Claves para evitar que los perros muerdan a los niños

Trucos para evitar que los perros muerdan a los niños
Foto: THINKSTOCK Ampliar foto

Las mascotas aportan mucho a la vida de las familias y de los niños, pero es importante tenerlas bien educadas y cuidadas para evitar posibles problemas, como que nuestro perro muerda a algún niño o familiar. Te traemos algunos consejos relativos a la educación y los hábitos para evitar que los perros muerdan a conocidos y extraños.

Según explican desde la Academia Americana de Pediatría, en Estados Unidos cada año más de 4,7 millones de norteamericanos son mordidos por perros, y la mitad de las víctimas son menores de 14 años. Por ello, os contamos las recomendaciones que hacen sobre la seguridad con los perros, que de hecho son el animal que más tienen las familias españolas.

Consejos de seguridad con perros

Selección: hay muchos tipos de mascotas para los niños; si decides un perro, antes de comprarlo o adoptarlo hay que elegirlo, y es bueno hacerlo con cabeza. Puedes hablar con un veterinario para que te aconseje qué raza es mejor según los hábitos de tu familia o la casa en la que vivas (por ejemplo, los perros grandes lo pasan mal en pisos pequeños).

Educación: enseña a tu mascota a ser sociable desde pequeño. Preséntale a diferentes personas y otros animales para que se sienta a gusto en estas situaciones desde cachorro.

Entrenamiento: entrena a tu perrito para que obedezca y confíe en ti y las órdenes o instrucciones que le enseñes. Evita los juegos agresivos para que no tome la violencia como un juego.

Vacuna: ten las vacunas de tu mascota siempre al día.

Castración: cuando los perros son castrados son menos propensos a morder, por lo que es una opción a tener en cuenta.

Solos no: nunca dejes al bebé o niño pequeño solo con un perro.

Perros extraños: enseña a tu hijo a acercarse sólo a perros que parezcan amigables y estén con su dueño, al que siempre debe preguntar si puede acariciarlo antes de hacerlo. Con perros desconocidos, es bueno que le huelan primero y después acariciarlos suavemente, evitando tocar la cara y la cola.

Dormir: igual que no se debe molestar a una persona cuando duerme, a los perros tampoco. Ni cuando duermen, comen o cuidan de sus cachorros. Hasta el perro más dócil puede enfadar si cree que le quieren arrebatar a sus hijos.

Correr: también es bueno enseñar a los niños que no deben correr cerca de perros desconocidos, pues se pueden poner nerviosos o salir a correr tras ellos.

Miedo: "los perros huelen el miedo". Siempre se ha dicho así y, aunque no se sepa muy bien si es verdad, lo mejor es mantener la calma si te sientes amenazado por un perro y nunca mirarle a los ojos: solo espera a que se vaya.

Qué hacer en caso de mordedura de perro

Por supuesto, en caso de mordedura, lo más importante es limpiar las heridas con agua y jabón y fijarse en el tamaño de las mismas: si son grandes necesitarán atención médica. Lo siguiente es verificar los registros de vacunación del animal para conocer si es posible que tuviera alguna enfermedad contagiosa a humanos; esto lo podrás hacer en el veterinario aunque, eso sí, si el perro es callejero es mejor optar por ir directos al centro de salud más cercano.

Ángela R. Bonachera

Te puede interesar:

- Las mascotas y los niños según su edad

- Los niños confían más en sus mascotas que en sus hermanos

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.