Juego heurístico, qué es y cómo puede ayudar a los niños

Los beneficios del juego heurístico
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El juego heurístico se presenta como una de las formas de enseñar a los más pequeños las nociones de orden y clasificación de objetos. Además esta actividad también refuerza su capacidad de comprensión mediante la manipulación libre de lo que le rodea. Una buena forma de hacer que el pensamiento de los niños más pequeños se estructure y aumente su conocimiento de distintos materiales.

Sesión de juego heurístico

En concreto el juego heurístico consiste en dejar que los niños entren en contacto con distintos materiales cotidianos y experimenten todas las posibilidades que ofrecen. Desde botes que tapar y destapar, hasta vasos que puedan servirles como contenedores de otros materiales. En definitiva, la intención es que los menores entren en contacto con objetos que no sean lúdicos, que les ayuden a establecer categorías de una manera práctica. .

Hay que asegurarse que esos materiales no puedan representar un peligro para los niños. Es decir que no sean tóxicos ni puedan tragarse ocasionando una asfixia. Una vez elegidos todos estos objetos, también hay que facilitarles a los niños lugares donde guardarlos una vez finalizado el juego para ver si los más pequeños son capaces de agruparlos en función de las características que han aprendido.

Los adultos deben limitar su actuación a ser unos meros vigilantes, no se debe guiar de ningún modo a los más pequeños y decirles para qué sirve cada cosa. La intención es que sean los niños quienes investiguen y exploren las posibilidades de los objetos que se han encontrado en la habitación.

 

Varios objetos de un mismo tipo

Es imprescindible que a la hora de organizar el juego heurístico los padres se aseguren que hay varios objetos de un mismo tipo. Esto ayudará a que los niños asimilen por ejemplo que los botes sirven para guardar objetos y mantenerlos cerrados en un mismo espacio. Ver que hay varios artículos para un mismo fin ayudará a la comprensión de este mismo.

El juego heurístico no solo se limita a enseñar la utilidad de los objetos. Sino que también ayuda a que los niños se familiaricen con varios materiales. De esta forma objetos como pelotas, rollos de papel higiénico, etc. ayudarán a que los más pequeños se enfrenten a estos artículos y se pregunten, ¿qué puedo hacer con esto? ¿Para qué me puede servir algo pesado o algo ligero?

Fase de recogida y clasificación del juego heurístico

Todo juego heurístico debe concluir con una fase de recogida y clasificación. Es la mejor forma de comprobar si el niño ha asimilado las propiedades de cada producto. Por ejemplo que el pequeño guarde todos los cartones dentro del mismo cajón es una señal de que durante esta actividad el menor ha asimilado las cualidades de este material.

Además es importante que tanto en la fase de recogida como en todo el juego heurístico el niño esté acompañado de otros. El trabajo en equipo también ayuda a la comprensión ya que de esta forma los menores compartirán sus averiguaciones y el conocimiento adquirido en esta actividad. Además esto también contribuirá a que los más pequeños potencien sus capacidades sociales.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Estimulación para bebés de 0 a 12 meses

- La importancia de gatear para el bebé

- Caricias y masajes en el bebé

- Cómo estimular el lenguaje del bebé

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.