3 beneficios de la educación digital para los nativos digitales

Así podemo educar a nuestros nativos digitales
Foto: ISTOCK Ampliar foto

El lenguaje digital no es nuestra lengua madre, los padres no somos nativos digitales, no es la que aprendimos cuando aprendíamos a hablar. Nos ha llegado tarde. Nos cuesta bastante iniciarnos en el aprendizaje de las nuevas tecnologías, que depende en demasiada medida de nuestra voluntad. Y, además, por mucho que nos esforcemos, seguimos manteniendo ese antiguo “acento de papel” que delata nuestra edad. Somos inmigrantes digitales y nuestros hijos son nativos digitales.

Cómo adaptarse al lenguaje digital

El problema del lenguaje de los nativos digitales es que supone para nosotros como padres e inmigrantes digitales un esfuerzo mayor por nuestra parte. Para adaptarnos, es importante conocerlo porque, en general, nos cuesta aceptar que nuestros hijos hablan un idioma en el que nosotros no nos sentimos cómodos.

Sin embargo, es importante esforzarse por conocer el nuevo idioma de lae educación digital y dominarlo con el menor acento posible si deseamos ser partícipes de la educación de nuestros hijos. Según un estudio elaborado por la Universitat Oberta de Catalunya, son menos de un tercio los profesores que no utilizan jamás un recurso didáctico con aplicación de nuevas tecnologías. Y la tendencia en el tiempo es muy marcada.

Las nuevas tecnologías en los colegios

Colegios y, sobre todo, grupos editoriales se están sumando con sorprende celeridad a suministrar a los profesores, padres y alumnos plataformas digitales con múltiples materiales para complementar la formación de los niños. Han descubierto el potencial de estos recursos para fomentar el aprendizaje en las aulas. Porque, como explica Mark Prensky, creador del término nativos digitales, "la realidad es que los nativos digitales no solo han cambiado de idioma respecto al de sus padres, sino que esta inserción en el mundo tecnológico también ha transformado sus capacidades, reduciendo algunas que se usaban más en el pasado y potenciando otras que antes no existían".

Por ejemplo, mientras que en la educación tradicional en la escuela -previa a la irrupción de las nuevas tecnologías- se valoraban especialmente capacidades como la de concentración o la memoria, el alumno tecnológicamente desarrollado tiene una capacidad de gestionar varias tareas al mismo tiempo que es propia solo del lenguaje digital.

Los profesores García, Portillo, Romo y Benito, demostraban en una investigación cómo es necesario adaptar los modelos de aprendizaje a los nativos digitales. En su estudio, elaborado en la Universidad del País Vasco, mostraban cómo hay que potenciar esas nuevas capacidades como la multitarea, para sacarles partido educativo. “Para los inmigrantes digitales, la capacidad de abordar procesos paralelos de los nativos digitales no son más que comportamientos con apariencia caótica y aleatoria”. Sin embargo, para los nativos, la capacidad de saltar de un tema a otro con facilidad y regresar otra vez al anterior, multiplica sus posibilidades de aprendizaje.

3 beneficios de la educación digital para los nativos

1. La comunicación audiovisual. Propia de los nuevos entornos digitales. Facilita y fomenta el aprendizaje. Los centros educativos que han apostado por las nuevas tecnologías están descubriendo el potencial de las nuevas tecnologías para convertir el aprendizaje en un tiempo que, para el alumno, computa como entretenimiento. Esta circunstancia limita la percepción negativa de la realidad del estudio.

2. Las apps interactivas. Un alumno de tercero de Primaria, el equivalente a tercero de EGB, está estudiando, como ya lo hicieron sus padres a la misma edad, el mapa de la geografía española y el de la división en Comunidades Autónomas y Provincias. Mientras los padres calcaban como podían los mapas físicos y políticos apoyados en la ventana o con ayuda de aquellas reglas con el perfil de España, los hijos acceden a plataformas digitales para encontrar mapas en los que interactúan de la misma manera que con los juegos de ordenador: arrastran elementos para componer un puzle. En un entorno idéntico al que usan para divertirse, la diversión les permite aprender unos contenidos curriculares establecidos por el centro educativo.

3. La música sumada a la imagen ha sido otro de los grandes descubrimientos para la educación. Si nuestra generación le ponía una melodía monocorde a las tablas de multiplicar, ahora se pueden encontrar recursos digitales con pegadizos raps que ayudan a recordar los nombres de los océanos y los continentes. Aunque en los primeros años del uso de Internet no era sencillo encontrar material adecuado, hoy la variedad es muy amplia y hay numerosos documentales adaptados a los niños. Había experiencia suficiente –las prestigiosas series de Érase una vez el hombre o Érase una vez el cuerpo humano, son de nuestra generación–, y los primeros nativos digitales llegados ya al mundo laboral están poniendo empeño en la mejora de los materiales.

Alicia Gadea

Te puede interesar:

Competencias que ya no desarrollan los nativos digitales y que les conviene aprender

- Nativos digitales, una generación de hijos diferente

- Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.