternidad tiene dos consecuencias directas sobre la población. Por un lado el hecho de que si el primer hijo tarda en llegar, la posibilidad de que un segundo nazca se vuelve más difícil, y un tercero, muy infrecuente. El segundo efecto que tiene posponer esta decisión es que hay más probabilidades de que la madre tenga un embarazo y un parto más complicados y que el bebé tenga problemas en su desarrollo.

El primer hijo casi a los 31 años

Según los datos del Eurostat, la media de edad de la primera maternidad en la Unión Europea se coloca entre los 28,8 años. Sin embargo España se aleja de esta edad y se coloca en los 30,6 años. Únicamente Italia supera esta cifra ya que las mujeres de su país tienen el primer hijo a los 30,7 años.

Otros países como Luxemburgo o Grecia también acompañan a España ya que registraron que la primera maternidad dentro de sus fronteras se producía a los 30,2 años y 30 años respectivamente. Bulgaria y Rumanía son los países en donde más pronto se tiene al primer niño: se estrenan como padres a los 25,8 años y a los 26,1 años respectivamente.

 

El segundo hijo, cerca de los 34 años

La primera consecuencia del retraso de la maternidad en España es que el segundo hijo tarda mucho más en llegar. La segunda maternidad en nuestro país se pospone hasta los 33,07 años. Esto provoca que la tasa de fertilidad dentro de nuestras fronteras también sea más bajas respecto a la media de la Unión Europea.

Mientras que de media en el Viejo Continente las mujeres tienen 1,58 hijos, en España la media se coloca en 1,32 vástagos. Esto supone una suida de apenas un 0,08% respecto a 2001. Sin embargo nuestro país se aleja de las tasas más baja de Europa, en donde se coloca Portugal con 1,23 hijos por cada mujer.

Peligros de este retraso en la maternidad

Que las mujeres españolas retrasen su maternidad no solo repercute en los índices de población, sino que además supone varios peligros tanto para la madre como para el niño. A partir de los 35 años el riesgo de diabetes gestacional se incrementa para las embarazadas. Puede traer consigo problemas arteriales y problemas de presión sanguínea.

En cuanto a los problemas para el feto, tener un hijo en estas edades también puede derivar en un parto prematuro y en problemas de desarrollo. En estas edades no solo se reduce el número de óvulos presentes en la mujer, sino su calidad.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Todas las ayudas por maternidad 2016

- La maternidad se retrasa 3,6 años de media

- Claves para evitar el descenso de la natalidad

- Estos son los países de Europa con más niños