Actualizado 13/06/2022 14:39

9 claves para fomentar la amistad

Claves para fomentar la amistad
Claves para fomentar la amistad - ISTOCK

El sentirse valorado y querido, el sentirse amigo, estimula lo mejor de cada uno, y anima a luchar por lograr la mejor personalidad. Intentar ser buenos amigos, sin precipitarnos a juzgar o criticar...

Cultivar el arte de escuchar lo que deseen contarnos, con comprensión, sin necesidad de dar consejos a todas horas. Escuchar más allá de las palabras, leer entre líneas, mostrarse receptivo, usar esa empatía e inteligencia emocional tan propias de la persona y de las relaciones personales. Usar las neuronas espejo. Dejarse empapar de lo que nos quieren transmitir.

Todos necesitamos que alguien nos escuche y comprenda, sin opinar ni juzgar. Que nos dé consuelo en momentos difíciles.

Un buen amigo es un gran tesoro: agradable, afectuoso, simpático, comprensivo, y nos ayuda a crecer.

En la amistad relucen esas cualidades y actitudes que nos tornan más amables y virtuosos, ¡más personas!, más humanos.

Avanzando un poco más, algo muy real, y con mucho calado, que señala Aristóteles: "La amistad perfecta es la de los hombres buenos y virtuosos, porque quieren el uno para el otro lo auténticamente bueno". Esa es la verdadera amistad, la mejor amistad. Querer el bien para el otro, mirar más al tú. Ayudarse mutuamente a ser mejores, a luchar por conseguirlo una y otra vez. Además, como ya descubriera el mismo Aristóteles, "cuanto más virtuosa es una persona, más disfruta con las buenas acciones".

La amistad en la familia y con la pareja

Aterrizando en la familia, con nuestros hijos adolescentes, es preciso ayudarles a distinguir entre tres realidades. Amigos, compañeros y cómplices. Amigo es el que te ayuda a crecer como persona. Compañero, el que comparte una actividad. Y cómplice, el que se une para hacer algo poco correcto.

Con la confusión que generan hoy las redes virtuales, denominando "amigos" a gente que, puede que ni siquiera conozcamos es fundamental que sepamos distinguir y eduquemos en esta línea.

La amistad también es, y debe ser, el "plato fuerte" del amor en pareja: de un amor verdadero, ¡auténtico!, genuino y hermoso... Donde se ancla firme esa relación. Es lo que le da estabilidad y fuerza al amor, con sentimientos favorables, y también en épocas de pequeñas "crisis", en las que el amor debe crecer y mejorar. Y ayuda superarlas, les da su "savia" nueva para que ese amor se desarrolle: ¡lo nutre con esa amistad mutua!

9 claves para fomentar la amistad

1. Aprender a sonreír y contagiar alegría. Ensayar sonrisas, ser amable y tener buenos modales.

2. Prestar atención a los demás: interesarse por sus gustos, ilusiones, preocupaciones, proyectos y dificultades... Ser leales, no cambiantes según el viento que sople. Nos recuerda Tolkien: "Desleal es el que se despide cuando camino se vuelve oscuro". El amigo está cuando todo va bien, y en las dificultades. Más incluso en ellas.

3. Pensar qué necesitan y estar en los detalles: son "el pulso" del amor y de la amistad.

4. Escuchar es más importante que hablar, también con el corazón. Y saber animar cuando haga falta, con esperanza y optimismo.

5. Usar los talentos de cada uno, al servicio de los demás.

6. Actitud constructiva: nada de desprecios e ironías, que destrozan la convivencia.

7. Quererse con un corazón que sabe servir y preocuparse de los demás. Como señala la Madre Teresa, quien no sirve, ¡no sirve!

8. También ayudar a los hijos, con buenas preguntas, a pensar en los demás, a tener en cuenta sus sentimientos, a mostrar empatía. Por ejemplo, a la vuelta de una actividad, ¿qué tal están tus amigos?, ¿cómo crees que se habrá sentido por eso que le has dicho? Ante una salida, ¿cómo me sentiré si te retrasas en tus clases, o llegas tarde? O, ¿cuánto tiempo hace que no llamamos a...? Y luego, actuar en consecuencia. ¡Ayudar está en nuestras manos!

9. La amistad lleva compartir todo lo bueno que se tiene... Cada día podemos concretar un pequeño plan, o idea, para conectar con las personas, para cuidar esa amistad.

María José Calvo. Fundadora de Optimistas Educando y Amando

Te puede interesar:

- Los buenos amigos: compañeros y cómplices

- 6 claves para caer bien y tener amigos

- La pandilla de amigos en la adolescencia

- La importancia de la amistad en la niñez

Contador

Más información