Actualizado 23/02/2020 8:00:01 +00:00 CET

Nuevas tecnologías: luces y sombras, según los pediatras

Conocer las luces y las sombras de las nuevas tecnologías ayuda a que los niños aprendan a usar de la mejor manera estos dispositivos.
Conocer las luces y las sombras de las nuevas tecnologías ayuda a que los niños aprendan a usar de la mejor manera estos dispositivos. - ISTOCK

El S.XXI es la época de la expansión de las nuevas tecnologías. A finales del siglo pasado estos dispositivos comenzaron a hacerse un hueco en los hogares de todo el mundo y en la actualidad son una herramienta presente en todas las familias. De hecho, si bien las generaciones pasadas tuvieron que adaptarse a estos avances, las nuevas han nacido rodeados de ellas.

Una situación que les brinda grandes ventajas, como por ejemplo el acceso a grandes bancos de información. Sin embargo, tampoco pueden eludirse los peligros que traen consigo las nuevas tecnologías. En definitiva, estos dispositivos tienen luces y sombras, de los que dan cuenta los profesionales de la Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria, AEPap, para que los padres enseñen a sus hijos a hacer un buen uso.

Un mundo tecnológico

Tal y como indican desde AEPap, en la actualidad los hijos con un dispositivo tecnológico han nacido entre sus manos y lo manejan, casi a la perfección, desde bien pequeños. De esta forma, internet abre la puerta de un gran mundo, facilitando el trabajo, permitiendo la comunicación, a pesar de la distancia. Pero en muchos casos se presta demasiada atención a estas pantallas, casi 24 horas al día.

El auge de todas estas nuevas tecnologías ha traído consigo cosas buenas y otras no tan buenas, incluso peligrosas o dañinas para los hijos. La experiencia de los profesionales (informáticos, policías, psicólogos, pediatras, neurofisiólogos, pedagogos, profesores*) está poniendo en evidencia los riesgos a los que nuestros hijos pueden estar sometidos si no se conocen y se tomas medidas para evitarlos.

Sexting, grooming, abuso de las tecnologías. Son solo algunos ejemplos de los peligros de internet, y que se derivan de una ausencia de control acompañamiento durante el aprendizaje de su utilización. En algunos casos, incluso aparecen trastornos del sueño, derivados de la dependencia de estas pantallas (caso del vamping).

Aprendiendo a usar las tecnologías

Como se ha dicho, los problemas de las nuevas tecnologías surgen cuando los padres no acompañan a sus hijos en el aprendizaje del manejo de estos avances. Por ello, desde AEPap se brinda este listado para una buena praxis en este sentido:

1. Las nuevas tecnologías pueden ser muy positivas para el aprendizaje de niños y adolescentes, permitiéndole adquirir habilidades que necesitará en el futuro.

2. Un mal uso de las nuevas tecnologías puede generar problemas físicos (dolor de espalda, fatiga ocular, problemas del sueño, sedentarismo*), académicos (menor concentración o rendimiento*), psíquicos (adicción, estrés*) y sociales (aislamiento, perdida de interés*.)

3. Los padres deben formarse e informarse para educar a sus hijos en un uso responsable. Sea un modelo para ellos, estableciendo normas y poniendo límites, como por ejemplo prohibiendo su uso durante la noche y durante las comidas guárdelas en un lugar común, respetando los momentos de comunicación familiar y el descanso.

4. Evitar que los niños accedan a contenidos de riesgo. Para ello se recomienda establecer programas de control parental, teniendo en cuenta la orientación por edades y temáticas de los videojuegos y programas de entretenimiento (código PEGI).

5. Proteger todos los dispositivos con conexión a internet con antivirus, bloqueos de pantalla, contraseñas y códigos fuertes. Hay que mantener una actualización de los sistemas operativos y sus programas.

6. Hay que atender a los contenidos que los niños suben a internet, transmitiéndoles el valor de la privacidad propia y de los demás. Este contenido permanece para siempre en internet, y no se puede modificar, compartir y puede permanecer para siempre.

7. El respeto a los demás siempre debe imperar, en especial a la hora de utilizar redes sociales y otras herramientas de contacto

8. Los menores no debe contactar ni seguir en redes sociales a quien no conoce en la vida real.

9. A veces los problemas relacionados con las nuevas tecnologías se detectan tarde. Por ello hay que implantar una buena comunicación con los hijos, prestando atención a cambios físicos, emocionales o del comportamiento.

10. Ante un caso de sospecha o certeza de ciberacoso o grooming se debe actuar siempre de forma inmediata. Hay que alejarles del acosador y denunciar el hecho. Si la situación es grave pida ayuda a un profesional (pediatra, psicólogo, psiquiatra o policía experto en delitos tecnológicos).

Damián Montero

Te puede interesar:

Nuevas tecnologías en el colegio, sus beneficios

- Protección de los hijos de los peligros de internet según su edad

- Cómo proteger a los hijos de los peligros de internet

- Casi un millón de jóvenes en riesgo de adicción a internet