Actualizado 29/01/2021 10:56 CET

Provención, una nueva corriente pedagógica más allá de la prevención

La nueva corriente pedagógica es ir más allá de la prevención
La nueva corriente pedagógica es ir más allá de la prevención - ISTOCK

En todos los colegios surgen conflictos entre alumnos, profesores y padres, aunque no todos tienen la misma gravedad, ni todos se pueden prevenir. Para saber sacarle partido a esos problemas que van a surgir y que todos tenemos que aprender a gestionar es imprescindible saber provención, una nueva corriente pedagógica que va más allá de la prevención.

Hay realidades que, por su impacto, parecen coparlo todo y hacen desaparecer otros aspectos menos llamativos de la cotidianeidad. Mientras los padres nos agobiamos con el acoso escolar -grave, pero menos habitual de lo que creemos- los colegios tienen que gestionar otros problemas de convivencia en las aulas.

Pensar en un centro escolar en el que no haya problema alguno de convivencia es una utopía. Los conflictos en el aula existen y existirán siempre. No es nuevo y no hay forma de evitar que surjan, porque los conflictos son inherentes a las relaciones interpersonales -entre profesores y alumnos y entre los propios alumnos- y llegarán de forma espontánea.

Por eso, la clave para manejar bien los problemas en los centros educativos -incluido el tan comentado acoso- está en que los profesores y responsables estén bien preparados para lograrlo.

Antes, durante y después del conflicto en la escuela

Ese es el objetivo que persigue el profesor Pedro María Uruñuela, experto en asesoramiento pedagógico en materia de convivencia, con su libro Trabajar la convivencia en los centros educativos (Narcea). Su planteamiento es sencillo: puesto que siempre habrá conflictos en el aula, el reto está en sacarles partido, en aprender a controlarlos, resolverlos, y aplicarlos para otras situaciones. De modo que lo que trae Uruñuela a esta obra es todo lo que se puede hacer antes, durante y después de un conflicto en la escuela.

El autor va mucho más allá del llamado 'acoso escolar' que los medios de comunicación han convertido en tan popular gracias a unos cuantos casos marcados por el morbo y exprimidos hasta la saciedad. No lo olvida pero lo engloba dentro de los problemas que deben afrontarse en el aula. Un aula que, si bien experimenta los mismos enfrentamientos que hace siglos, tiene matices diferentes que cambian la forma de entender la convivencia.

Estamos en el siglo de la tecnología pero no ha ido de la mano de la ética. Y el individualismo que trajo consigo el racionalismo necesita de una revisión para evitar los conflictos en el aula, que requieren de la idea de solidaridad para solventarse.

¿Qué ha cambiado en los colegios?

Pero si estos problemas siempre han existido, ¿qué ha cambiado para que los centros educativos necesiten prestar una atención mucho mayor a este fenómeno? El profesor Uruñuela detecta varios elementos.

En primer lugar, el docente no está preparado porque su formación no ha incluido una capacitación adecuada contra estas situaciones. Los maestros de Infantil y Primaria adquieren ciertos conocimientos sobre este problema a lo largo de su carrera universitaria. Pero los profesores de Secundaria, el espacio en el que las conductas disruptivas se convierten en más problemáticas, solo han recibido unas someras lecciones teóricas sobre pedagogía, poco especializadas para responder a los conflictos.

Además, otro de los problemas con los que se están enfrentando los profesores es la falta de autoridad de los docentes. Son numerosos los factores que confluyen en este punto y, por tanto, numerosas también las vías de actuación para recuperar esta autoridad.

Un primer aspecto radica en la legislación y la consideración que se tenga en ella del profesor, lo que le confiere una potestad de partida que ayuda a ganar la autoridad. Pero también afectan aspectos que se escapan al profesor, como la consideración que tiene su labor en el conjunto de la sociedad o el respeto que se le profesa en el seno de las familias.

Una última cuestión que destaca este autor es la necesidad de cambiar el tradicional acercamiento reactivo a los problemas en el aula por lo que una corriente pedagógica llama "provención". Más allá de la prevención, la idea que proponen es que el docente esté preparado no solo para resolver conflictos, sino para utilizarlos para el crecimiento de toda la comunidad educativa.

Victoria Molina
Asesoramiento: profesor Pedro María Uruñuela, experto en asesoramiento pedagógico en materia de convivencia, con su libro Trabajar la convivencia en los centros educativos (Narcea)

Te puede interesar: 

- Claves para conseguir que se respeten las normas en el colegio

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Cómo luchar contra el acoso escolar

- El entorno digital en el aula: aprender de otra manera