Actualizado 07/08/2020 13:46 CET

Aprobar ESO ya no será necesario para la obtención del título

El paso a Bachillerato se podrá conseguir sin aprobar ESO
Foto: ISTOCK Ampliar foto

En los últimos meses mucho se ha hablado de los posibles cambios que se esperan en el terreno de la Educación. Reválida y selectividad han copado los titulares, pero el Gobierno ha tomado nuevas decisiones en este terreno y ajenas a estos asuntos. En concreto el Ministerio de Educación ha dado un paso atrás en el real decreto que cambia el sistema de obtención del título de ESO.

Este nuevo cambio estipula que a partir de ahora los alumnos de esta etapa educativa no precisarán de una nota superior a cinco para conseguir este título. Por tanto se podrá pasar a Bachillerato con una calificación por debajo del aprobado y con hasta dos asignaturas suspensas.

A la espera del pacto educativo

Aunque a priori pueda parecer que se hace más fácil la obtención del título de ESO, lo cierto es que se complica un poco más esta tarea para los estudiantes. Mientras que antes esta etapa académica se podía superar con hasta tres materias suspensas, ahora este número desciende a dos. Eso sí, la nota media de estos alumnos puede ser inferior al cinco y pasar a Bachillerato, siempre y cuando tengan un máximo de dos materias no superadas.

Estas materias suspensas no podrán ser Lengua Castellana y Literatura, ni Matemáticas. Los alumnos de ESO tampoco tendrán que aprobar la famosa reválida para conseguir este título y dar por superado este nivel escolar. Habrá que esperar hasta alcanzar un pacto educativo para que estas pruebas alcancen a tener efectos académicos. De la misma manera, esta decisión sobre la educación secundaria también podrá tener cambios en el momento en el que se consiga el trato en esta materia gubernamental.

La situación de las reválidas

Como se ha dicho, las reválidas son otro de los puntos que siguen en el aire a la espera de alcanzar un pacto educativo. Estas nuevas pruebas que se prevén como necesarias para la obtención de una titulación y que serán unas pruebas similares a las Pruebas de Acceso a la Universidad, PAU. Pero aún no hay un modelo común a todo el territorio español ya que se está a la espera de que el Consejo de Rectores decida un sistema que sea similar en todas las comunidades de España.

Por ahora la nota que tendrá el alumno para acceder a una carrera universitaria se ponderará el 40% de la nota obtenida en el examen de acceso y un 60% la calificación del expediente académico. La nota de ambas medias tendrá que ser superior a cinco y por ahora las reválidas quedan en el aire hasta que el Gobierno alcance el pacto educativo con el que instaurar una nueva Ley en este campo

Es decir, hasta que el Gobierno firme este pacto educativo serán las PAU las que decidan si un alumno está capacitado o no para iniciar la carrera que busca. Habrá que esperar hasta este punto saber qué es lo que tienen que hacer los alumnos españoles para conseguir superar las distintas etapas educativas.

Damián Montero

Te puede interesar:

Selectividad: cómo no arriesgarlo todo en un examen

- 7 claves para elegir carrera y futuro profesional

- Cómo superar la ansiedad en los exámenes

- Exámenes, consejos para la noche anterior

Para leer más