Cómo conseguir que los niños aprendan a usar los medios de comunicación

Cómo hacer e los niños, unos buenos usuarios de televisión
Foto: ISTOCK Ampliar foto

Radio, televisión, periódicos y en los últimos tiempos, publicaciones digitales. Este siglo ha supuesto un flujo de información y un aumento de los medios de comunicación como nunca antes se había visto. La actualidad de la jornada está a golpe de click y es tan alto esta cantidad de contenido que en ocasiones resulta difícil usarlo de forma eficiente.

Algo que se vuelve todavía más complicado para los niños, quienes se enfrentan a estos medios de comunicación sin una capacidad crítica formada. De hecho es posible que incluso los usen para otros fines lejos de ponerse al día con la actualidad. Es aquí en donde los padres tienen que velar por la formación de sus hijos en este campo y conseguir crear en ellos una mentalidad que los ayude en el manejo de estas herramientas.

Influencia de las pantallas

Uno de los medios de comunicación que más influencia tiene sobre los niños es indudablemente la televisión. Los niños aprenden a través de ella distintos valores que se adhieren a su personalidad. Es por este motivo que los profesionales recomiendan a los padres vigilar lo que sus hijos consumen a través de las pantallas, un consejo que también se da en el caso de ordenadores, tablets, smartphones y videojuegos

A los niños menores de 18 años siempre se ha de seguir en cuanto a su consumo de televisión y saber qué es lo que están visionando. Los padres han de velar porque este contenido sea educativo y fomente valores positivos y evitar el visionado de elementos violentos o perjudiciales. La figura de un adulto es muy importante cuando un menor se enfrenta a una pantalla para explicar aquello que no se entienda.

Los niños de 2 a 5 años no deben usar las pantallas más de una hora al día y los padres deben interactuar con ellos mientras las usan. Es bueno preguntar a los hijos qué es lo que están viendo y tratar de evitar que la mente del niño quede absorbida por los contenidos que está viendo en estos dispositivos. A partir de los 6 años hay que estar más atento al uso que los menores hacen de estos aparatos.

Al aumentar la autonomía del niño, los padres deben frenar usos inadecuados de las pantallas. Deben recordar a los menores la necesidad de cumplir con sus deberes, por lo que no hay que permitir que se excedan en las horas de televisión o abusando de ordenadores o dispositivos como smartphones y tablets. Estos aparatos nunca deben ser empleados por los menores sin la supervisión de un adulto.

Horario libre de medios

Los expertos también recomiendan que en casa haya un horario libre de medios. Un momento en el día en el que nadie use ningún dispositivo para acceder a contenidos informativos o de ocio. En estas ocasiones no solo hay que descansar de las pantallas. También se debe apostar por potenciar el pensamiento crítico y reflexivo de los niños, para ello nada mejor que preguntarles por sus experiencias.

Dialogar con los niños sobre qué es lo que han visto en la televisión o en sus dispositivos electrónicos con el fin de que estos valoren esta experiencia. Animar a que expliquen por qué han elegido algo en lugar de otra cosa y que den sus motivos. De esta manera los padres también podrán dialogar con sus hijos y darles consejos en base a lo que les gusta.

Es preferible que este horario libre de medios sea por la noche, antes de dormir. Con ello se conseguirá evitar que las pantallas influyan en la calidad del sueño de los más pequeños. Además con estos momentos también se apostará por crear un clima de diálogo que es muy beneficioso a la hora de tratar otros problemas dentro del hogar para los que sea necesario hablar.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Cómo enseñar a ver la televisión a los niños

- Más de un millón de niños ven la tele a partir de las 10 de la noche

Estos son los contenidos de televisión que prefieren los niños

- La creatividad en el desarrollo de los niños

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.