Ideas para educar en valores e igualdad en casa y en el cole

Ideas para educar en valores e igualdad en casa y en el cole
ISTOCK

La educación en valores es un conjunto de estrategias y de relaciones que tienen como objetivo formar en civismo y en modelos de convivencia basados en el respeto, la empatía y la igualdad.
La educación en valores, y concretamente en Educación Infantil, ha de ser trabajada de forma transversal y globalizada, es decir, relacionando los distintos valores entre sí y con otros aprendizajes. Por esto, ofreceremos a los alumnos modelos que les permitan interiorizar fácilmente las actitudes propuestas, sin olvidar la importancia de la colaboración familia-escuela. Debido a la situación actual en que nos encontramos, donde no sólo se han ido perdiendo valores en una sociedad de prisas y cambios, éstos se hacen más necesarios por los cambios sociales, culturales, etc.
La educación en valores ha de ser una tarea compartida, continuada y coordinada. Para que todo esto ocurra es esencial el desarrollo cognitivo de los pequeños, la interacción social, el ejemplo de los padres y el entorno, entre otros. A continuación, hablamos de ciertos valores y cómo abordarlos tanto en el aula como en casa. Asimismo, más adelante se verán posibles estrategias para hacer de la educación en valores una tarea compartida entre los diferentes agentes educativos que rodean al niño y a la niña de 0 a 3 años.
Por un lado, la autoestima se construye a partir de las personas que nos rodean, principalmente de los educadores y padres, de las experiencias, vivencias y sentimientos que se producen durante todas las etapas de la vida. Desde edades tempranas es importante que resaltemos los aspectos positivos de todos nuestros niños y niñas. Tampoco hay que olvidar que comparar las cualidades positivas entre ellos puede favorecer su autosuperación. Además, la autoestima va ligada al autoconcepto, que es la imagen que hemos creado sobre nosotros mismos. Una buena o mala percepción de éste, determinará su nivel de autoestima.
Como educadores, es importante trabajar la cooperación intensificando la comunicación y coordinación entre personas, concienciándonos de que somos distintos pero que no es un problema para que se lleve a cabo una buena convivencia.
Por otro lado, la cooperación va ligada a la solidaridad que es un valor que debe fomentarse y fortalecerse desarrollando la empatía hacia el otro para saber cómo se siente o lo que puede necesitar. Para ello, primero deben tener adquirida la idea del "yo", o el conocimiento de sí mismo, para luego poder conocer al otro. Además, este valor ayuda a desarrollar conductas prosociales como cuidar, ayudar y compartir, las cuales se han de trabajar en todo momento con la familia o los compañeros de aula.
Asimismo, encontramos la responsabilidad, que consiste en dar respuesta a un condicionante sin presión externa, es decir, por propia voluntad, y por lo tanto, se encuentra ligada al concepto de autonomía. En el aula, los educadores marcamos pautas para que el niño lo vaya adquiriendo y que también se puede hacer en casa, como colocar el abrigo en su percha, lavarse las manos antes de comer o quitarse los zapatos.
Además, desde Nemomarlin Alcobendas vemos importante el cuidado del medio ambiente y el reciclaje, que pueden trabajarse en casa y en la escuela de manera equitativa. En la escuela, además de un mini punto limpio, tenemos dos cubos diferenciado en cada aula (amarillo para los envases y blanco para desechos), incorporando en el aula de 2-3 años una caja de cartón para fomentar también el reciclaje de papel. Es necesario que respetemos el medio ambiente entre todos para que nuestros hijos e hijas se beneficien en el futuro.
Finalmente queremos destacar el valor de la igualdad. Éste pretende enseñar que tanto hombres como mujeres tenemos las mismas posibilidades de acción. El niño tiene que comprender que las tareas del hogar son hábitos de higiene y limpieza que facilitan la convivencia con los demás y el respeto hacia el otro, así como del espacio compartido. Por ello, como adultos de referencia, es importante que demos ejemplo compartiendo las obligaciones y que variemos las tareas y quién las realiza. Asimismo, el trabajo en familia fomentará la relación padres-hijos.
Para poder trabajar la educación en valores os hemos seleccionado una serie de actividades que realizamos en la Escuela y que se pueden llevar a cabo en casa:
Durante la asamblea, hablamos sobre cómo se sienten, cómo lo pueden expresar y cómo detectar las emociones. El objetivo es que puedan valorar sus sentimientos y el de los otros que les permitirá desarrollar su personalidad y mejorar las relaciones sociales y el respeto.
De igual manera, durante los juegos y actividades aprovechamos para fomentar la cooperación y el compartir. Tienen que comprender que los juguetes son de todos y por eso no los pueden quitar o hacerse con ellos, sino que tienen que ir variando y jugando con todos y en grupo.
Además, os proporcionamos unos consejos muy sencillos que podéis llevar a cabo en vuestros hogares.
? Cuentos, en los que se muestran los valores que los niños y niñas tratan de imitar y reconocer en las diferentes historias y personajes. Os dejamos con una lista de 10 cuentos que no pueden faltar en vuestros hogares.
? El cazo de Lorenzo: Para enseñarles a respetar las diferencias y aprender a lidiar con las dificultades y los obstáculos en la vida.
? A qué sabe la luna: Desarrolla el trabajo en equipo para conseguir una meta conjunta independientemente de las características individuales.
? El pez de colores: Trabaja el compartir, el no pretender ser mejor que otros sino intentar ser iguales.
? El monstruo rosa: Ayuda a entender la diversidad como elemento enriquecedor.
? Rosa caramelo: Trabaja la igualdad entre hombres y mujeres en cuanto a la realización de tareas, sin importar las características de cada sexo.
? Las princesas también se tiran pedos: No existen atributos para cada sexo, sino que los crea la sociedad y son barreras que necesitan romperse.
? Mercedes quiere ser bombera: Permite enseñar a los niños y niñas que las profesiones no tienen género.
? El árbol de la Escuela: para resaltar la importancia del afecto y valores como el cuidado y el respeto hacia todo lo que nos rodea, incluyendo la naturaleza.
? Dar ejemplo: Tenemos que actuar de forma consecuente con lo que decimos en casa. Para los niños y niñas es más fácil aprender estos valores, si lo observan en los adultos. Además, debemos hablar en casa sobre el por qué algunos valores como la tolerancia o el respeto son tan importantes.
? Ofrecer nuestro apoyo. La confianza es esencial y, a través de los adultos, los niños deben recibir ayuda y guías adecuadas para saber cómo reaccionar ante ciertas situaciones, e ir forjando poco a poco su personalidad.
? Educar en valores conlleva una enseñanza continua: No debemos dejar de trabajar los valores, aunque crezcan, porque no dejan de evolucionar y siguen adquiriendo valores más complejos en otras etapas.

Como os hemos ido comentando, los educadores y las familias debemos ayudar desde edades muy tempranas para adquirir ciertos valores esenciales para la vida en sociedad. En la actualidad, hay casos muy polémicos respecto a la igualdad, por eso para nosotros es fundamental ir enseñando a los niños y niñas que no existen colores que los identifiquen, que los juguetes no tienen género y que los oficios y profesiones pueden ser para todos. Entre todos tenemos que favorecer un cambio de mentalidad desde los niños para que el mundo en un futuro cambie a mejor.

Alexia Guillén Sánchez y Daniel Gómez Plaza, educadores de la Escuela Infantil Nemomarlin Alcobendas.

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.